Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 24 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ

Walker y Núñez proponen medidas para que el Congreso recupere la confianza ciudadana

En la primera Cuenta Pública del Parlamento, los presidentes de ambas cámaras hicieron una lista de acciones destinadas a recuperar la confianza ciudadana. Terminar con la relación entre el dinero y la política, y reformas como la educacional y constitucional se indican como prioridades parlamentarias.

Paula Campos

  Martes 21 de julio 2015 13:46 hrs. 
CONGRESO


Expectación, sin duda esa es la palabra que definió los instantes previos a la primera cuenta pública efectuada por el Congreso. A la cita, convocada por los dos máximos representantes del Parlamento, asistieron las más importantes figuras del país, encabezadas por la Presidenta Michelle Bachelet.

La idea impulsada por Patricio Walker (DC) y Marco Antonio Núñez (PPD) buscaba conectar de mejor forma la labor de ambas cámaras con la ciudadanía. Una medida que responde a la mayor demanda de transparencia exigida desde que estallaron una lista de conflictos de intereses que dejó al desnudo la cercana relación vivida entre políticos y el mundo empresarial.

Así, enmarcados en el simbolismo y republicanismo con el que se dotó a la ceremonia efectuada en el Salón de Honor del Congreso Nacional en Valparaíso, los jefes de senadores y diputados dieron inicio a una cuenta que repasó el accionar del Poder Legislativo por vez primera en una historia que se remonta a 1811, para ser más precisos, al 4 de julio de ese año, el día de su fundación.

El primero en exponer fue el Presidente de la Cámara de Diputados. Así, Marco Antonio Núñez inició su discurso hablando de la necesidad de la reforma a la constitución política. “Hemos concordado en avanzar en el control de la ética parlamentaria”. Nuevo organismo al que le corresponderá llevar un completo registro de las situaciones. También se refirió a la necesidad de fiscalización externa, como una de las medidas que están dispuestos a impulsar.

Así mismo, respaldó la transmisión de las sesiones de la Cámara y la asistencia “por sobre el 90 por ciento” a las sesiones de sala. En ese sentido, profundizó en su importancia, puesto que son los diputados quienes tienen el rol social de fiscalizar lo que ocurre en el país.

“La defensoría ciudadana necesita una ley orgánica que prontamente estudiaremos para dar curso a la medida”, dijo a raíz del proyecto del Ombudsman que por años busca ver la luz. Y al cambiar de tema, alabó el registro de lobistas y las indicaciones que han presentado en materia de acceso a cargos de alta responsabilidad. “A partir de ahora, el financiamiento de nuestras actividades de campaña debe ser fundamentalmente público. Sin ninguna posibilidad que lo realicen empresas que nos endeuden con sus intereses particulares”, enfatizó.

Además, destacó que hay más de dos docenas de proyectos trabajándose en materia de probidad con el fin de separar para siempre la cercanía del dinero con la política.  Así, pidió que se congelaran las dietas y los ingresos y llamó a que cuando se demuestre que hay una relación ilícita entre un diputado y una empresa, se determine la salida de la Corporación, con el fin de evitar que estas conductas se repitan.

En su exposición dijo que existen cuatro reformas centrales para el país, una de ellas la educacional. Particularmente resaltó que avanzan hacia la meta de gratuidad, al prohibir el lucro, el copago y la selección. “Los profesores, que se han movilizado, nos han recordado que no es suficiente y que sin una carrera docente regulada según sus condiciones laborales, no será posible una reforma para el bien de todos los sectores”, agregó.

También tuvo palabras para defender la aprobada Reforma Tributaria. “Constituye un paso firme hacia la superación paulatina de la desigualdad en el país. Un paso, cuyas eventuales externalidades negativas revisaremos con el Ejecutivo”.

Para 2015 cifró importantes desafíos, como la reforma constitucional, laboral y la de salud pública. Así, detalló lo aprobado en la Cámara en materia de trabajo y el equilibrio que se busca en la relación entre trabajadores y empleados. En salud, destacó el Fondo Nacional de Medicamentos para enfermedades de alto costo y la ley aprobada. Además, se refirió a la despenalización del aborto en tres causales y la despenalización del consumo de cannabis, pero fijó como pendiente la reforma a las Isapres, principalmente en lo vinculado a los derechos sociales y a los bienes de la agenda.

“Dejo para el final el mayor desafío, el constitucional. Proceso en el que la participación del Congreso de Chile es indispensable. Esta nueva Constitución continuará en los avances del fin del sistema binominal, pero no solo tenemos que solucionar el tema de cómo se accede a los cargos de representación popular. Además, será una herramienta efectiva en la búsqueda de igualdad y redistribución, no solo de riqueza, sino de oportunidades y sueños. En descentralización y en la plena aceptación de las minorías”, dijo en torno al tema.

Y finalizó asegurando que han asumido las demandas y aspiraciones ciudadanas. “Nunca es tarde cuando la probidad, la justicia, el bienestar y la igualdad de oportunidades de una nación plural están en juego”. Por eso dijo que no solo hay que legislar, sino de tomar un ejemplo personal y colectivo para nunca  más ser parte de las prácticas que menoscaban la confianza.

En el turno de Patricio Walker, el senador puso su atención en la intención de generar acercamiento con la ciudadanía. Además, llamó a fortalecer la confianza.  Un “objetivo alcanzable solo cuando se generen los mecanismos”, dijo.

