Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 28 de enero de 2022

Escritorio MENÚ

Tramitación de Reforma Laboral en el Senado enfrenta a trabajadores y empresarios

El futuro de la Reforma Laboral ahora se jugará en el Senado, luego que la semana pasada la Cámara aprobara la iniciativa, sin embargo desde organizaciones laborales manifiestan su preocupación frente a la posibilidad de que se genere una nueva “cocina” tal como sucedió con la Reforma Tributaria.

Gonzalo Castillo

  Viernes 26 de junio 2015 10:31 hrs. 
trabajadores


Este martes el presidente de la Sofofa, Hermann Von Mühlenbrock se reunió con el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, en la cual le planteó, entre otros puntos, que la Reforma Laboral que se tramita en el Congreso, debe ser perfeccionada, en puntos como el reemplazo de trabajadores en huelga, así como el de la extensión de beneficios del sindicato, que están incluidos en la iniciativa legal.

El dirigente empresarial sostuvo que se propondrá la instalación de una mesa técnica entre distintos estamentos desde la CPC, la CUT, Pymes y emprendedores, entre otros, con el objetivo de abordar posibles modificaciones al proyecto de ley.

Desde el mundo sindical, si bien señalaron que se podría analizar la opción de formar parte de una eventual reunión de trabajo interestamental, de todos modos aseguran que cualquier modificación a la Agenda Laboral debe tender a la profundización de los beneficios para los trabajadores, considerando que la iniciativa que está en el Senado es ya un piso mínimo, tal como lo señaló el vicepresidente de la CUT, Nolberto Díaz.

“Para nosotros lo que salió de la Cámara de Diputados y fue al Senado es el piso mínimo para poder avanzar. La Nueva Mayoría tiene una gigante deuda con el mundo del trabajo, y no la paga con esta reforma, porque va incluso por debajo de su propio programa. Esta reforma tiene elementos que están incluso por debajo de lo que la propia Nueva Mayoría prometió. Por tanto, nosotros lo que esperamos que el Senado haga sea profundizar esta reforma. Si a eso están disponibles los empresarios, ningún problema para que armemos una mesa técnica, pero para profundizar la reforma”.

El presidente de la Central Autónoma de Trabajadores (CAT), Óscar Olivos sostuvo que un eventual encuentro de todos los actores del mundo laboral, debe involucrar la voluntad de alcanzar acuerdos reales, ya que si cada uno de sus miembros se sientan a la mesa con posturas irreductibles, no tendría sentido instalar un espacio de conversación que se convierta en un diálogo de sordos.

“Si los empresarios pretenden instalar una mesa para poner el reemplazo en huelga, entonces no sirve. Si nosotros vamos a poner una mesa para decir no a tal cosa, tampoco sirve, o si el Gobierno va a poner la mesa para tal cosa que no, entonces no sirve. La mesa tiene que ser para que el conjunto de los actores que están en la mesa, puedan discutir frente a frente, con seriedad y responsabilidad lo mejor que signifique que al país le vaya bien en su conjunto”.

Por su parte, el líder de la Asociación de Emprendedores de Chile, Juan Pablo Swett, indicó que su asociación se encuentra trabajando, junto a los gremios que agrupan a las grandes empresas, proyectando la instalación de esta mesa técnica, la que desde su punto de vista es la única manera de alcanzar un consenso sobre la Reforma Laboral.

“Hoy día, la multigremial de emprendedores estamos en una mesa sentados con la Sofofa, 50 gremios y las ramas de la CPC, en lo que hemos llamado el Comité Laboral Pro-Empresa, y siempre ha estado en la agenda sentar una mesa técnica con el Poder Ejecutivo y el Legislativo, léase el Ministro de Hacienda, la Ministra del Trabajo, y también los senadores de Trabajo y otros senadores también de la comisión de Hacienda, que nosotros creemos que también deben participar en esta mesa técnica, por lo tanto claramente estamos dentro del proyecto, nos queremos sumar a esa mesa técnica. Creemos que es la única forma de alcanzar un gran acuerdo nacional en esta materia”.

