Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de febrero de 2020

Escritorio MENÚ

Cenizas del Calbuco acenturían sus efectos en los próximos días

En el úlitmo informe del Sernageomin, se recomendó el uso de mascarrilla, incluso en zonas alejadas al volcán, por ejemplo en Pucón.

Diario Uchile

  Domingo 26 de abril 2015 11:58 hrs. 

En la última entrega de información a la prensa, el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), a cargo de la Red Nacional de Vigilancia Volcánica de Chile, advirtió que el impacto de las erupciones de cenizas del volcán Calbuco, en la región de Los Lagos, podría acentuarse en los próximos días, sobre todo sobre las regiones aledañas y territorio argentino, sin descartarse que el material más fino continúe llegando a la zona central, aunque todavía en cantidades menores y a gran altura en la atmósfera.

En cifras, el director nacional de la institución, Rodrigo Álvarez Seguel, dijo que “ya se han emitido 210 millones de metros cúbicos, lo que es considerable si atendemos que cada metro cúbico significa cerca de 1 tonelada de material volcánico, que se expande principalmente hacia el noeste del volcán. Esta es una noticia delicada para las regiones aledañas al Calbuco y para las provincias argentinas de Neuquén y Río negro, aunque el efecto ya se nota incluso en Buenos Aires”.

La entidad recomendó el uso de mascarillas, incluso en zonas alejadas del volcán, como por ejemplo Pucón. “Las partículas aún más finas se desplazan a mayores distancias, alcanzando incluso la zona central de Chile, probablemente sin precipitar sobre la superficie, pero obstruyendo en parte la visibilidad y el tráfico aéreo. Este ejemplo permite observar cómo los efectos de una erupción explosiva se extienden mucho más allá de la zona cercana al volcán en erupción, poniendo en alerta al sistema de protección civil de la Onemi”, señala la institución geológica.

Según los pronósticos de meteorología, se esperan lluvias para los próximos días. Por ello, el comandante en jefe de la III Brigada Aérea, Jorge Gebauer reconoció en una entrevista de prensa, que la conjunción entre lluvia y emisión de ceniza, “que obviamente va a afectar los cauces de los ríos y provocará peligro de lahares e inundaciones”, es la peor amenaza que enfretan en la actualidad.