Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 18 de junio de 2024


Escritorio

Discrepancias sobre reinscripción de militantes marca proyecto de modificación a Ley de Partidos

La presidenta Michelle Bachelet presentó la reforma constitucional que reemplaza la ley de partidos políticos sin dar claridad sobre uno de sus más controversiales puntos: la reinscripción de partidos políticos, que luego de la negociación de los secretarios generales de la nueva mayoría pasará a llamarse proceso de "ratificación" de los padrones. Sigue además el conflicto en la oposición, por cuanto el Gobierno consiguió con Amplitud disminuir los requisitos para la conformación de partidos.

Héctor Areyuna

  Lunes 22 de junio 2015 20:16 hrs. 
Ley de partidos

Compartir en

Finalmente la presidenta Michelle Bachelet presentó el proyecto de ley que modifica la actual ley de Partidos Políticos, una reforma constitucional que forma parte de las medidas legislativas comprometidas en la agenda para la probidad y transparencia.

A través de esto se amplía el marco de actividades que pueden realizar los partidos políticos como plebiscitos, consultas y formación política, entre otras actividades, y se moderniza y simplifica el procedimiento de constitución, impidiendo el cobro por parte de los notarios al extender una escritura pública para su conformación.

Además, se extienden los derechos de los militantes, se establecen órganos mínimos de democracia interna, de cuotas de género y se establecen causales de disolución.

Sin embargo, queda pendiente uno de los aspectos más polémicos de la discusión pre-legislativa: la reinscripción de militantes, que ahora será un proceso de ratificación, esto luego de que los secretarios generales de la nueva Mayoría discutieran este punto durante el fin de semana.

Consciente de estas dificultades en la negociación, el presidente del directorio del Servel, Patricio Santa María enfatizó en la necesidad de este proceso que podrá ser profundizado en la discusión parlamentaria.

“Es un buen procedimiento el que va a asegurar un buen resultado, de tal manera que me parece que como está planteado el proyecto, el enriquecimiento que se va a hacer con los aportes en la Cámara de Diputados y el Senado, vamos a tener un buen proyecto en donde el Servicio Electoral está absolutamente disponible a colaborar. Somos conscientes de la importancia de que buenos partidos políticos, organizados, cumpliendo las funciones que establece la ley y financiados, son organizaciones fundamentales para el sistema democrático”.

Este lunes los secretarios generales del oficialismo mantuvieron la discusión sobre este plazo y la ministra (s) Secretaria General de la Presidencia, Patricia Silva, asegura que se otorgará un año para el proceso.

Desde la oposición criticaron los incentivos para la creación de partidos políticos. Según Mario Desbordes, de RN, crear una colectividad pasará a ser como crear una Pyme, cuestión que pactó el Gobierno con el movimiento político Amplitud durante la discusión del fin al sistema electoral binominal.

“Eso fue una irresponsabilidad del Gobierno para obtener los votos de Amplitud. Amplitud necesitaba que los requisitos para constituir un partido fueran mínimos. Hoy día es La Polar, llegar y llevar para constituir un partido político y eso no me parece bien. Tendremos que ver cómo se constituyen partidos políticos, van desapareciendo, van entrando y saliendo. Espero que no se produzcan incentivos económicos para constituir partidos como se constituye una pyme”.

Por su parte, el secretario general de Amplitud, Pedro Browne, criticó a la Alianza por defender la “libertad de emprendimiento, pero no querer más competencia”, y defendió la mayor participación que esto supondría, al tiempo que cuestionó los rígidos requisitos para obtener financiamiento que todavía se discute.

“Me parece que de nuevo aquí se quieren poner barreras artificiales, porque si hay una ley para establecerse como partido político y para mantenerse y se va a profundizar, eso deberían ser los requisitos para obtener financiamiento, y no ponerle una condición de una cantidad de representación parlamentaria, porque eso nuevamente es excluyente. Tenemos que generar condiciones de igualdad en la competencia política y no de estas tremendas diferencias de financiamiento que algunos quieren establecer para seguir monopolizando la actividad política”.

El presidente de la UDI, Hernán Larraín, por su parte alertó también la proliferación de partidos pequeños dirigidos “por caciques o caudillos, un arreglín que le hace daño a nuestra democracia”, acusó, adelantando la ingobernabilidad que a su juicio esto significará.

Síguenos en