Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 3 de octubre de 2022

Escritorio

Los obstáculos que enfrentará Adriana Delpiano en Educación Parvularia

Especialistas señalaron que las principales dificultades que existirán al expandir la formación inicial son las altas exigencias que tendrán las educadoras de párvulo, para poder ingresar a estudiar esta carrera universitaria, en relación a los bajos incentivos que tendrán estas profesionales.

Rodrigo Rojas

  Lunes 29 de junio 2015 11:08 hrs. 
DIA DEL NIÑO

Compartir en

Diversos son los desafíos que enfrenta la recién asumida Ministra de Educación. Adriana Delpiano no solo deberá asumir las dificultades ocasionadas por la carrera docente o reforma a la educación superior. En un reciente estudio se evidenció la baja de matrícula en educación parvularia, situación que complica el ampliar la cobertura en ese sector educativo.

A pesar  de que las políticas gubernamentales intentan aumentar los cupos para niños de 0 a 4 años y reducir a la mitad la cantidad de alumnos por profesional en cada sala, la matrícula total de la educación parvularia ha disminuido en los últimos cuatro años.

La coordinadora Interáreas de Elige Educar, María Paz Medeiros, recuerda que el Gobierno prometió alcanzar 90 mil nuevos cupos en sala cuna y 34 mil en medio menor y mayor. Además de alcanzar un 91 por ciento de cobertura en el primer nivel de transición y un 99 por ciento, en el segundo. Asimismo, para el 2019 se esperaba reducir el número a 21 niños por educador.

Sin embargo, la cantidad de profesionales que hay en el sistema fue una de las primeras dificultades para concretar el compromiso de la Presidenta. En este sentido, en el último discurso de 21 de mayo, la mandataria modificó el objetivo planteado en un inicio. “Quiero reconocer que nos hemos encontrado con más dificultades de las que esperábamos al plantear esta meta. La principal de ellas es que las familias nos piden más cupos en niveles medios que en salas cuna. Y no podemos ignorar esta realidad.”, expuso Michelle Bachelet hace dos meses.

Según cifras del Consejo Nacional de Educación, en 2011 habían más 16 mil jóvenes preparándose para ser educadoras de párvulo. Esta cifra disminuyó en 113 en solo un año. Para 2012, la baja fue mucho mayor alcanzando una matrícula total de solo 15 mil 500 alumnas. En 2014 hubo 14 mil 800 universitarias estudiando Educación Parvularia. Y este año el número de estudiantes se redujo a 12 mil 800.

Una de las exigencias que se implementó en 2015, y que pudo haber cambiado el porcentaje de estudiantes en programas de Educación Parvularia, fue la exclusión de Institutos Profesionales y  de Centros de Formación Técnica en la formación de profesores.

Adelantar el ingreso a la carrera docente

Para Sylvia Eyzaguirre, investigadora del Centro de Estudios Públicos, en este nivel educativo existen tres problemas: una baja cobertura, falta de personal para expandir esta cobertura y una distribución homogénea de profesionales a lo largo del país.

Estas tres dificultades que enfrenta el nivel primario, también podrían verse afectadas por los nuevos requisitos que conlleva el proyecto Carrera Docente para el próximo año: 500 puntos como mínimo en la PSU o pertenecer al 50 por ciento superior del ranking de notas, para poder ingresar a estudiar pedagogía. Esto se suma a que las universidades que deseen impartir programas pedagógicos deberán estar acreditadas.

A pesar de que el incremento de las exigencias puede disminuir el número de futuras profesionales, para Sylvia Eyzaguirre son necesarios estos requisitos en la formación inicial.

“No nos sirve ofrecer educación parvularia de mala calidad eso es un gastadero de dinero que no aporta en nada. La literatura especifica que es preferible no ir a un centro de formación parvulario de mala calidad, porque los niños pueden quedar dañados si asisten a un centro de mala calidad.”, indicó la investigadora.

Entregar mayores incentivos es una de las soluciones que proponen las investigadoras para aumentar el número de educadoras de párvulo en el sistema educacional. En este marco, las especialistas pidieron adelantar el ingreso de las profesionales a la carrera docente. Desde el Gobierno han explicado que para que ocurra esto todos los establecimientos educacionales deben obtener un reconocimiento oficial y actualizar un currículum nacional que debe ser aprobado por el Consejo Nacional de Educación.

Desde Elige Educar, María Paz Medeiros explicó que el ingreso al sistema profesional docente se puede implementar en los establecimientos ya reconocidos y después avanzar progresivamente con el resto de las entidades. Para ella “en la práctica, se podría ir testeando con este grupo de profesionales, que posee características distintas al de los profesores. Incluso puede ser una oportunidad para ir mejorando las condiciones y las particularidades de este grupo.”

El ingreso de las educadoras de párvulo a la carrera docente por ahora está pensando para el 2020. Ese año más de 25 mil profesoras de educación inicial del sector público podrán integrarse al sistema profesional junto al resto de los pedagogos.

Síguenos en