Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

El difícil panorama que deberá enfrentar el presupuesto de cultura

En septiembre Hacienda tiene que presentar los presupuestos para el próximo año, un anuncio que en materia de cultura, al parecer, no es muy esperanzador, pese a que desde el Gobierno insisten en que no habrá un recorte de recursos. En tanto, desde la Cámara de Diputados manifestaron que de existir disminuciones en las cifras, uno de los ejes que se vería perjudicado es la asignación regional, la que sólo recibe el 2 por ciento del total del presupuesto cultural.

Abril Becerra

  Sábado 5 de septiembre 2015 17:22 hrs. 
picasion.com_9ede505ca158bcc5802335de35fb9e00


El 30 de septiembre vence el plazo para que el Ministerio de Hacienda presente, ante la Presidenta de la República, el proyecto de presupuesto para el próximo año. Un documento que debe ser analizado durante octubre por una comisión mixta y que tiene que ser despachado a más tardar el 30 de noviembre por el Congreso, de manera tal, que la ley sea promulgada y entre en vigencia el 1 de enero.

Este es el calendario que enfrenta la discusión sobre el presupuesto 2016, un tema no menor que causa incertidumbre en diversas carteras, producto del receso económico que ha experimentado la renta nacional durante los últimos meses.

A este contexto se suma la advertencia de Codelco, quienes hace unas semanas indicaron que si la cuprífera continúa arrojando cifras negativas, la empresa no podrá prolongar sus aportes fiscales tal como lo había hecho hasta el momento.

Según el Ministro de Cultura Ernesto Ottone, el panorama no es preocupante, ya que en esta cartera, no existirían reducciones en los presupuestos. “No, los presupuestos no se van a acortar”, recalcó el secretario de Estado esta semana, durante la inauguración del centro cultural de residencia artística Nave.

Sin embargo, desde el parlamento, la incertidumbre es clara:

“De todas formas los presupuestos van a variar producto del mal manejo de la economía que ha tenido este Gobierno y una de los presupuestos que puede verse afectado es el de cultura”, señaló el diputado UDI miembro de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, Sergio Gahona.

El presupuesto cultural se divide en dos instituciones principales; el Consejo Nacional de Cultura y las Artes (CNCA) y la Dirección de Dirección de Bibliotecas Archivos y Museos (DIBAM). A la vez, esos organismos dividen sus dineros en la Dirección de asuntos Culturales del Ministerio de relaciones exteriores (DIRAC) y el Consejo de Monumentos Nacionales. Sin embargo, también se destinan montos a organizaciones tales como el Teatro Municipal, el Centro Cultural Palacio la Moneda, el Centro Cultural Gabriela Mistral, y el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, entre otros.

El año 2015, el presupuesto cultural sólo correspondió a un 0,4 por ciento del total del presupuesto nacional. Un monto, que pese a lo pobre de la cifra, significó un aumento en las arcas de la cartera. Entonces, el presupuesto que específicamente se tradujo en la asignación de $148.561.4632, fue repartido entre el CNCA, al que le correspondió un 68,2 por ciento; y la DIBAM, que recibió el 31,8 por ciento.

Algunas de las instituciones que fueron mayormente privilegiadas con este aporte 2015 fueron la Corporación Cultural de la Municipalidad de Santiago, la Corporación Cultural Gabriela Mistral (GAM), y la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles de Chile.

En este sentido, Bárbara Negrón, directora del Observatorio de Políticas Culturales (OPC), explicó que los ámbitos que reciben menos presupuesto corresponden al del “patrimonio cultural, es decir, aquellas vinculadas a la protección del patrimonio arquitectónico, bibliotecas, y museos”.

Lo mismo comentó el diputado Sergio Gahona, quien señaló que si “el Consejo de Monumentos no puede concretar sus proyectos o preservar edificios patrimoniales, es porque no existen los recursos para ello”.

Altos y bajos del presupuesto cultural

La asignación de recursos para cultura ha experimentado en el último tiempo un crecimiento exponencial. Esto, pese a que no se han hecho inversiones importantes en la cartera.

Sin embargo, las instituciones financiadas en el marco de la ley de presupuesto, también han debido enfrentar crisis y recortes de sus recursos.

Por ejemplo, en el año 2011 corporaciones como Matucana 100 y Balmaceda 1215, sufrieron una disminución del 50 por ciento de sus asignaciones, lo que significó una gran incertidumbre sobre el futuro de estas instituciones.

Con la ley de presupuesto 2015, en tanto, los montos fueron en su mayoría aumentados. Una asignación, que pese a que no fue cuantiosa, dio paso para que organismos como el Consejo de Monumentos Nacionales, manejaran mayores cifras.

Actualmente, el llamado que hacen parlamentarios tiene que ver con precisamente, no disminuir los recuros, ya que en comparación con lo que reciben otros ministerios, a cultura se le otorga muy poco.

El aumento en los presupuestos culturales también fue un tema dentro de las campañas presidenciales, esto porque en el programa del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, la mandataria prometió que los recursos culturales se duplicarían, anuncio que al parecer, está lejos de realizase.

Proyectos y presupuesto

Desde el ministerio de Cultura, el Ministro Ottone señaló que para el año 2016 la cartera apauntará a una asignación de recursos en base a la generación de audiencias.

“Claramente está el tema de la diversidad, de la descentralización, es decir, cómo somos capaces de acoger todo lo que está sucediendo en regiones y está muy fuerte el tema de la educación artística, de la formación de nueva audiencia. Y esos son los ejes y en eso lo que estamos pidiendo es que todos los programas que ya tenemos, que se están desarrollando vayan en concordancia”, explicó el secretario de Estado.

Pese a ello, el análisis presupuestario también está vinculado al desarrollo de proyectos claves anunciados desde el Ejecutivo.

“Una de las cosas que más nos preocupaba era efectivamente el presupuesto que tenía que ver con lo que significaría el nuevo Ministerio de la Cultura, pero como ya bien sabemos difícilmente ese nuevo ministerio se va a implementar el año 2016”, explicó el diputado Gahona.

En este sentido, Bárbara Negrón señaló que si se considera que el Gobierno ha realizado anuncios tales como la creación de un canal cultural o la construcción de una sala en el GAM, se debería esperar un aumento en los recursos, un pronóstico que en su opinión “aún está lejos de lograrse”.

En esta línea, el parlamentario Gahona sostuvo que el presupuesto no debería recortarse, puesto que ello implicaría un retroceso respecto a cómo durante los años se han incrementado las cifras. Asimismo, indicó que de recortarse el presupuesto cultural, los que más se verían perjudicados serían los Gobiernos Regionales, ya que estos sólo perciben un 2 por ciento del total de recursos de cultura.

En tanto, el parlamentario recalcó que apoyos destinados a la creación podrían verse afectados, pese a que se pretende que el Fondart aumente en un 7, 2 por ciento, para el próximo año.