Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 1 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Clima de nerviosismo en la Nueva Mayoría a la espera de la declaración de Giorgio Martelli

A la espera de la declaración en la Fiscalía del ex recaudador de la Concertación, Giorgio Martelli se habla de un clima de nerviosismo al interior de la Nueva Mayoría, que sus principales líderes se encargan de desmentir, mientras desde diversos sectores se levantan críticas al trabajo parlamentario en materia de probidad y transparencia, así como también en su rol fiscalizador.

Paula Correa

  Miércoles 20 de mayo 2015 21:32 hrs. 
martelli


La jornada del miércoles fue movida en la arena política y judicial luego de que se conociera que SQM, Celulosa Arauco y Empresas Copec S.A realizaron pagos por 431 millones 499 mil 332 pesos, según consta claramente en los registros contables entregados por Asesorías y Negocios SpA, empresa de propiedad de Giorgio Martelli el lunes pasado a la Fiscalía Nacional. Este antecedente vino a poner más expectación sobre la declaración del operador político, la que fue aplazada para la próxima semana.

Luego de participar en la comisión de Constitución del Senado, el fiscal Sabas Chahúan afirmó que van “a citar, a formalizar eventualmente, y a acusar a todos los que hayan cometido delitos”. Con esto dejó la puerta abierta ante una posible citación a los integrantes del Grupo Angelini, quienes, recordemos también declaran en el caso de corrupción que involucra a la ex diputada UDI Marta Isasi en la Comisión de Pesca de la Cámara Baja.

El Fiscal Nacional comentó que esperan que durante los próximos días declare el reconocido operador político y recaudador financiero de la Nueva Mayoría, pero no precisó el día. Recordemos que el ex militante PPD había confirmado que este miércoles daría su testimonio ante el Ministerio Público, sin embargo, su defensa solicitó aplazar la audiencia, frente a la que existen fuertes expectativas.

La tensión de la espera

Se habla de un “clima de nerviosismo” al interior del conglomerado oficialista, ya que podrían conocerse nuevos nombres de involucrados en irregularidades. No obstante, los líderes de los partidos de la Nueva Mayoría se han mostrado llanos a investigar, han llamado a la calma y se han centrado en el trabajo parlamentario.

“No sé a qué se refieren con nerviosismo, no he notado a nadie nervioso en particular, que me haya llamado la atención”, afirmó el presidente del Partido Socialista, Osvaldo Andrade, quien indicó que el clima diario de “sonrisas, tallas y el apego a la tarea” es el de siempre, aunque remarcó que este es un momento especial porque están tratando de aprobar varias leyes antes del 21 de mayo.

Por su parte, el abogado querellante en el llamado Caso Penta-SQM, Mauricio Daza afirmó que existe un doble discurso: “obviamente que hay un nerviosismo no solamente en el sentido de desprestigiarse aún más en este discurso hipócrita, sino también por las aristas penales que esto involucra”, afirmó recordando que el financiamiento ilegal es un delito tributario.

Críticas al trabajo parlamentario

Daza además, sostuvo que hay que observar lo que está ocurriendo ahora mismo en el Senado, donde se está votando una ley a favor de la probidad en los distintos sectores de la Servicio Público, a quienes se les impone grandes obligaciones en los distintos ámbitos de la administración del Estado, pero se siguen estableciendo meras sanciones de multas económicas para quienes las infringen. “Al final se le pone un precio a vulnerar el principio de probidad”, afirmó.

Para el abogado, con esta medida que tildó de “incompleta” el país no se está haciendo cargo del problema de corrupción, transparencia y representatividad, y la crisis que se ha generado con ello. Además, sostuvo que han existido intentos de frenar el curso natural de la investigación, apuntando al rol que jugó el Servicio de Impuestos Internos bajo la conducción del ex director, Michel Jorrat.

El diputado liberal Vlado Milosevic, integrante de la comisión investigadora del Grupo Penta, afirmó que se requiere una legislación que aumente las penas en los casos de cohecho y que la Ley Electoral aplique más de un año después de la elección para poder detectar los abusos. “No sé cuál es la razón por la que la Nueva Mayoría está tan tranquilad. Hay mucho por hacer”.

Además, fue crítico sobre la voluntad de investigar, por ejemplo, a través de una nueva comisión, ahora puntualmente sobre SQM, afirmando que no ve la voluntad, ni de la Nueva Mayoría ni de la Alianza. “Más bien veo un ánimo de acallar la cosa, bajar el tono de las críticas y no seguir en la investigación, porque de lo contrario, van a salir ambos bloques (como ya han salido), más perjudicados”, dijo.

El Parlamentario afirmó que el trabajo de la comisión investigadora del Caso Penta fue muy difícil dada la nula voluntad de asistir que tuvieron los invitados, ex parlamentarios y legisladores en ejercicio, además del tono que se generó en el debate interno y añadió que “hoy se ven muchos discursos por la probidad y la transparencia, pero pocas acciones concretas”.