Diario y Radio Universidad Chile

Año XV, 7 de febrero de 2023

Escritorio

Caso Quemados: ex militares enfrentan cargos por homicidio calificado

Este viernes finalizan los interrogatorios a los 7 militares posiblemente involucrados en el “caso Quemados”, luego que arribe el cabo Sergio Hernández a las dependencias de los Tribunales del Juzgado de Familia en San Antonio 477 piso 14 donde el ministro de la Corte de Apelaciones Mario Carroza tiene su despacho.

Andrés Ojeda

  Jueves 23 de julio 2015 21:01 hrs. 
Ex militares por caso quemados son trasladados desde la PDI

Compartir en

Durante la jornada de este viernes, el juez Mario Carroza comunicará a los funcionarios en retiro del Ejército, los cargos que, eventulamente, serán de delito de homicidio calificado en grado de consumado y frustrado en los casos de Rodrigo Rojas de Negri y Carmen Gloria Quintana, respectivamente.

Hernández, luego de arribar desde Valdivia, será careado frente al testigo Fernando Guzmán lo que completaría esta primera ronda de interrogatorios.

Recordemos que en el segundo día, el ministro en visita Mario Carroza interrogó al sindicado por el testigo Fernando Guzmán como el autor material, el teniente de patrulla y actual asesor de operaciones del Estado Mayor de la  División del Ejército en Punta Arenas, Julio Castañer.

El oficial en retiro es acusado en el testimonio de Guzmán como quien amenazó a Carmen Gloria Quintana con un encendedor y la quemó viva, al igual que Rodrigo Rojas De Negri. El juez Carroza luego de escuchar la versión de Julio Castañer la enfrentó por medio de un careo con Fernando Guzmán para determinar cómo se desarrollaron los hechos. Así lo explicó el ministro Mario Carroza.

“Hoy (este jueves) concurrió el señor Guzmán y también están los cinco detenidos de ayer, con quienes se realizó diligencias de careo. Hoy día, además, llegó el señor de Punta Arenas que es el señor Castañer, quien está siendo interrogado y también deben hacerse careos con el señor Guzmán”.

El ex comandante del regimiento Dragones de Punta Arenas y ex profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Magallanes, Julio Castañer, sufrió una “funa” en el aeropuerto de esa ciudad por manifestantes que lo golpearon con diferentes objetos como un bidón y un cono de tránsito, además de gritarle asesino, alrededor de las 5 de la mañana, antes de ser trasladado a Santiago a prestar declaración ante el ministro Carroza.

El último integrante de la patrulla militar, Sergio Hernández, quien era cabo en ese minuto, será interrogado por el ministro Carroza y careado con Fernando Guzmán.

El objeto es determinar las responsabilidades penales, es decir, quiénes son los que serán formalizados por el delito de homicidio calificado y además, conocer detalles de cómo se gestó el proceso de encubrimiento orquestado desde los altos mandos del Ejército donde el General Santiago Sinclair sería un actor clave, según reveló Fernando Guzmán, por lo que el juez Mario Carroza no descarta que en un futuro pueda declarar, aunque aseguró que por ahora esa diligencia no está solicitada.

“Yo estoy precisando hechos que fundamentalmente manifestó el señor Guzmán, como también tengo que tomarle declaraciones a todos aquellos que componían la patrulla, porque no sólo se componían de oficiales y suboficiales sino que también eran gente de clase”.

El rol de Sinclair es clave o por lo menos el de los mandos medios que se habrían comunicado con él para orquestar el montaje, donde la voz oficial de la época sostuvo que tanto Carmen Gloría Quintana, como Rodrigo Rojas De Negri se habían quemado de manera accidental.

Por ello, el jefe jurídico del programa de Derechos Humanos, Rodrigo Lledó, no dudó en sostener que el más grave de esos hechos fue el encubrimiento que hizo el Ejército.

“Lo más grave esta finalmente en una operación de encubrimiento que tiene lugar tiempo después, de alto nivel, donde el alto mando del ejército de la época amenaza a los conscriptos para que no hablen e incluso también los premia, si es que ellos no hablan”.

Esta segunda ronda de interrogatorios podría determinar que no solamente los dos tenientes nombrados por Guzmán sean formalizados por el delito de homicidio calificado, porque los siete militares tuvieron participación en la quema, el traslado y el abandono de Rodrigo Rojas de Negri y de Carmen Gloría Quintana, lo que configuraría la existencia del delito, aunque se debería determinar el grado.

Caso Guillermo Herrera

Nuevos antecedentes se conocieron este jueves en el caso de tortura y muerte del profesor secundario Guillermo Herrera Manríquez quien murió el 5 de mayo de 1975, esto porque el historiador Gabriel Salazar prestó declaraciones en calidad de testigo en el despacho del juez Mario Carroza, que entre las 500 causas que lleva adelante se encuentra la del docente y estudiante de Ciencias Sociales del Pedagógico.

El profesor de Historia de la Universidad de Chile, Gabriel Salazar, narró cómo sucedieron los hechos que terminaron con la vida del docente quien era en ese minuto, militante del Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR).

Salazar además reflexionó sobre el silencio que han mantenido el Ejército y las Fuerzas Armadas en general, luego que se conocieran las declaraciones del ex conscripto Fernando Guzmán quien reveló los antecedentes que reabrieron el caso Quemados.

Sin embargo, Salazar indicó que es necesario que el resto de los militares revelen la información que mantienen en secreto porque esto los acercaría a la civilidad.

Síguenos en