Diario y Radio U Chile

Año XI, 8 de diciembre de 2019

Escritorio

Comisión de Salud aprueba despenalizar aborto en tres causales

Por ocho votos contra cinco, el Gobierno consiguió alinear a sus parlamentarios al asegurar el apoyo de los dos democratacristianos y satisfacer, de paso, las exigencias de ese partido. Desde la oposición anuncian la posibilidad de recurrir al Tribunal Constitucional.

Fernando Seymour D.

  Martes 4 de agosto 2015 21:26 hrs. 
Comisión de Salud

Lo que parecía un escenario incierto, durante el transcurso de la tarde se transformó en un acuerdo, dando tranquilidad al Gobierno, a sólo un día del cónclave oficialista.

Y es que las dudas que existían este lunes respecto de la votación de los diputados democratacristianos en la comisión de Salud, hacían peligrar la aprobación en general del proyecto de ley que busca despenalizar el aborto terapéutico en los casos de violación, inviabilidad del feto y riesgo de vida de la madre.

En esta última sesión en el Congreso Nacional, en la que desde la mañana expusieron diversos profesionales de la salud, el foco estaba puesto en los parlamentarios de la DC Víctor Torres y Gabriel Silber. Incluso se hablaba de reemplazar a este último por Jorge Sabag, para que el partido tuviera una representación diversa al momento de votar, considerando el anuncio de “libertad de conciencia” dada a los legisladores, y que fue la propia DC la que pidió aplazar, hace casi un mes, la votación del proyecto.

Finalmente, tras múltiples negociaciones, el Ejecutivo logró alinear a los representantes de la Nueva Mayoría, lo que se tradujo en la aprobación de la propuesta oficialista con ocho votos a favor y cinco en contra.

Incluso, en la última parte de la sesión, se incorporaron los ministros de la Secretaría General de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre; de Justicia, Javiera Blanco; el vocero de Gobierno, Marcelo Díaz; la ministra de Salud, Carmen Castillo; y la directora del Servicio Nacional de la Mujer, Claudia Pascual.

Precisamente esta última fue la encargada de exponer los argumentos en representación del Gobierno. “La regulación actual no se condice con el trato digno que nuestro Estado debe dar a las mujeres”, explicaba, además de asegurar que “el Gobierno está convencido de que avanzar en este debate es una señal de que la sociedad chilena está preparada”.

Así mismo, expuso que “no es tolerable que se castigue con pena privativa de libertad a aquellas mujeres que se encuentren en esta disyuntiva. Estamos de acuerdo que al Estado le corresponde acompañar las decisiones de las mujeres y también después de una eventual interrupción voluntaria del embarazo”. Además, recordó la posibilidad de modificar el proyecto vía indicaciones.

Hasta que llegó el momento tan esperado. Junto con exponer sus argumentos y justificar su votación, los diputados se sucedían alternadamente entre votos a favor y en contra. La comunista Karol Cariola, los PPD Cristina Girardi y Marco Antonio Núñez, la radical Marcela Hernando y el socialista Manuel Monsalve, en el primer caso. Los UDI Gustavo Hasbún y Javier Macaya, así como los RN Nicolás Monckeberg y Jorge Rathgeb, en el segundo.

Los parlamentarios opositores incluso manifestaron reserva constitucional contra el proyecto y anunciaron la posibilidad de recurrir a dicho Tribunal.

Correspondía el turno a los democratacristianos. Primero Gabriel Silver explicaba que “son situaciones difíciles en las cuales los parlamentarios tenemos que tomar una decisión”. Y agregaba que “esto no es una promoción del aborto. Aquí lo que se hace es pasar de la voluntad del Estado a la voluntad de la mujer”. Su voto a favor no tardó en llegar.

A continuación el otro DC, Víctor Torres, anunciaba que “si se requiere perfeccionar la redacción de la ley vamos a tener que hacer todos los esfuerzos para que no nos movamos un ápice de lo que queremos”, manifestándose también a favor de legislar. Y de paso, recordar la petición de la bancada DC para que se incluya el acompañamiento, lo que fue acogido por el Gobierno, y que estará incluido en el debate en particular.

Con este último, el Gobierno ya contaba con los votos necesarios para aprobar la idea de legislar en general la despenalización del aborto terapéutico.

Para la estadística, el voto en contra de la UDI Marisol Turres y otro a favor del presidente de la comisión, el socialista Juan Luis Castro.

La siguiente etapa corresponde a la votación en particular. Luego, será el turno de la comisión de Constitución, Legislación y Justicia, y posteriormente de la comisión de Hacienda. Con todos esos pasos cumplidos, el proyecto ingresaría a la Sala de la Cámara.

Según el cronograma anunciado al final de la sesión, y considerando la voluntad del Ejecutivo para renovar la urgencia simple del proyecto de ley, se estableció como fecha máxima para el ingreso de indicaciones el 28 de agosto, mientras que el despacho total quedó fijado para el 8 de septiembre.