Diario y Radio U Chile

Año XIII, 16 de junio de 2021

Escritorio MENÚ

Familiares y dirigentes de la FECh insisten en reapertura del caso de Patricio Manzano

La investigación sobre la muerte del estudiante de la Universidad de Chile Patricio Manzano, ocurrida en el arco de unos trabajos voluntarios en 1985, tuvo un nuevo capítulo este lunes ya que, cuando la Corte de Apelaciones decidió suspender los alegatos que se debían llevar a cabo este lunes, debido a la recusación a uno de los integrantes del tribunal que el abogado de Alberto Cardemil realizó. Familiares y la presidenta de la FECh esperan que a 30 años se logre hacer verdad y justicia en este caso.

Paula Correa

  Lunes 18 de mayo 2015 15:22 hrs. 
Patricio Manzano


Para la mañana de este lunes se habían fijado los alegatos para decidir la reapertura del caso de Patricio Manzano, estudiante de la Universidad de Chile que falleció en el marco de los trabajos voluntarios de verano de la FECH de 1985.

Sin embargo. Raúl Tabolari, abogado de Alberto Cardemil, ex subsecretario del Interior, recusó a uno de los integrantes de la Corte de Apelaciones, con lo que se suspendió la audiencia.

Recordemos que Patricio Manzano falleció de un paro cardiaco en la actividad, que fue prohibida por la dictadura, pero que los estudiantes insistieron en realizar, lo que finalizó con 201 jóvenes detenidos, sometidos a una fuerte represión y torturas ante el desacato.

Marcela Campos, del Colectivo Patricio Manzano afirmó que el dirigente murió “por la lógica de una dictadura militar que protege de una manera sacrosanta a la propiedad y ve a sus enemigos en los intentos democratizadores del año 85, que encabezó la FECh”, ya que no en vano se prohibieron de manera inaudita los trabajos voluntarios para luego proceder a la detención brutal de los estudiantes.

Cabe señalar que el abogado Hernán Montealegre y los juristas del Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior, quienes representan a las hermanas Manzano, habían solicitado a la Corte que se realizaran los peritajes conducentes a demostrar que la muerte del joven no se debió sólo a un descuido al no informar su condición previa de Salud, como lo planteó el entonces ministro del Interior Sergio Onofre Jarpa y los medios de comunicación de la época.

Esta tesis ha sido apoyada por distintos estamentos de la Universidad de Chile, desde su rector Ennio Vivaldi, el Senado Universitario y la Federación de Estudiantes, quienes en enero pasado presentaron un “téngase presente” incorporándose a la solicitud de investigar.

La presidenta de la FECh, Valentina Saavedra indicó que este caso le llega a toda la comunidad de la Universidad de Chile “muy de cerca” sobre todo, afirmó, “cuando hemos perdido a dos compañeros en instancias muy similares, en instancias de protestas, donde uno quiere relevar sus ideas y poner sobre las mesa las transformaciones que Chile necesita. Por esas mismas causas peleaban los compañeros en los años 80”.

Para la líder estudiantil el que se aplace la discusión “dice mucho de las voluntades, el miedo que se tiene a que se reabra la investigación” y pone en duda la real voluntad de los Tribunales de esclarecer este caso. Pese a esto afirmó que van a seguir presentes en todas las instancias que surjan para que se haga Justicia en este caso.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.