Diario y Radio U Chile

Año XII, 30 de marzo de 2020

Escritorio MENÚ

Lily Pérez: “El Gobierno se está farreando su segundo tiempo”

Junto con lamentar la insistencia en reformas que la propia gente que votó por Michelle Bachelet ni siquiera apoya, critica la estrategia de la Mandataria para eludir la promesa de una nueva Constitución. “Es una excusa para no cumplir algo que le ofreció a sus partidarios”, asegura.

Fernando Seymour D.

  Miércoles 5 de agosto 2015 18:34 hrs. 





La senadora Lily Pérez en ningún caso pasa inadvertida. Ya sea cuando anunció su renuncia a Renovación Nacional o cuando asumió el liderazgo de un nuevo movimiento que se denominó Amplitud. Incluso, cada vez que se refiere a la contingencia nacional.

De hecho, hace algunos días se manifestaba a favor de cerrar el penal de Punta Peuco, además de terminar con el secreto del Informe Valech y establecer la degradación de militares en retiro involucrados en violaciones a los derechos humanos. Incluso fue más allá. Degradar también retroactivamente a los que ya han sido condenados.

Con los dos cónclaves políticos, de Gobierno y de oposición, recién celebrados, la parlamentaria es crítica en ambas direcciones.

“Lamentablemente este anunciado segundo tiempo se desinfló. Yo era de las que tenía esperanza de que el Gobierno tomara en consideración las prioridades ciudadanas, el crecimiento económico, los temas sociales, todo lo que dice relación con el combate a la delincuencia. Hay muchos temas pendientes”, lamenta la parlamentaria.

Pero no sólo eso. También se detiene en educación y en salud. “Para qué decir, con los hospitales detenidos, como ocurre, por ejemplo, en la región de Valparaíso”. Por ello, no oculta su ofuscación con el Ejecutivo. “El Gobierno sigue insistiendo en reformas que la propia gente que votó por ellos ni siquiera las apoya. Se están farreando su segundo tiempo”.

En cuanto al nuevo referente de centroderecha, sus proyecciones no son las mejores. “Ojalá les vaya bien, pero mientras no exista un sinceramiento ético sobre los casos Penta, SQM y Corpesca, donde hay involucrados parlamentarios, dirigentes y operadores políticos de los partidos que la conforman, creo que no es viable que puedan juntarse a proponer alguna idea al país”.

Sin embargo, reconoce que desde Amplitud existe “afecto por algunos de ellos, pero mientras no realicen ese sinceramiento cuesta mucho pensar en un acercamiento. Todo dependerá de los pasos que den y de cómo se vayan relacionando con el país, en términos de las prioridades”.

En contrapartida a sus ex socios aliancistas, Lily Pérez lo tiene más claro, especialmente cuando se refiere al movimiento del cual es cofundadora y que aspira a convertirse en partido político. “En Amplitud hemos tomado la decisión del camino propio, lo que incluye una sintonía con los temas de sentido común. Nosotros creemos en la libertad. En las libertades individual, política y económica. Y además creemos en la sintonía con los problemas de las personas”.

Este martes se aprobó en la Comisión de Salud de la Cámara la idea de legislar en general el proyecto que busca despenalizar el aborto en tres causales. Por supuesto, que para la senadora también acapara la atención. “En Amplitud votaremos a favor de la idea de legislar y veremos en su mérito cada una de las tres causales. Personalmente pienso que en las de resguardo de la vida de la madre e inviabilidad fetal no existe afán doloso, por lo que no hay un aborto. Solamente se trata de transparentar una situación en ambos casos”.

Pero no piensa lo mismo cuando se trata de la causal de violación. “En ese caso, quiero reconocer que a mí me llena de dudas, las que he tenido por mucho tiempo. Soy mujer, soy mamá, conozco el milagro de la vida, pero también tengo una mirada comprensiva hacia mujeres que puedan tener el derecho a tomar una decisión de manera absolutamente libre”.

“También soy partidaria de que el Estado se comprometa a realizar un acompañamiento formal a una mujer que ha sido víctima de violación, antes de que ella tome la decisión final de realizarse un aborto”, aclara con convicción.

Y este miércoles, en la Comisión de Trabajo del Senado, también se aprobó la idea de legislar en general el proyecto de Reforma Laboral enviado por el Gobierno. ¿Qué piensa la parlamentaria de esta iniciativa? Sus críticas básicamente apuntan a los nulos beneficios que ofrece para los trabajadores. “Al igual que en la Reforma Tributaria, estoy a favor de los emprendedores, a favor de la gente que da trabajo, de la gente que es el motor del desarrollo del país. Por lo tanto, estoy en contra de esta Reforma Laboral por cómo ha sido planteada desde el Gobierno”.

Sobre la confirmación de Michelle Bachelet de iniciar una etapa de carácter informativo y pedagógico para introducir en la ciudadanía el llamado proceso constituyente, la parlamentaria no lo duda. “Es una excusa de la Presidenta para no cumplir algo que le ofreció a sus partidarios durante su campaña presidencial”.

La desaceleración económica también es un tema que preocupa en Amplitud. “Malas decisiones económicas del actual Gobierno, una Reforma Tributaria sin ninguna posibilidad de cambio, no haber fijado impuestos a los ultra ricos ni el royalty a la minería, haber golpeado a la clase media, como lo ha hecho esta reforma. Han diseñado el peor escenario económico. Y eso es responsabilidad de la Concertación y, desgraciadamente, también de la Alianza que prestó sus votos para realizar una pésima reforma para Chile”.

Lily Pérez está contenta. Y es que la cantidad de nuevos militantes que se han incorporado en las últimas dos semanas, alrededor de tres mil quinientas firmas, avala la posibilidad de que Amplitud se constituya en un partido político, luego que se inscribieran en el Registro Electoral.

El entusiasmo también se refleja en las metas que se imponen a corto plazo. “Aunque sea una pelea de David contra Goliat, nosotros queremos ser una alternativa para Chile. Es lo que queremos cristalizar en la primera elección municipal que se desarrollará el próximo año”.