Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 21 de mayo de 2024


Escritorio

U. Arcis: Conflicto entre estudiantes y rectoría marca inicio del año académico

En el primer día clases en la Universidad Arcis, la rectora Elisa Neumann aseguró que apelará al segundo informe del Ministerio de Educación, mientras estudiantes, profesores y trabajadores se reúnen para agendar futuras movilizaciones intentando superar la crisis financiera con apoyo del Estado.

Tania González

  Lunes 13 de abril 2015 17:29 hrs. 
ARCIS

Compartir en

Con baja asistencia de alumnos y profesores en clases comenzó el año académico en la Universidad Arcis. Esto luego de que el Ministerio de Educación decidiera, de acuerdo a los resultados de su segunda  investigación, designar un administrador provisional en la casa de estudios.

Al plantel le quedan 10 días para hacer sus descargos y ya la rectora de la universidad, Elisa Neumann declaró que este “informe se hizo de manera acelerada y básicamente con testimonios de prensa”. De la misma forma explicó que van a “apelar y entregar los antecedentes que muestran que a pesar de las dificultades económicas aquí se sigue impartiendo academia, tomando exámenes de grado y ejerciendo la docencia”.

La rectora consideró como parte de lo habitual la inasistencia de estudiantes en las primeras clases.  Mientras sobre los posibles auto despidos de profesores y trabajadores, indicó que aún no cuenta con la carta certificada que oficialice esas decisiones, pero ante esta presunta situación, ya se barajan reemplazos.

Para Elisa Neumann, la Universidad Arcis está en condiciones de solventar el año 2015 pero no de responder al déficit que dejó la administración anterior. Además explica que hay técnicos y profesionales dispuestos a realizar actividades en la universidad, por lo que llamó a los estudiantes paralizados a ingresar a las clases, evitando que se cierre la institución.

Con 6 alumnos en aula, Juan Arenas, profesor de la escuela de Derecho del plantel señaló que los temas académicos nunca fueron un problema para la acreditación.

“Mi relación con la Universidad Arcis es de alrededor de 20 años y nunca ha sido un parámetro el tema financiero, por ende mientras haya un estudiante que quiera que yo le imparta mi cátedra, lo voy hacer. Mi compromiso es con los valores de la universidad, más allá de las personas y de las organizaciones que existan coyunturalmente”, afirmó el académico.

Con una opinión distinta a la de Juan Arenas, Cristian Cortés, presidente del sindicato N°2 de funcionarios y académicos de la Universidad Arcis, especificó que hace seis meses tienen sueldos impagos y hay deuda de cotizaciones. De este modo, dio el visto bueno al administrador provisional siempre que se encargue de regularizar las remuneraciones y no de cerrar la universidad.

“Históricamente hemos estado funcionando a través de turnos, estamos asumiendo nuestro trabajo con la idea de no fallarle a los estudiantes porque los trabajadores y docentes son los que finalmente hacen que funcione esta casa de estudios. Creemos en su proyecto crítico y distinto como necesario para el país”, aseveró el presidente del sindicato N°2 de funcionarios y académicos.

Por su parte el vocero de los estudiantes, Manuel Erazo, criticó que en la Universidad Arcis solo queden profesores serviles a rectoría, y advirtió que la baja asistencia de alumnos continuará durante todo el año.

“Hay una falta ética, no podemos generar una cierta normalidad cuando en realidad la universidad no está normal. Hoy el sindicato plantea un auto despido masivo y en suma han renunciado unos 200 trabajadores. Cerca del 75 por ciento de la matrícula emigró a otras universidades, entonces esa supuesta normalidad se intenta plantear desde rectoría apelando a los profesores que trabajen voluntariamente”, aseguró Erazo.

Después de dos semanas del compromiso de la diputada comunista Camila Vallejo con los estudiantes para gestionar una reunión con autoridades del Ministerio de Educación, Erazo reprocha que no se haya dado la cita. Sin embargo dio el visto bueno al segundo informe del Mineduc que demuestra preocupación por la casa de estudios, aunque no comparte la idea del administrador provisional como interventor del Estado, puesto que en su opinión, no aportaría con recursos.

Síguenos en