Diario y Radio U Chile

Año XI, 17 de julio de 2019

Escritorio

Políticos valoran reinscripción de militantes como medida de transparencia

La depuración de las nóminas de militantes de los partidos políticos asoma como una alternativa de transparencia en medio de la crisis política que afecta al país. El conocer el real alcance de las colectividades y acabar con las irregularidades aparecen como los principales motivos por los cuales algunos políticos adhieren a esta idea.

Héctor Areyuna

  Martes 21 de abril 2015 22:18 hrs. 
Servel

Una reinscripción de los partidos políticos ante el Servicio Electoral significaría una modificación completa del padrón de militantes. Hasta el 2009 la Democracia Cristiana encabezaba el listado de partidos con más afiliados (117 mil), y le siguen el PS (109 mil) y el PPD (99 mil).

Sin embargo, las eventuales irregularidades cometidas para reclutar militantes, así como la inscripción de firmas falsas que han sido autentificadas ante notarios públicos, plantean la necesidad de regular esta situación.

Por esto, si la Comisión Engel llegase a plantear una medida de este tipo, es bien recibida en parte del mundo político. Así lo expresó el vicepresidente del Partido Socialista, Alfonso de Urresti.

“Todo proceso que avance en transparentar y sincerar la cantidad de militantes, recordemos que hay muchos partidos que fueron inscritos recién recuperada la democracia, gente que participó y luego se retiró, sin duda, puede ayudar a tener un padrón más depurado, una vinculación más efectiva de los militantes de cada partido. Creo que es una iniciativa interesante”.

Igualmente, el vicepresidente del PPD, René Jofré valoró la idea, sin embargo aseguró que esta no aporta como solución a la crisis política.

“Desde un punto de vista teórico creo que es una buena medida, pero no veo cuál es la relación directa con la crisis política de hoy que tiene que ver con irregularidades más bien radicadas en la relación política y negocios, empresas, grupos económicos, que alrededor de los partidos”.

Ante esto, la doctora en Ciencias Políticas y académica del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, Claudia Heiss, calificó la idea como radical y muy importante, por cuanto se verán cambios grandes en los partidos más tradicionales, donde es sabido el manejo de los padrones por sus corrientes internas.

“Hay mafias dentro de los partidos que le han hecho mucho daños a la democracia y a los propios partidos. Hay personas que son los dueños de los padrones, no le rinden cuentas a nadie, no existe ningún sistema de escrutinio externo de lo que pasa al interior de los manejos de los padrones de los partidos. Entonces, la persona que gana las elecciones tiene muchas posibilidades de abusar del poder y apropiarse de los listados internos y determinar quién vota y quién no”.

En ese sentido, la académica cree que las malas prácticas transversales en que han incurrido las colectividades nacen de estas irregularidades, lo que justifica esta reinscripción.

“No pueden ser sólo maquinarias de poder ni agencias de empleo. Los partidos políticos tienen que ser espacios donde se expresen ideas de sociedad, donde la gente pueda verter sus distintas opciones de política pública, de lo que quieren que sea Chile, las instituciones y que esas ideas se lleven a la esfera pública. Para que eso ocurra hay que evitar las malas prácticas de las que han estado llenas todos los partidos desde la izquierda a la derecha”.

Junto a la depuración y la evidente caída que ocurriría en el número de militantes por partidos y la eventual fuga de adherentes, la depuración de los partidos políticos serviría además para avanzar en la raigambre que estos debiesen tener con los intereses de la ciudadanía, sostienen los entrevistados.