Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 21 de mayo de 2022

Escritorio

Divisiones en la Nueva Mayoría dilatan plazos de discusión en Reforma Laboral

Desde la coalición gobernante consideran necesarios los plazos extra para definir criterios en el documento. Ante ello, el mundo laboral pide que el aplazo responda a mejoras y no a la intención de no tramitar el compromiso de campaña.

Carlos Arias

  Lunes 31 de agosto 2015 17:24 hrs. 
REFORMA LABORAL

El lunes se cumplió el plazo que fijó el propio Ejecutivo para sellar la tramitación de la Reforma Laboral. Sin embargo, se propuso el ingreso de nuevas indicaciones al proyecto para que sean discutidas por el Senado.

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, planteó su preocupación por el retraso en el trámite de la Reforma Laboral, que no ha sido despachada aún a pesar del vencimiento del plazo auto impuesto por el Ejecutivo.

En ese sentido, Bárbara Figueroa planteó que espera que el retraso se deba a la necesidad de afinar técnicamente las indicaciones y no a que el gobierno ceda a las presiones que pretenden demorar la entrada en vigencia de la nueva normativa de derechos colectivos.

“Es lamentable, porque a nuestros ojos este es un proceso que ya viene con un proceso de debate pre legislativo que fue bastante intenso y ya se ha escuchado a todos los actores en el marco del Senado, de modo que lo que corresponde es poder dar el paso a las indicaciones. El propio gobierno se auto impuso que el 31 de agosto ellos esperaban haber finiquitado la tramitación del proyecto y lo que nosotros esperamos es que este retraso en el debate finalmente tenga que ver con un perfeccionamiento más fino del proyecto y no al interés de dilatar”.

Alejandro Navarro, senador y presidente del MAS, indicó que hay tiempo para seguir discutiendo la reforma, señalando la importancia que el ministro de Hacienda Rodrigo Valdés asignó al concepto de gradualidad en la implementación del nuevo cuerpo legal.

“La Reforma Laboral es un proceso, no un suceso, por lo que puede esperar, así que calma y tiza, lo importante es que se haga. Detrás de la demora hay diferencias al interior de la Nueva Mayoría, diferencias entre la Nueva Mayoría y el Gobierno, diferencias sobre el impacto que pueda tener la reforma laboral en la economía, pero no hay renunciamiento a la reforma laboral. ¿Plazo? yo le diría al Gobierno que deje de ponerse plazos que no cumple, porque si algo hemos hecho mal poner plazos que luego no cumplimos”.

El diputado del Partido por la Democracia Tucapel Jímenez señaló que lo más probable es que una vez traspuesto el límite de tiempo fijado por el Ejecutivo, la presión por sacar la reforma laboral sea pospuesta por lo menos un mes, tiempo que le parece razonable considerando los plazos que requiere la revisión de indicaciones y una eventual comisión mixta.

“Esto no debiera salir antes de mediados de octubre, así como va. EL ejecutivo está haciendo todos los esfuerzos posibles para lograr un acuerdo, pero el corazón de la reforma no se debería tocar. Yo creo que con los servicios mínimos es innecesario, la Corte Suprema ya falló al respecto del reemplazo con trabajadores internos. Yo espero que el corazón de la reforma no se cambie, porque en ese caso ya no tendría sentido hacerla”.

La presidenta del Partido Socialista, Isabel Allende, indicó que si bien el Ejecutivo fijó para el lunes pasado el plazo para tener aprobada la reforma a los derechos colectivos del Código del Trabajo, dicho proyecto se seguirá revisando con calma, en busca de un acuerdo que interprete a la mayor cantidad de representantes de la coalición gobernante.

“Se tomarán los días que sean necesarios, una semana o más, lo que haga falta para alcanzar el acuerdo que se está buscando, así que no es hoy día. El tema lo está viendo específicamente la comisión de Trabajo y Hacienda, con la participación de diputados. Para nosotros es fundamental mantener la titularidad sindical y por cierto una huelga efectiva, porque si no es efectiva no es el instrumento de presión que yo entiendo que buscamos entregarle a los trabajadores”.

Además, la máxima dirigente del Partido Socialista indicó que habrá una comisión mixta para definir el futuro del proyecto, toda vez que en su concepto es indudable que el Senado incorporará modificaciones a lo emanado de la Cámara de Diputados.