Diario y Radio U Chile

Año XI, 20 de septiembre de 2019

Escritorio

Divisiones en la Nueva Mayoría enfrentan a las “dos almas” del conglomerado

El anuncio hecho por la presidenta de jerarquizar los compromisos adoptados durante la campaña han reflotado los resquemores que existen al interior del oficialismo, donde se reconoce la existencia de “dos almas” que se disputan la supremacía.

Claudio Medrano

  Jueves 16 de julio 2015 19:28 hrs. 
dos almas

Pese al esfuerzo comunicacional que se ha hecho para evitar un enfrentamiento público, los roces al interior de la Nueva Mayoría son cada vez más evidentes luego que el Gobierno comunicara la decisión de jerarquizar la agenda debido a la desaceleración económica del país.

Esto porque mientras unos abogan por respaldar sin matices las definiciones de la presidenta Michelle Bachelet en esta materia, otros presionan al Ejecutivo para que el programa se mantenga tal como fue comprometido en campaña, siendo la Democracia Cristiana y el Partido Comunista protagonistas de esta divergencia.

A este hecho se suma la postergación indefinida del cónclave que el Gobierno iba a realizar con la Nueva Mayoría para explicar los alcances de esta decisión y que es vista por los partidos oficialistas como la instancia para determinar qué visión se impondrá en el conglomerado.

En ese sentido en el PC son claros en señalar que “no se permitirán retrocesos en el programa” y ya han comunicado al Gobierno la inquietud de sus bases con el anuncio hecho por la Mandataria.

En efecto la diputada Karol Cariola sostuvo en nuestra emisora que “El descrédito de la política tiene que ver con esa actitud timorata y cobarde de plantear una propuesta y después recular”, refiriéndose a aquellos sectores de la Nueva Mayoría que han celebrado un eventual frenazo de las reformas.

Dicha aseveración se complementa en las palabras del diputado de la misma colectividad, Daniel Nuñez, quien hizo un llamado a alinearse detrás del programa, “lo importante es que todos los partidos reconozcan que nos unimos detrás de una propuesta de la Presidenta Michelle Bachelet, que hay cambios que la ciudadanía demanda y los partidos tienen que ceder para dar curso a lo comprometido en campaña”, sostuvo.

Fue el senador PS Juan Pablo Letelier quien señaló que las tensiones se producen, porque “estas dos almas que hay en la Nueva Mayoría, los voluntaristas y los conservadores, se quieren imponer”, si bien no se ha expresado públicamente, se reconoce al interior del oficialismo que esto hace referencia a las posturas que han adoptado la DC y el Partido Comunista.

En esa línea el vicepresidente de la Falange, Matías Walker, criticó los dichos de Letelier y reiteró que su partido no es responsable del giro adoptado por el Gobierno, “las palabras de Letelier son una caricatura, aquí no hay dos almas, acá hay prioridades que hemos compartido con la Presidenta de la República y sus ministros, pero claro algunos harán caricaturas para exacerbar las diferencias pero nosotros no caeremos en ese juego”, finalizó.

Pero hay quienes sí creen que la DC está presionando para detener las reformas, o por lo menos personeros de ese partido, así lo afirma el presidente del MAS Alejandro Navarro quien pidió al partido que encabeza Jorge Pizarro, una definición al respecto, “la democracia cristiana tiene que definirse porque lo que está haciendo es una contrarreforma, ellos que han sido tan estrictos en pedir orden a otros senadores, de otros partidos, hoy día tiene que decir si van a actuar como partido o éstas personas la interpretan”.

Esto en referencia a la actitud que han demostrado ex dirigentes demócrata cristianos, pero muy activos en los últimos meses, como el ex parlamentario Gutenberg Martínez quien ha hecho pública su satisfacción con lo expresado por el Ejecutivo.

El esperado cónclave anunciado por el Gobierno no tiene fecha aún pero los dirigentes de la Nueva Mayoría confían en que su fecha será anunciada dentro los próximos días.