Diario y Radio U Chile

Año XIII, 20 de enero de 2021

Escritorio MENÚ

Enrique Villanueva: “Este es un juicio y una persecución absolutamente política”

El ex dirigente del FPMR calificó como una aberración la condena a presidio perpetuo determinado en su contra por el asesinato del fundador de la UDI y ex senador Jaime Guzmán. Además, criticó el rol del juez Juan Cristóbal Mera en esta decisión dada a conocer la tarde del viernes.

Raúl Martínez

  Sábado 22 de agosto 2015 9:44 hrs. 
ev



En conversación con Radio Universidad de Chile, el ex dirigente del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), Enrique Villanueva, señaló que la condena a cadena perpetua determinada por la Corte de Apelaciones de Santiago, por el crimen de Jaime Guzmán, es una decisión “motivada por la venganza”.

El tribunal capitalino acordó por unanimidad aumentar la pena de cinco años de libertad vigilada en contra de Villanueva, que fue dictada en agosto de 2014 por el juez Mario Carroza en primera instancia, a cadena perpetua simple, es decir, a 20 años de presidio efectivo.

Al respecto, el ex dirigente del FPMR sostuvo que “durante cinco años he sido perseguido por un crimen que no cometí. Con la sentencia que dictó el juez Juan Cristóbal Mera, que me condena a cadena perpetua, me siento como en el teatro del absurdo, realmente, enfrentado a una decisión motivada en la venganza y no en la justicia”.

En particular, Villanueva criticó la acción del magistrado Mera, a quien calificó como “un juez que ha estado vinculado a la defensa de las isapres, siempre a favor de ellas, o sea, un juez que tiene una visión de la vida que no me cabe la menor duda está vinculada a esos poderes que hoy día persiguen a todos esos luchadores sociales que fuimos capaces de oponernos a la dictadura, porque este es un juicio y una persecución absolutamente política”.

Enrique Villanueva fue procesado por la Ley Antiterrorista impuesta en 1984 por la dictadura cívico-militar que encabezó Augusto Pinochet, cuerpo legal que entorpece un recurso de casación ante la Corte Suprema para que revise la sentencia.

Por eso, el ex dirigente comentó que la condena “demuestra lo brutal de este proceso y lo brutal de esta persecución, la violación absoluta del debido proceso, del derecho a la defensa, que se me prohíba un derecho de todos los chilenos de casación, de llegar a la Corte Suprema. Y no solamente eso, porque se me han aplicado leyes derogadas”.

De todas formas, Villanueva adelantó que está estudiando con su abogado, Roberto Celedón, las acciones a seguir para presentar en un plazo máximo de tres días un recurso ante el máximo tribunal del país y así revertir el fallo de la Corte de Apelaciones.

“Mi convicción está sobre mi inocencia. Mi convicción está sobre que soy verdaderamente un perseguido político. Ya lo fui el año ’73 cuando me opuse al golpe de Estado siendo militar, pero mi conciencia y mi capacidad de lucha están por sobre el egoísmo y la actitud de jueces que siguen vinculados a poderes fácticos que son los que trajeron tanta desgracia a nuestro país”, comentó.

Por último, Villanueva precisó que “mientras existan jueces que estén vinculados a los poderes fácticos que de alguna manera inciden para que la justicia trabaje en función de la venganza y no de la justicia como debe ser, todos los que lucharon contra la dictadura vamos a seguir siendo afectados”.