Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 5 de diciembre de 2022

Escritorio

Políticos llaman a ejercer liderazgos luego de desaprobación a Michelle Bachelet

La crisis política y el alejamiento de la élite de la ciudadanía terminó por alcanzar a la Presidenta Bachelet, quien muestra en este mes de marzo su peor desempeño histórico en la encuesta Adimark. Mientras desde el oficialismo y la oposición llaman a “hacerse cargo”, “ejercer liderazgos” y “alcanzar acuerdos” para revertir una crisis que parece no tener marcha atrás, otros ven como única salida la presión social y una enérgica explosión de “la calle”

Héctor Areyuna

  Jueves 2 de abril 2015 11:03 hrs. 
Bachelet-China-1024x768

Compartir en

La evaluación de la gestión de marzo de la Presidenta Michelle Bachelet fue negativa ya que la Mandataria obtuvo solo un 31 por ciento de aprobación en la última encuesta Adimark. Al mismo tiempo, su porcentaje de desaprobación alcanzó un 61 por ciento.

El mes recién concluido estuvo marcado por los desastres naturales en el territorio nacional, mientras que en el escenario político “las tormentas han sido no menos dañinas”, indica la consultora, aludiendo a los casos Caval, Penta y la arista SQM; perjuicios que han alcanzado a toda la clase política.

Ante el mal escenario del Gobierno y el oficialismo, el presidente del Partido Socialista, Osvaldo Andrade asumió la gravedad de la crisis reconociendo que “la encuesta es preocupante, es una situación compleja y hay que hacerse cargo de lo que señala. Las encuestas siempre son fotos, pero cuando hay una seguidilla de fotos relativamente similares, hay que preocuparse y ocuparse de ellas”.

En Renovación Nacional apostaron por aprovechar los resultados para emplazar a la Jefa de Estado a ejercer su liderazgo para revertir la crisis política.

Así lo expresan las palabras del diputado Alejandro Santana quien si bien apunta que los indicadores asociados a salud, a delincuencia, a empleo, a emprendimiento y otras variables están muy mal evaluadas, “es el minuto que la Presidenta de un golpe de timón, tome el liderazgo que todos los chilenos esperan. No es posible tener un nivel de rechazo como el que hoy día conocemos para el Gobierno y la clase política. Esto no da para más. Chile, a este ritmo, se va al despeñadero”, concluyó.

El senador de la UDI, Hernán Larraín, quiso ser más cauto reiterando que la crisis política es transversal, pero al mismo tiempo repitió la cuestionada idea de “buscar un acuerdo nacional para cambiar el rumbo de lo que está haciendo el país, no sólo para tener una agenda de probidad y transparencia, sino que también buscar un acuerdo para tener una agenda que se haga cargo de los problemas de la gente”.

“La crítica ciudadana es una: “no confiamos en ustedes”, y dos: “ustedes están preocupados de sus problemas y no de los de la gente””, añadió el ex presidente del gremialismo.

Enfatizando en su lejanía con el duopolio político, el ex vicepresidente de la FECh, dirigente de Izquierda Autónoma, Francisco Figueroa, subrayó la necesidad de que el movimiento social haga sentir su malestar más fuerte que nunca en las calles, ejerciendo una presión que demuestre “a los políticos que no hay espacio ya en este país para que se sigan tomando estas decisiones en contra del interés de la mayoría. Los políticos viven en otro planeta y si no se sale a la calle ellos insistirán en sus resoluciones autoritarias”.

Además, el ex candidato a diputado por Ñuñoa y Providencia subrayó que tiene que hacérsele ver “al conjunto de la sociedad chilena que hay otra política posible”.

Al igual que otros actores sociales y políticos Figueroa expresó que la última encuesta Adimark marca una nueva etapa en la crisis de deslegitimidad ya que esta alcanzó a la Presidenta Michelle Bachelet, quien mantenía un capital político hasta ahora distante de la mala evaluación de su coalición política, la Nueva Mayoría y la ex Concertación.

Síguenos en