Diario y Radio U Chile

Año XII, 19 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Seguridad Ciudadana y Salud: el cortoplacismo que seduce al Gobierno

Parlamentarios oficialistas plantearon que el Gobierno debe mejorar su gestión en temas de corto plazo, como es la seguridad ciudadana, y en parte la salud, pero sin perder el foco de los cambios estructurales “porque por eso nos van a evaluar”, señala el diputado (PS) Leonardo Soto.

Gonzalo Castillo

  Domingo 13 de septiembre 2015 9:19 hrs. 





Este viernes fueron publicados los resultados de la encuesta CEP, en la cual, entre otros, un 60 por ciento manifestó que uno de los problemas en los que se debería enfocar el gobierno es la delincuencia, y además un 84 por ciento declaró estar preocupado de ser víctima de un asalto.

En el bullado mea culpa hecho por el ministro Secretario General de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, uno de los puntos sobre los cuales hizo hincapié “La gestión del Gobierno no ha sido buena, los problemas que tenemos en salud y en seguridad son inaceptables. Inaceptables. Hay que mejorarlos sí o sí”, para revertir la crisis de popularidad y confianza del Ejecutivo.

Similar opinión manifestó el presidente del Partido Radical, Ernesto Velasco, quien manifestó que como Gobierno “debemos hacernos cargo de áreas como Seguridad Ciudadana y como Salud”, como una forma de salir adelante en las encuestas de opinión pública.

Para la diputada del Partido Comunista Camila Valllejo, si bien reconoce problemas de gestión en estas áreas, sostiene que el Ejecutivo debe tener la capacidad de combinar lo que plantea como una agenda de corto plazo, que implique mejorar en estos ámbitos, y seguir adelante con los cambios estructurales propuestos en el Programa de Gobierno.

“Yo creo que hay que mejorar la gestión en salud, porque son temas cotidianos que la gente está sufriendo, y tiene que ver con un derecho que hoy día no está cien por ciento garantizado, por lo que me parece pertinente. Yo no creo que es lo uno o lo otro, creo que hay que saber cumplir con elementos importantes de las reformas, y también ir atendiendo, como parte de una responsabilidad política del Gobierno, los problemas que la gente está manifestando que son fundamentales de resolver”.

La también presidenta de la Comisión de Educación de la Cámara, criticó la implementación del llamado control preventivo de identidad el cual considera una medida ineficaz para el combate a la delincuencia, y que puede generar arbitrariedades durante su ejecución.

Por su parte, el diputado del PPD Guillermo Ceroni, integrante de la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara, señala que esta las medidas antidelincuencia es un aspecto a considerar por la administración, pero no es fundamental, porque más importante han sido los problemas de transparencia y probidad y la crítica brutal que han tenido reformas aplicadas por la Presidenta Bachelet “de parte de sectores económicos que no le interesan estas reformas”, como es el caso de la Tributaria y Educacional.

“Todo eso también crea un clima de bastante preocupación de la gente, y obviamente hay hechos concretos, pero si uno ve las estadísticas que nos dieron a conocer a nosotros en la Comisión de Constitución, y en la de Seguridad Ciudadana que integro yo, tanto por la policía estamos hablando de Carabineros, estamos hablando de Investigaciones, estamos hablando de la propia Fiscalía, ese aumento de la delincuencia que se refleja en los medios de comunicación no es efectivo”.

En efecto, según las estadísticas publicadas por la Fundación Paz Ciudadana en su sitio web, la tendencia en los delitos de mayor connotación social entre 2010 y 2015, muestra una relativa estabilidad, y en su mayoría una involución en la cantidad de ellos, siendo solamente el robo en lugar no habitado el único ítem en que se puede observar un incremento en el último lustro.

El diputado del Partido Socialista y presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara, Leonardo Soto, indicó que es complejo analizar el escenario actual y que recoge la encuesta CEP, ya que “tiene mucho de percepción, tiene mucho de ambiente de crispación” que no reflejaría los indicadores reales de los problemas, y que se puede verificar en áreas como salud y seguridad ciudadana, a juicio del parlamentario.

“En materia de salud, igualmente debería haber una agenda de corto plazo, que pueda concentrar los recursos y los esfuerzos administrativos, en cumplir sobre todo la agenda de construcción de hospitales y de formación de especialistas que, sin duda, es la tarea que nos propusimos para este período. Pero esas son agendas de corto plazo, y lo que no debe hacer este gobierno es, sin duda, abandonar la agenda de mediano y largo plazo, la agenda de cambio estructural que propusimos a la ciudadanía, porque por eso nos van a evaluar más que por las gestiones y problemas de corto plazo, que son la percepción que existe en materia de seguridad y salud”.

El sociólogo y analista político Alberto Mayol pone el énfasis en un eventual y “conveniente” cambio en el eje de las reformas por parte de los sectores más conservadores de la Nueva Mayoría, que pone estos temas como prioridades para el Gobierno lo que evidenciaría la irrupción de este nuevo grupo de poder en el oficialismo.

“Hay un mecanismo de esfuerzo de cambiar las reformas, ellos están comenzando algo que se hizo, en parte, desde el mismo que favoreció el debate sobre delincuencia, y es parte del resto de la clase política que centraron el asunto en delincuencia, pero la delincuencia no es ningún mecanismo que permita mejorar, efectivamente, la legitimidad de la democracia porque, además, supongamos que encontraran una solución, esa solución no sería de corto plazo, está completamente fuera de foco, es sencillamente coherente con el hecho que, como hay que olvidarse de las reformas, lo que quieren hacer es cambiar el eje a otra cosa”.

Desde el Ejecutivo, en voz del ministro Secretario General de Gobierno, Marcelo Díaz, respondieron a estos resultados en la última encuestas CEP asegurando que “la Presidenta no venía a cuidar ningún capital político sino que para hacer reformas que pusieran a Chile en la senda de una mayor igualdad (…) el camino de reformas que nosotros hemos propuestos tiene un tiene un propósito muy claro que es sentar las bases de un desarrollo más equitativo e inclusivo en Chile”.