Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

El Vaticano realiza el primer juicio a religioso por casos de pedofilia

Este sábado comienza el juicio contra el ex nuncio en República Dominicana, Józef Wesolowski, por presuntos abusos sexuales a menores y posesión de material "pornográfico-pederasta". El juicio concita gran expectativa en el marco de una anunciada reforma de la Iglesia Católica. Está en juego si cambia la forma en la que se enfrentará este tipo de abusos y los cambios que ha propuesto el Papa Francisco.

Paula Correa

  Sábado 11 de julio 2015 16:45 hrs. 





El religioso polaco, Józef Wesolowski, de 66 años, está desde septiembre de 2014 con arresto domiciliario en Roma, como medida cautelar por expresa decisión del Papa Francisco, debido a los “graves hechos de abuso a menores en la República Dominicana”.

El ex prelado está acusado de varios delitos cometidos durante los cinco años en que desempeñó el cargo de nuncio apostólico en ese país. Su enjuiciamiento ha sido posible gracias a la reforma al Código Penal, aprobada en 2013 por el Sumo Pontífice.

El vocero de la Conferencia Episcopal de Chile, Jaime Coiro, afirmó que esto es parte de la “mano dura” prometida por el Papa como un gesto ejemplar para los religiosos.

“Es coherente en el marco de la política que ha implementado el Papa Francisco y que ya había sido inaugurada en el pontificado de Benedicto XVI de tolerancia cero con los abusos contra menores de edad por parte de clérigos”, afirmó.

Coiro añadió que la señal que se está dando es clara y contundente: “No hay lugar en el sacerdocio para personas que abusan de menores de edad. No importa la jerarquía, el rango del clérigo, debe ser investigado y puesto a disposición de los tribunales competentes”.

El vocero recordó que el Papa autorizó el mes pasado juzgar por “abuso de poder” a las autoridades eclesiásticas que encubran a sacerdotes denunciados por esos abusos a menores o a personas vulnerables, como es justamente el caso de Wesolowski.

Por su parte, James Hamilton, querellante en la causa en contra del ex párroco de El Bosque, Fernando Karadima, e integrante de la Fundación para la Confianza, advirtió que el juicio Vaticano no está exento de irregularidades, ya que los religiosos buscarían juzgarse entre ellos y bajo sus propias condiciones.

“Es muy importante considerar que este nuncio fue pillado infraganti realizando actos de pederastia en República Dominicana, donde está siendo perseguido por la justicia. Es sumamente irregular que el Vaticano se lo lleve a Roma donde puede estar cuidado por religiosas o en otras condiciones, donde en el fondo lo que se está haciendo es salvarlo de la justicia local que lo que haría es meterlo a la cárcel como a cualquier ciudadano”, sostuvo.

Y es que el caso de Wesolowski es particular al estar en una misión diplomática. El teólogo Hugo Zepeda afirmó que en el juicio no habrá sólo penas espirituales, como ocurre en los procesos canónicos, sino que corporales y que, de acuerdo a los convenios de la Santa Sede con Italia, tendría que ser recluido a una cárcel Italiana. Sin embargo, al ser polaco, Polonia podría también pedir su extradición.

Es así como este caso propone desafíos en materia de la coordinación del Vaticano con los estados de los que provienen sus religiosos y sus fieles, en el marco de una reestructuración de sus procesos judiciales y la forma en la que se cimenta el poder al interior de la Iglesia.

Para el teólogo Álvaro Ramis, “es un terreno en disputa y por lo tanto hay avances y, al mismo tiempo hay profundas resistencias”.

Ramis indicó que, a su parecer, esta resistencia viene de las jerarquías locales; los obispos, los arzobispos, los cardenales, quienes no aplican los dichos y las disposiciones del Papa en el terreno y añadió que octubre o noviembre, en el Sínodo de la Familia, se van a zanjar muchas de estas tensiones.

Los analistas recuerdan que la Iglesia Católica no es una institución democrática, sino jerárquica, y que el proceso de transición será lento. No obstante, eso no deja conforme a las víctimas de los abusos, pues si bien en este papado se reconoce a la Santa Sede una serie de acciones, no hay medidas concretas, lo que lleva a la sospecha de que algunos son “vendedores de imágenes”, como sostuvo Hamilton.

Por lo mismo, están atentos al resultado de este primer juicio por pederastia que comienza este sábado y en el que Jozef Wesolowski arriesga una pena máxima de hasta 30 meses de cárcel y una multa. Sin embargo, según señaló el vocero del Vaticano, Federico Lombardi, podría haber atenuantes o agravantes.