Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de febrero de 2020

Escritorio MENÚ

Parlamentarios de Gobierno exigen que dupla Burgos-Valdés termine con las ambigüedades

Las tensiones y diferencias no cesan en la Nueva Mayoría, sólo un par de días después del cónclave oficialista, donde Michelle Bachelet anunció la nueva hoja de ruta del Gobierno, parlamentarios del bloque exigen concretar los anuncios.

Fernando Seymour D.

  Jueves 6 de agosto 2015 19:46 hrs. 

Prioridades, restricciones y gradualidad. Palabras que por estos días incomodan en la Nueva Mayoría. Y es que la dualidad de discursos por los que transita el Ejecutivo descompone a más de alguno de sus integrantes. Entre un fiel cumplimiento del programa de campaña y el “realismo sin renuncia”, planteado hace un mes por Michelle Bachelet.

Es aquí donde la relevancia de la dupla Jorge Burgos y Rodrigo Valdés ha adquirido más importancia de la esperada. Desde el núcleo del equipo político de La Moneda. Desde los ministerios de Interior y Hacienda, respectivamente.

Sin embargo, pareciera que su influencia no fue tan gravitante durante el cónclave, como sí lo fue en el consejo de gabinete del mes anterior, cuando la Mandataria se enfocó en la moderación para el cumplimiento de sus promesas, con el nuevo escenario económico como principal argumento para ello.

A pesar de que muchos insisten en la unidad, los mismos que aseguran que los objetivos del Gobierno no han cambiado, ¿se trata de una derrota de las últimas incorporaciones al Gobierno? ¿Un triunfo de los partidos políticos oficialistas?, ¿un triunfo del discurso de la Alianza?

Nueva MayoríaPara el diputado DC Pablo Lorenzini “todo lo que se dice hoy es muy bonito, de alto nivel, de buenas palabras, bien escogidas, pero en términos prácticos hay que aterrizarlo”.

Y agrega: “El ministro Valdés, si bien tiene una visión más técnica, también tiene que ponerle un poquito de sabor político”. En definitiva, ministros con mayor presencia en terreno”.

“Ahora lo que falta es el cónclave financiero-económico”, exige el parlamentario. “Porque el cónclave político, está bien. Estos son los programas y hay que tratar de sacarlos dentro de lo que podamos. Pero todos los que hablaron ese día se referían a recursos, es decir, al ministro de Hacienda, que sonreía sentado a la mesa y nunca habló. Por lo tanto, ahora es el minuto de Hacienda. Es el momento de que nos sentemos con el presupuesto del próximo año y veamos hasta dónde llegan de verdad las platas, para qué reformas y cómo las vamos a distribuir”.

Como presidente del Partido Radical, Ernesto Velasco apunta a las tareas más urgentes o aquellas que están en curso, como educación, laboral, salud y seguridad ciudadana. De la nueva Constitución, no se comenta nada.

“Conceptos como flexibilizar, para lograr mejor calidad de lo que se hace, y gradualizar, para lograr el objetivo con los recursos de los cuales se dispone, me parece que es parte del todo”, explica el dirigente a propósito de los incómodos conceptos que se han instalado dentro de la Nueva Mayoría. “No veo que exista una mayor dificultad”, aclara. Sin embargo, exige un mayor esfuerzo en el ámbito prelegislativo, así como más coordinación entre partidos, Gobierno y parlamentarios.

“Lo que sí creo, es que hoy hay que empoderar mucho más al equipo político. Al ministro Jorge Burgos, como jefe del gabinete, y al ministro Rodrigo Valdés, que es el jefe de las finanzas. Hay que empoderarlos. Que las cosas que se han definido se puedan implementar y no estar permanentemente discutiendo estas materias”, plantea Velasco.

“Honestamente creo que depende de la Presidenta. Es ella quien tiene que empoderarlos. Y nosotros, los partidos de la Nueva Mayoría, tenemos que cerrar filas y mejorar la conducción política”, reconoce.

Las diferencias y preocupaciones en el bloque oficialista no demoran en surgir. El diputado socialista Osvaldo Andrade no duda en cuestionar lo que considera una disputa artificial, a propósito de las múltiples interpretaciones de lo que fue el contenido y los resultados del cónclave. “Los ministros pisaron el palito”. Esto, por la intención de Burgos y Valdés de reafirmar sus opiniones con posterioridad al encuentro.

dupla“Desgraciadamente, a esta aparente tensión, hemos colaborado desde la propia Nueva Mayoría y desde el propio Gobierno, haciéndonos eco de esta creación. Creo que seguir en otro cónclave no tiene ningún sentido. Y menos aún en la teoría de empezar a empoderar o ratificar ciertas duplas. El Gobierno es uno”, sentencia.

Junto con plantear que hay quienes han intentado darse el carácter de triunfadores, insiste en que “si uno empieza con la teoría que hay que empoderar de mejor manera una dupla, se está haciendo eco también de esta disputa. ¿Por qué habría que empoderarlos?, ¿por qué está en tela de juicio?, ¿y quién lo pone en tela de juicio? Nosotros mismos”.

Para Andrade, lo que corresponde es avocarse al trabajo. “No hay mucho tiempo para seguir con la filosofía de las cosas. Son todas cuestiones anecdóticas”. Además, terminar con las generalidades y que alguien explicite qué es lo que realmente se quiere hacer. “No es tiempo de elucubraciones, sino de concretar el contenido que la Presidenta le dio al concepto de ‘realismo sin renuncia’”.