Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio

Fernando Ubiergo: “Envejecer detrás de una guitarra es lo mejor que me pudo pasar”

Este 17 de octubre el cantautor celebrará con un concierto sus 40 años de carrera. En esta ocasión, no habrá músicos invitados: “La idea es tocar la mayor cantidad de canciones” dice el autor del “Café para Platón”.

Abril Becerra

  Martes 29 de septiembre 2015 18:16 hrs. 
3083291538_8013553b24_o

Desde su casa en San Antonio, Fernando Ubiergo afirma: “Hoy, sobre los 60, tengo una gratitud infinita, nunca pensé que podría envejecer detrás de la guitarra”. Lo rodean sus siete perros, comenta que Santiago ya no es un lugar para vivir, si existen otros paisajes. Dice que la educación artística se ha perdido, lamenta la poca difusión de la música chilena, recuerda a su amigo Gervasio y las canciones de The Beatles que lo llevaron a decidirse por la música.

Desde allí prepara el concierto con que celebrará sus 40 años de carrera: “Nunca pensé que podría dedicarme por completo a la música”, dice.

Anteriormente habías estudiado Sociología e incluso Periodismo en la Universidad de Chile, ¿cuándo te decidiste por la música?

“Esto surgió porque en la casa de mi madre en Valparaíso se escuchaba mucho tango, pero con los años yo me hice beatlemaniático. Desde los 10 hasta los 15 años aproximadamente, The Beatles copó todo lo que eran mis gustos. Luego a los 17 años, descubro a Serrat. Tengo la oportunidad de verlo y escucharlo y eso encendió una llama en mi corazón que me llenó por el resto de mi vida. Me di cuenta que la canción podía tener un mensaje. Creo que Serrat, sin saberlo, me aprieta una tecla y, de ahí en adelante, decidí que la guitarra tenía que ser una compañera de creación y comienzo a escribir canciones alrededor de los 18 – 19, y ya entre los 20 y los 21 aparecen las primeras canciones que sobreviven en términos formales.

Dentro de esas primeras canciones, ¿alguna que recuerdes con más afecto?

La primera canción que escribo en letra y música y que tengo conciencia es Dicen que mañana vendrá, canción con la que gané el Festival Metropolitano, un festival que organizaba una agrupación de autores en Santiago en el teatro Ópera en el año 1975. Después viene Ana Ariki, Un velero en la botella, en fin, canciones que empiezan a ir a festivales, porque entonces ese era el único camino.

¿Con quién te encontraste en la presentación de estos festivales?

Grabamos un programa que hacía René Schneider Arce, Gira gira sol, se llamaba y se emitió desde el año 76. Fue la primera vez que grabé en televisión. Ahí estaba  Hugo Moraga, Flor Motuda, Óscar Andrade. Ya no hay registros de este programa.

¿Cómo recuerdas hoy la censura de uno de tus discos?

Fue un momento complicado. No había noticias sobre el destino de Víctor Jara, no aparecía información en los diarios, todo era rumores.  Entonces había una buena mayoría de personas que teníamos bastante claro el destino que había tenido Víctor y finalmente, yo sentía que tenía que hacer una grabación de la canción Te recuerdo Amanda. Comenzamos a grabarla e incluimos dos canciones de Silvio Rodríguez, que en ese tiempo circulaba de mano en mano en formato cassette, (La Era está pariendo el Corazón y La Canción del Elegido)  y el poema 15 de Neruda. El disco fue publicado y a los 4 días de comenzar a venderse  hubo una orden de Dinaco para que el disco no se siguiese distribuyendo. Fue un momento muy duro.

También escribiste una canción dedicada a Gervasio…

Si, la canción la hicimos con mi hermano José Luis, luego de dos o tres meses de que falleciera Gervasio. Con mi hermano éramos muy amigos de Gervasio, íbamos a pescar. Gervasio era un gran aficionado a la pesca, un hombre que para los que lo conocieron saben perfectamente que era un muy querible y fue un golpe muy duro que recibimos todos cuando supimos lo que pasó.

Como ex presidente de la SCD, ¿cuál es tu opinión respecto a la Ley del 20 por ciento de la música chilena?

Lo que le da identidad al país es que sus propios artistas canten su propio repertorio, o sea, que seamos capaces de generar identidad por medio de nuestras canciones y, en ese sentido, creo que aún no hay suficiente espacio para la nueva generación de músicos chilenos, que es inmensa y que tienen un importante valor creativo y estético.

¿Cómo te sientes tras estos 40 años de carrera? 

Envejecer detrás de una guitarra es lo mejor que me pudo haber pasado en la vida, nunca lo imaginé. Cuando tenía 17 o 18,  siempre quise entender la vida, y soñaba con una máquina del tiempo que me pudiera dar un día como para echar un recorrido rápido y poder entenderla. La gran pregunta que tenía era: ¿cómo es posible que después de tanto amor no nos veamos más? Y toda esa angustia comenzó a volcarse en las canciones. A mí me produce inmensa emoción la vida. Uno puede encontrar lo maravilloso y lo terrible en la humanidad y pasar por este lugar y no sentirlo y no dar cuenta de eso, me parece un desperdicio. Envejecer atrás de la guitarra ha sido hermoso. Hoy sobre los 60, tengo una gratitud infinita.

El concierto   

La presentación se realizará el 17 de octubre a las 22:00 horas en el Teatro de la Universidad de Chile. Las entradas tienen valores desde los $12000 y pueden ser adquiridas mediante el sistema Daleticket.

“En esta ocasión, vamos a preparar un concierto de 30 canciones, aproximadamente. La idea es poder tocar la mayor cantidad de ellas”, dice el músico.