Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 24 de enero de 2022

Escritorio MENÚ

Médicos y trabajadores exigen mayor dotación profesional y financiera al Ministerio de Salud

Gremios de la salud dan el visto bueno a la reducción de las listas de espera anunciada por el Gobierno como medida circunstancial. Sin embargo, insisten en el trabajo simultáneo de una reforma de salud en que se amplíe la dotación de personal e invierta en equipo médico.

Tania González

  Sábado 8 de agosto 2015 10:45 hrs. 
salud-medicos-620x330


En el marco de la crisis en la Salud Pública, el Gobierno anunció para este segundo semestre la reducción de las listas de espera en hospitales, con una reasignación de recursos que, además, incluye el aumento de especialistas. Asimismo, confirmaron la construcción de los 20 establecimientos comprometidos a inicios de este año.

“Más de 19 mil personas serán intervenidas de aquí a diciembre” señaló la Presidenta Michelle Bachelet.

Días después, fue la propia ministra del ramo la que descartó la viabilidad de la promesa presidencial. Carmen Castillo negó que se pueda terminar con las listas de espera y redujo las expectativas comprometiéndose a la actualización de las mismas, también a la mejora de la oferta hospitalaria, centrando los esfuerzos en el fortalecimiento de infraestructura y equipamiento.

El secretario general de la Federación Nacional de los Trabajadores de la Salud (Fenats), Oscar Riveros, opinó que hay que inyectar recursos y gestión en la preparación de especialistas para resolver el problema, desde un punto de vista no coyuntural sino que a largo plazo. Igualmente, consideró esencial responder a las demandas de los trabajadores: “cuando pedimos mayor dotación, ampliación de las plantas, es para tener la cantidad suficiente de personal y poder atender a las personas. También, necesitamos que estén los insumos necesarios para realizar las labores”.

La presidenta del Colegio Médico de Santiago Izkia Siches, lamentó que la Presidenta Michelle Bachelet siendo médico, no dé otra línea de funcionamiento para el sector de salud pública, distinta al plan AUGE, que se dirige a afiliados de Fonasa e Isapres.

“En estos programas acotados solo se echan a andar los pabellones en horario institucional y se ven cuántos anestesistas, cirujanos y máquinas faltan. Entiendo que tengamos que resolver las listas de espera y que las personas no pueden seguir esperando, pero si esto no va acompañado de fortalecimiento y dotación de más personal que marque otra línea, será mantener la misma dinámica de funcionamiento”.

Una de las explicaciones para no entregar solución completa a los problemas es la falta de recursos. En ese sentido, la representante del Colegio Médico espera que, por lo menos, se comience a analizar la dirección de una nueva reforma de salud que contenga otras modalidades de distribución de los recursos.

La representante de la Asociación de Consumidores y Usuarios de la Salud Elizabeth Vera, coincide con Izkia Siches. A su juicio, es necesario hay que inyectar recursos a la salud pública y realizar cambios en la Ley de Isapres.

Por último, Elizabeth Vera defendió que, si bien a los hospitales les falta tecnología, también son carentes de humanización en la atención al paciente, por lo que apuesta porque estas dos aristas se trabajen en paralelo.