Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 14 de abril de 2024


Escritorio

Fragmentación de agenda de probidad marca discusión por envío de indicaciones

Las críticas al trabajo legislativo sobre transparencia respecto de los partidos políticos no cesan. Y es que desde la “Comisión Engel” insisten en los errores y desprolijidades en los que están incurriendo parlamentarios y el Ejecutivo. Por ejemplo, a propósito de la multiplicidad de proyectos de ley, tal como ocurre con la Reforma Educacional.

Fernando Seymour D.

  Lunes 31 de agosto 2015 18:27 hrs. 
Comisión de Constitución Cámara

Compartir en

Este miércoles, a las 10:00 de la mañana, vence el plazo para el envío de indicaciones al proyecto de ley de partidos políticos. Ese día, a partir de las 15:30 horas, se iniciará la votación en particular, en la Comisión de Constitución de la Cámara, de las modificaciones propuestas por parlamentarios y desde el Ejecutivo.

Las diferencias se mantienen, especialmente a propósito de las críticas de quienes participaron de la Comisión Asesora Presidencial contra los conflictos de interés, el tráfico de influencias y la corrupción, conocida como “Comisión Engel”.

Entre sus integrantes son varios los que han planteado su molestia y decepción por lo ocurrido con sus propuestas. Específicamente por el actuar del Ejecutivo y el trabajo de los parlamentarios.

El presidente de aquella instancia consultiva, el economista Eduardo Engel, ha manifestado su preocupación por la multiplicidad de caminos con los que están tramitándose los proyectos de ley. En un estilo muy similar a lo que ocurre con la Reforma Educacional. Distintas iniciativas para lo que el Gobierno considera distintas temáticas, las que según las autoridades no necesariamente se relacionan entre sí.

En el caso de la agenda de probidad, por ejemplo, dos proyectos que se tramitan por carriles separados. Uno, el de fortalecimiento y transparencia de la democracia, aprobado por la Cámara y actualmente en segundo trámite constitucional en el Senado, que dice relación con el financiamiento de campañas electorales, aportes públicos y fiscalización por el Servicio Electoral. Otro, sobre partidos políticos, que busca establecer mayores exigencias para la democracia interna de las colectividades.

¿Cómo se explica esta fragmentación? El presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara, el socialista Leonardo Soto, asegura que la multiplicidad de proyectos no representa ningún problema.

“Van por carriles separados y nosotros hemos tenido el reparo de ir revisándolos de manera comparativa, es decir, buscando que haya una armonía y un alineamiento entre los distintos proyectos de ley, de tal manera que funcione el sistema en su conjunto. Esa es la preocupación que debemos tener, que no quede cojo el sistema electoral porque existe alguna desregulación en alguno de sus aspectos”, explica.

Y agrega: “Nosotros estamos por subir los estándares en términos de transparencia y de una mayor regulación al aporte público que reciben los partidos políticos”.

Junto con confirmar un encuentro con el ministro Secretario General de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, para conocer las probables indicaciones que enviará el Ejecutivo, el parlamentario asegura que una de ellas consideraría la revisión del padrón electoral interno de los partidos.

Además, apunta a la necesidad de mayores atribuciones del Servicio Electoral para supervisar los procesos electorales internos de las colectividades. “Es un objetivo deseable que las elecciones no sólo dependan de los militantes de cada partido, sino que también tengan un control o una supervisión más activa del Servicio Electoral. De otra manera, probablemente no se cumplirían los estándares que le estamos colocando a los partidos políticos”.

El tema del padrón electoral es otro de los flancos que ha sido cuestionado. Eduardo Engel, de hecho, recuerda que ni el proyecto de ley ni las eventuales indicaciones del Ejecutivo consideran la reinscripción de todos los militantes, lo que podría significar para las colectividades pérdidas de cuotas de poder y el reconocimiento de que los afiliados efectivos son menos de lo que realmente se declaran.

A eso, agrega la poca transparencia que existe en los procesos electorales para la elección de directivas. Y también el hecho de que los tribunales de disciplina de los partidos pueden ser controlados por las mayorías en desmedro de las minorías.

No es de extrañar entonces que el tema de la reinscripción de los padrones electorales esté generando inquietudes dentro de los propios partidos, tal como lo reconoce el diputado PPD Guillermo Ceroni, también integrante de la Comisión de Constitución. Según él, lo ideal sería poder corregirlos y reinscribirlos dentro de un plazo que otorgue la ley.

“Es totalmente lógico el tema de actualizar los padrones, porque tenemos muchos partidos cuyo padrón no obedece a la realidad de los militantes que realmente están participando dentro de ellos. Pero creo que los partidos cumplirán con algo tan fundamental como es el tema de la democracia interna, porque en el fondo no estarían dando ningún ejemplo y perderían toda autoridad”, concluye.

Entre las preocupaciones parlamentarias también aparece lo que consideran una excesiva proliferación de partidos políticos, para lo cual, según el diputado Leonardo Soto, preparan indicaciones que permitan aumentar las exigencias para constituir nuevas colectividades.

A esta podrían sumarse otras indicaciones del Gobierno sobre restricciones que tendrían los partidos políticos para administrar su patrimonio, así como la prohibición de participar con capital propio en sociedades con fines de lucro.

Sin embargo, la advertencia de Engel es clara: no es posible que el Congreso procese tantos proyectos de ley al mismo tiempo. Tal como ocurre con el Mineduc y la cada vez mayor cantidad de iniciativas que engrosan la Reforma Educacional.

Síguenos en