Diario y Radio U Chile

Año XII, 12 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Sabag por Silber: la jugada DC para frenar el proyecto de despenalización del aborto

La Comisión de Salud votará la idea de legislar el proyecto y si bien la Nueva Mayoría tiene los votos para conseguir la aprobación, la DC cambiaría a uno de sus parlamentarios para sumar un voto en contra, lo que podría traer un nuevo revés al Gobierno.

Paula Campos y Raúl Martínez

  Lunes 3 de agosto 2015 19:30 hrs. 





Un nuevo examen rendirá la Nueva Mayoría. Este martes, la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados votará la idea de legislar la despenalización de tres causales del aborto, proyecto que ha mantenido la tensión en el bloque, levantando críticas de los sectores más conservadores del conglomerado.

Por ello, desde La Moneda han insistido en el discurso de la unidad por sobre las diferencias. En su última aproximación al tema, el ministro Vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, hizo un llamado a respetar los acuerdos generados en la campaña, pidiéndole a la Democracia Cristiana que cumpla con su palabra.

Sin embargo, la DC se declara en “libertad de consciencia”. Evidenciando las diferencias que el tema provoca en la interna partidaria, toda vez que hay quienes indican que no apoyarán la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo bajo estas tres causas, principalmente, por sus oposiciones a la causal de violación.

La presión a la falange no solo es desde el resto de la Nueva Mayoría. Organizaciones “pro vida” les han pedido que rechacen el proyecto, argumentando que atenta contra el derecho a la vida al permitir abortar en el caso de inviabilidad del feto, riesgo de vida materna y violación.

En este debate se ha movido durante el último mes el partido liderado por Jorge Pizarro. El siete de julio presentaron un documento para pedir formalmente al gobierno retrasar la votación en general, fijada originalmente para el 7 de julio. Plazo durante el que la Comisión ha seguido recibiendo opiniones sobre el proyecto y trabajando en sus indicaciones.

Ahora la estrategia de la DC contaría de un nuevo movimiento: el reemplazo del diputado Gabriel Silber por Jorge Sabag. Con el cambio, el partido se aseguraría de tener “todas sus visiones representadas”. Esto, considerando que Víctor Torres votará a favor y, eventualmente, Sabag se manifestaría en contra, marcando así una diferencia con el miembro original del grupo de debate.

El parlamentario afín a la corriente que lidera Gutenberg Martínez en contra del proyecto, declaró que “Con varios consejeros estamos muy preocupados de los aires que soplan al interior de la Nueva Mayoría, que terminan por arrastrar a la DC a posturas que no dicen relación con el humanismo cristiano. Con Gutenberg Martínez, Andrés Jouannet y un grupo hemos tenido coincidencias y estamos trabajando para que la DC no desdibuje su fisonomía dentro de la Nueva Mayoría”.

El cambio podría complicar al Ejecutivo, toda vez que se necesita mayoría simple para alcanzar la aprobación de la iniciativa. En una Comisión compuesta por trece nombres, bastarían 7 para lograr el objetivo, pero el frágil límite de un voto disidente podría impedir que se visara el proyecto comprometido durante la campaña.

Ocho de los integrantes son de la Nueva Mayoría. De ellos, siete votarían a favor. Sin embargo, una abstención o ausencia podría dejar la balanza inclinada hacia la postura de la Alianza, al no alcanzar el quorum necesario para seguir adelante y con la luz verde la Comisión de Salud.

De lo contrario, si bien no se complica el trámite legislativo del proyecto, porque al igual que el de Carrera Docente se emanaría con un informe negativo al hemiciclo, afectaría políticamente el discurso del Gobierno.

Un día después del cónclave, donde el llamado a la unidad fue transversal, La Moneda no pretende tener una nueva batalla mediática que difumine aún más esta idea de que todos caminan por un objetivo común. De no lograrse la votación, por la participación contraria de la DC, el gobierno nuevamente tendría que explicar cómo conviven las dos almas de la Nueva Mayoría, sin minar el camino de sus reformas y permitiendo cumplir con lo comprometido a la ciudadanía.

Última sesión en la Comisión

Este lunes, los integrantes de la instancia parlamentaria recibieron a las últimas organizaciones que abordaron el tema, el que debe ser debatido con altura de miras, como planteó el diputado y presidente de la comisión, Juan Luis Castro.

“Lo que no podemos permitir es que se intente hacer del proyecto de ley de aborto terapéutico una verdadera guerra santa. Eso no lo podemos permitir, yo llamo al control de las pasiones y de los arrebatos en momentos en que estamos en las próximas 24 horas a punto de legislar”, precisó Castro.

Mientras, Víctor Torres, lamentó los emplazamientos a los legisladores de este partido, a quienes incluso han calificado como “la última luz” que podría detener el proyecto que pretende reponer el aborto terapéutico.

Torres puntualizó que “cuando nosotros hemos denunciado que ha habido intentos de amedrentamientos o de presiones indebidas, no implica aquello que estas hayan tenido efecto sobre la Democracia Cristiana. Por lo tanto, lo que hemos rechazado es el acto que han algunos intentado realizar, pero claramente esto no ha tenido ningún efecto sobre la votación que vamos a tener”, este martes.

Recordemos que el proyecto de ley sobre aborto terapéutico busca reponer esta posibilidad en tres tipo de causales: por violación, inviabilidad del feto o por riesgo de vida de la madre.