“A partir de hoy los presidentes de los tres poderes del Estado rinden cuenta ante el país”, agregó y profundizó en la crisis de confianza que afecta a “las instituciones en general”, haciendo un llamado a que los parlamentarios trabajen activamente en la solución.

Chile enfrenta el índice de confianza más bajo en los últimos 27 años, lanzó el DC como uno de sus primeros titulares. Sin embargo, atribuyó la situación a un escenario que se comparte a nivel mundial.

“Este es nuestro tiempo de oír. Estamos en tiempo de reconfiguración de las relaciones. Estamos frente a una oportunidad de hacer las cosas bien. Más cuando este Parlamento fue capaz de poner fin al sistema binominal”, destacó.

En esa línea, se detuvo a reflexionar sobre la labor de conexión que hace el Congreso con las expectativas ciudadanas. Así, mencionó lo ocurrido en la Ley Emilia o la conocida como Ricarte Soto, por ejemplo. También, alabó el rol en los debates y foros a nivel mundial: “Con apertura, acogida y transparencia podemos acercar a las personas con la labor del Parlamento”, expresó.

En las soluciones, la democracia participativa y el impulso a la educación cívica forma parte de sus objetivos a mediano plazo. Así mismo, dijo que revisarían sus plantas profesionales para ver cómo éstas han evolucionado con el paso del tiempo: “Reconozco que no hemos estado a la altura de lo que nos piden. Las exigencias en materia de transparencia son mucho mayores hoy que en el pasado”. Por eso, dijo que trabajarán en una serie de proyectos para no reincidir en estos errores.

La Comisión de Probidad y Transparencia del Senado fue destacada en sus labores. Entre ellas, el rol que cumplió en la aprobación del proyecto de mayor fiscalización en materia de conflictos de interés. Así mismo, destacó que todos los senadores aprobaron la pérdida del cargo de aquellos que infrinjan gravemente la ley electoral: “Estamos hablando de medidas radicales, que duelan. La única posibilidad de recuperar la confianza de la ciudadanía”.

Aseguró que se centrarán en trabajar en el proyecto de Fortalecimiento a la Democracia, de modo tal, de “poner fin a la relación inapropiada entre dinero y política” y se comprometió a aprobar todas las iniciativas pro transparencia que se discuten. Además, dijo que promoverán un conjunto de reformas constitucionales que van a reforzar las iniciativas en trámite, una de ellas es crear una Dirección de Ética y Transparencia Parlamentaria, la que podrá cruzar la información de las declaraciones de transparencia de los parlamentarios con las materias que se discuten, con el fin de anteponerse a los posibles conflictos de interés. Otra de ellas, es elevar las sanciones que estas comisiones pueden imponer, llevarlas más allá del mero reproche ético.

Sobre asignaciones parlamentarias, destacó la ausencia de los congresistas en esta fijación. Situación que sólo ocurriría en Chile y Australia. Por eso, llamo a la entidad correspondiente, a cautelar el adecuado uso de éstas asignaciones. Momento en el que hizo alusión a que se pidió restringir estos dineros en época de campañas electorales.

Chile Compras será el portal permanente para acceder a los insumos, según explicó. También, dijo que trabajarán en elevar las multas en caso que los parlamentarios no asistan a las sesiones comprometidas.

Sobre la dieta, informó que acordaron que no exista reajuste para todos quienes están en el tramo superior de la escala de remuneraciones, dando un “gesto concreto” al resto del país.

Todas estas medidas fueron anunciadas, como explicó Walker, para reactivar la confianza. Mostrando así las cartas que se juega el Poder Legislativo para recuperar lo perdido. Acto seguido, llamó a no “lanzar acusaciones infundadas”, y a fortalecer el trabajo en conjunto entre las partes.

“Más allá de nuestros defectos y errores, trabajamos para construir un Chile mejor”, concluyó reforzando la idea de lo imprescindible que es el Parlamento, la política y su función. “Sin Parlamento no hay democracia y gobiernan los dictadores a su total arbitrio y los problemas de democracia se mejoran con más democracia”.

Pese a las buenas intenciones, hay quienes desde el mismo quehacer parlamentario califican de insuficiente la medida. Ejemplo de ello, son los diputados Giorgio Jackson (RD), Camila Vallejo y Karol Cariola, ambas representantes del Partido Comunista. A juicio de los jóvenes diputados esta medida no es suficiente, principalmente, porque no es una declaración de transparencia que dé cuenta de las acciones de cada uno de los miembros del Congreso (120 diputados y 38 senadores), sino que revela la situación institucional en la que se encuentran.

Sin embargo, destacan el acto, como parte de este “primer paso” para ir estrechando distancias entre una descontenta ciudadanía y la clase política, golpeada duramente por diversos escándalos de corrupción, como los investigados en Penta y SQM o Corpesca, entre otros.

En ese sentido, Álvaro Castañón, abogado y director de la Fundación Multitudes y miembro de la denominada Comisión Engel, defendió la puesta en escena y aseguró que ésta es una buena práctica para iniciar un nuevo ciclo en la relación. Así mismo, valoró el cumplimiento de un número importante de las medidas recomendadas por el grupo de expertos, asegurando que “se ha hecho más de lo que se sabe por la prensa”.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.