Otro de los puntos sobre los que plantearon su inquietud los dirigentes sindicales, tiene que ver con la tramitación de la Agenda Laboral en la Cámara Alta, tomando en cuenta las palabras que hace algunos días expresó el presidente del Senado, Patricio Walker, en orden a que esta iniciativa no debe afectar el crecimiento económico, por lo cual su percepción es que debe ser aprobada luego de llegar a un acuerdo amplio, tal como sucedió con la Reforma Tributaria.

Asimismo, el presidente de la Sofofa emplazó a que en el Senado se haga un trabajo de depuración de la Reforma: “Tenemos que seguir trabajando en el Senado para mejorar una reforma laboral que no es positiva para las empresas y tampoco es positiva para los chilenos”.

Todo esto en medio de las discrepancias que a nivel político y económico se han generado en las últimas semanas, sobre la necesidad de priorizar ciertas reformas del Programa de Gobierno de Michelle Bachelet, con el fundamento esgrimido por las cúpulas políticas de la Nueva Mayoría de cuidar el crecimiento económico, y que apelan al “realismo”.

Nolberto Díaz por su parte, advirtió que están atentos a que no se genere una nueva “cocina”, esta vez con la Reforma Laboral, y manifestó su desconfianza hacia los integrantes de la Cámara Alta que están siendo procesados por la Justicia, o que se han visto involucrados en financiamiento irregular de campañas, quienes podrían imponer la visión de las empresas en una eventual modificación del proyecto de ley que fuera aprobado por los diputados.

“Por supuesto que nosotros estamos en un estado de alerta, y nos preocupa el paso por el Senado. ¿Cómo no nos va a preocupar si están procesando a senadores por financiamiento irregular de campañas? El Parlamento tiene una parte de sus integrantes comprometidos frente a la Justicia con boletas ideológicamente falsas. Son boletas que vienen del mundo empresarial, vienen de las empresas de energía. Aquí ha quedado en evidencia que las empresas, ya no sólo Soquimich, sino que además Endesa y Enersis, estuvieron haciendo pagos irregulares a las campañas políticas”.

Díaz, además criticó el actuar del Gobierno en su relación con los empresarios, ya que a su juicio le ha prestado demasiada atención, en comparación con lo que ha escuchado al mundo de los trabajadores, ya que esta Reforma fue concebida para devolverles derechos a los trabajadores, no a los empresarios.

Por su parte, Óscar Olivos criticó a quienes han planteado que algunos aspectos de la Agenda Laboral pudieran contribuir a una ralentización de la economía chilena, como es el caso de la negociación por rama de actividad, la cual espera que el Senado pueda ser capaz de reponer en el proyecto ya que es una de las demandas más importantes para los trabajadores.

“El Senado va a tener la enorme responsabilidad de poder instalar, o reordenar algunas cosas. Ojalá que nosotros pudiéramos reinstalar el tema de la negociación por rama de actividad, un tema sentido de os trabajadores en general, y que no es el “cuco” como lo han puesto aquí, porque la verdad que no solamente el Gobierno, sino que los empresarios han puesto como que es el “cuco”, instalar una negociación por rama de actividad”.

“A lo mejor si le pudiéramos preguntar al país, si hiciéramos una encuesta claramente creo que estarían de acuerdo en que es mejor para Chile un gran acuerdo, llámesele “cocina”, llámesele despectivamente como quiera, pero yo creo que el país está esperando un gran acuerdo en torno a la Reforma Laboral, y no que se imponga una sola visión, que es lo que salió de la Cámara de Diputados en donde no hubo ningún tipo de trabajo, ningún tipo de análisis, donde solamente se recogió la visión de la CUT”.

Finalmente, la ministra del Trabajo, Ximena Rincón e el encuentro empresarial Icare de este miércoles, defendió la Reforma Laboral, y señaló que está convencida de que los empresarios quieren mejores ambientes de trabajo y apostar a mayor equidad, por lo que es necesario cambiar “las prácticas, modelos y conductas para lograr aquello”.