Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de diciembre de 2019

Escritorio

Senadores impulsarán fin de secreto de Informe Valech y degradación de militares en retiro

Luego de reunirse con Carmen Gloria Quintana, víctima del “Caso Quemados”, parlamentarios anunciaron propuestas relacionadas con violaciones de derechos humanos, al confirmar la presentación de un proyecto de acuerdo y un llamado a los ministerios de Interior y Defensa, así como a las Fuerzas Armadas, para colaborar en el nuevo escenario.

Fernando Seymour D.

  Lunes 3 de agosto 2015 19:04 hrs. 
Carmen Gloria Quintana

Son diversas las instancias, en las últimas semanas, en las que Carmen Gloria Quintana, una de las víctimas del “Caso Quemados”, ha manifestado sus críticas por el manejo de las autoridades respecto de las violaciones a los derechos humanos durante la Dictadura.

A la reunión con la Presidenta Michelle Bachelet, este lunes se sumó otra en la sede del Congreso Nacional en Santiago con senadores de diversos sectores políticos, luego de una invitación del presidente de la Cámara Alta, el DC Patricio Walker.

La víctima del brutal ataque les presentó a los parlamentarios una serie de propuestas agrupadas bajo el título “Demanda de Verdad, Justicia y Reparación de Derechos Humanos”.

Fue la propia Carmen Gloria Quintana quien exigió un pronunciamiento del Congreso Nacional para exigir a las Fuerzas Armadas que entregue todos los antecedentes para el esclarecimiento de los múltiples casos de asesinatos y crímenes de lesa humanidad. De lo contrario, aseguró que lo que corresponde es que el comandante en jefe del Ejército ponga su cargo a disposición.

“Tengo esperanzas en que esto no sean sólo 24 horas de amor y de compasión, sino que tengamos todas las víctimas, donde yo soy un botón de muestra de lo que la Dictadura hizo a la gran parte de todos los chilenos que pensábamos distinto, respuestas claras, oportunas y ahora”, manifestó.

Además, advirtió que “estamos cansados de justicia en la medida de lo posible. Nos sentimos humillados con las reparaciones miserables que nos da el Estado”.

Desde Amplitud, la senadora Lily Pérez apuntó al Informe Valech y a la degradación de militares en retiro. En ese contexto defendió el resguardo para las víctimas que opten por mantener su identidad en secreto. Así mismo, respecto de los militares que ya han sido condenados, planteó lo reparatorio que significaría que también fuesen degradados.

Por ello, aseguró que “en materia de derechos humanos no puede haber ni contexto ni causa. Creemos que todo lo que dice relación con terminar con el secreto del Informe Valech y con la degradación de militares involucrados en causas de derechos humanos van en la línea correcta”.

“En ningún caso se trata de compasión, sino de búsqueda de justicia”, manifestó por su parte la presidenta del Partido Socialista, Isabel Allende, en cuanto a la situación de Carmen Gloria Quintana.

Para la senadora lo que se ha hecho no es suficiente y es imposible aceptar que existan reconocimientos y beneficios de libertad para violadores de derechos humanos.

“Algunas iniciativas pueden ser propias del Senado, pero otras son de exclusividad del Gobierno, por lo que apuntamos al Parlamento y al Gobierno para poder avanzar y hacer un trabajo efectivo”, explicó.

En esa línea, exigió “la colaboración de los ministerios de Defensa e Interior e invocamos a ambos ministerios y a todas nuestras Fuerzas Armadas que toda información que tengan tienen que entregarla. Es un deber de lealtad a la sociedad que permita romper este pacto de silencio que nos ha hecho tanto daño como país”.

Junto con valorar la permanente lucha de Carmen Gloria Quintana y reconocer la deuda que existe con las víctimas de la Dictadura, Patricio Walker profundizó en algunas de las propuestas para el corto plazo, como “un proyecto de acuerdo que vamos a presentar en el Senado. Además, crearemos una comisión unida de Derechos Humanos y Constitución para que exista un trabajo permanente y sistemático en este tema. Entendemos que en la Cámara de Diputados se hará otro tanto, para que nunca más en los cuarteles y recintos de las Fuerzas Armadas existan monumentos a violadores de los derechos humanos”.

También participó de la reunión el presidente de la UDI, Hernán Larraín, quien recordó las dificultades que han impedido que en el pasado pudieran prosperar iniciativas como éstas.

Según el senador, además de un necesario consenso, no se puede imponer una mayoría por sobre una minoría, además de recordar que “los pactos de silencio han existido siempre en todas las personas que cometen delitos y, por tanto, es muy probable que haya en materia de derechos humanos pactos de esta naturaleza”.

En cuanto a la idea de presentar un proyecto de acuerdo, planteó que “esto no creo que sea algo que se pueda hacer por una ley. Esto es algo que se hace simplemente por apelar a un sentimiento humano de buscar la verdad y poder así hacer justicia”.

Cabe destacar que Carmen Gloria Quintana, quien se desempeña como agregada científica en la embajada de Chile en Canadá, regresará a ese país dentro de tres semanas, por lo que insistió en que exigirá respuestas concretas antes de viajar.