Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 1 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Socialistas critican rol de Burgos en conflicto con camioneros

No hubo buenas caras en el encuentro del PS el fin de semana. Todo atizado por el papel que jugó durante el conflicto del jueves con los camioneros por el Ministro del Interior, lo que llevó a que dirigentes socialistas cuestionaran el camino por el que el jefe de gabinete está llevando al Gobierno.

Raúl Martínez

  Domingo 30 de agosto 2015 17:08 hrs. 
Burgos3-678x330


Con duras críticas al actuar del ministro del Interior, Jorge Burgos, se desarrolló el pleno del comité central del Partido Socialista el sábado. En el encuentro, parlamentarios reprocharon el manejo del jefe de gabinete durante la manifestación del jueves de los camioneros que bloquearon el peaje de Angostura durante toda la jornada y luego llegaron a La Moneda por decisión del propio ministro demócrata cristiano.

“Entreguemos el Gobierno a la DC”, plantearon algunos legisladores socialistas en el encuentro en la sede del Congreso en Santiago, mientras el diputado Osvaldo Andrade salió a criticar duramente algunas modificaciones propuestas por el Ejecutivo, como el que establece el control preventivo de identidad. “El proyecto vale callampa”, espetó.

Los ánimos están tensos al interior de la Nueva Mayoría y en particular a la toma por parte de Burgos de la agenda, primero criticando la Asamblea Constituyente para reformar la Constitución de 1980 y ahora revirtiendo un decreto que impedía el paso de los camioneros desde Angostura a Santiago, donde llegaron por indicación suya y luego que encomendara al futuro director general de Carabineros, Manuel Villalobos, a que dialogara con los empresarios sublevados.

Durante esa jornada, Burgos se enfrentó con el vocero de Gobierno, el socialista Marcelo Díaz, quien se fue de La Moneda después de la decisión de recibir a los camioneros. Por eso quien salió a comentar la llegada de los dueños de camiones fue el Intendente Metropolitano, Claudio Orrego.

En medio del pleno del PS del sábado, el propio Marcelo Díaz comentó lo ocurrido en medio de la protesta de los camioneros.

“El diálogo siempre debe primar y la voluntad de diálogo siempre estuvo por parte del Gobierno. Siempre vamos a procurar el respeto y la defensa de derechos de todos los ciudadanos. El Ministro del Interior tomó  una decisión en el marco de sus atribuciones como responsable del orden público, previa consulta con la Presidenta de la República y esa es la decisión del Gobierno”, subrayó Díaz.

Por parte de la Democracia Cristiana el presidente de la colectividad, Jorge Pizarro, defendió la actuación de Burgos, afirmando que el Gobierno manejó bien la situación “porque flexibilizó posiciones y también los transportistas se allanaron”, para luego agregar que “el equipo político sacará lecciones de esto”.

El análisis no fue compartido por su par del PS, Isabel Allende, quien subrayó la actitud soberbia de los empresarios camioneros y la necesidad estudiar una forma que permita al Ejecutivo reaccionar ante este tipo de situaciones.

La senadora indicó que “aquí hubo una demostración de fuerza sabiendo el poder que tienen de manifestarse en la calle. Eso es lo que no debiera ocurrir nunca más. El Gobierno tome nota que se puede todavía, aún trabajar mejor la prevención de conflictos de este tipo.

Desde la derecha aprovecharon la crisis en la que quedó el Gobierno, y afirmaron que las autoridades no estuvieron a la altura de la situación, demostrando serias dudas para enfrentar el conflicto.

Incluso, desde la iglesia católica el cardenal Ricardo Ezzati sostuvo que faltó voluntad de diálogo desde el principio, situación que se podría haber evitado al dejar pasar a los camioneros desde un comienzo. Las críticas de la autoridad eclesiástica encontraron una dura respuesta desde la Nueva Mayoría: “que mejor se dedique a dirigir la iglesia”, comentó el senador Carlos Montes.

Ahora, el problema al interior del Gobierno será abordado en la reunión de este lunes del comité político en La Moneda, aunque desde algunos sectores el llamado es a concentrarse en hacer compromisos que luego se puedan cumplir con la ciudadanía para evitar que la caída libre en la que está el bloque termine con un duro aterrizaje en las próximas elecciones.