Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 22 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ

Ukamau, la vivienda y la política: “Vamos a desafiar los espacios donde se toman las decisiones”

La vocera del movimiento de pobladores, Doris González, habla del proyecto de vivienda social que acaban de ingresar al Serviu, de las políticas de la Nueva Mayoría y de su intención de participar en las próximas elecciones municipales.

Héctor Areyuna

  Domingo 11 de octubre 2015 9:30 hrs. 
maxresdefault


Recientemente, el movimiento de pobladores Ukamau logró ingresar al Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu) un proyecto de vivienda social que se materializaría en la Maestranza San Eugenio, terreno de la Empresa de Ferrocarriles del Estado y por el cual vienen luchando desde, al menos, el año 2011.

Se trata no sólo de 424 viviendas, sino que la recuperación de edificios que consideraron un patrimonio de la comuna y del país, por su importancia en el desarrollo del transporte ferroviario; además de espacios para el bienestar de la comunidad

El diseño contó con la participación del arquitecto y ex alcalde de La Reina Fernando Castillo Velasco y de los pobladores. El largo proceso da cuenta, según la vocera del movimiento, Doris González, de un gran logro.

Sin embargo, la lucha de esta agrupación de pobladores trasciende a la vivienda y apunta ahora a la articulación de la izquierda con miras a los próximos procesos electorales.

¿En qué consiste el proyecto que ingresaron al Serviu?

Es un proyecto emblemático para más de 400 familias que están agrupadas en el movimiento de pobladores Ukamau. Es un logro no sólo para el Ukamau en sí, sino para mostrar que la política habitacional se puede pensar de otra manera, que los pobladores y las pobladoras podemos ser parte del proceso de pensar dónde, cómo y cuándo se construye, cómo queremos vivir.

Lo que está permitiendo el proyecto de la Maestranza de San Eugenio es que efectivamente le hemos podido doblar la mano a la autoridad diciendo que tenemos propuestas que hacer, pensamos en cómo queremos vivir y eso lo estamos llevando a la práctica en un proyecto que se piensa en las áreas de desarrollo, en los servicios que se necesitan para una comunidad, en la participación real de la organización y que, en definitiva, los protagonistas están siendo los protagonistas.

¿Cómo evalúan la gestión del Gobierno no solo en Vivienda, sino en relación a las reformas y el contexto de moderación y realismo?

Ha tenido poca claridad en cómo quieren hacer las cosas, con ofrecimientos de campaña que fueron gigantescos, transformaciones estructurales -educación, salud, medio ambiente, incluso vivienda- donde supuestamente íbamos a tener una participación real.

Para nosotros, particularmente en el tema de vivienda, ha sido un retroceso grande el nuevo decreto (°105). En el decreto 49, que era de (Sebastián) Piñera -es un poco paradójico decirlo- logramos avanzar, instalar la autogestión de vivienda desde los pobladores en un gobierno de la derecha. Logramos pequeños avances que eran significativos para las organizaciones de pobladores, pero con las políticas que tiene la Nueva Mayoría, de mentir respecto de la participación real, no hay avance alguno.

Este programa se hizo pensando en demandas populares, como la educación. Sin embargo, se ha cuestionado la legitimidad de la clase política para implementarlo, ¿qué piensa de eso?

Claramente no tienen legitimidad política, porque la participación electoral fue bajísima. Además, con esta explosión de corrupción, no sólo del Gobierno de la Nueva Mayoría sino que de este bloque constituido en el poder por la Alianza y la Nueva Mayoría, han demostrado que tienen sus amarres más importantes, más que con la ciudadanía, con los empresarios que financian sus campañas, entonces la legitimidad no existe. El descontento social y político se muestra cada día y ahí es donde nosotros tenemos un gran desafío como movimientos y organizaciones sociales: recuperar la política para las mayorías.

En ese sentido, ¿cómo se integra el movimiento de pobladores en el mapa político en general, pensando en el ejemplo del Partido Igualdad, en la candidatura de Roxana Miranda?

Siempre al movimiento de pobladores se le ha visto como algo bien marginal, mediática y políticamente, pero con estas pequeñas demostraciones, estos esfuerzos que hemos llevado adelante, las propuestas que tenemos, y sabiendo que la vivienda no es la solución a todos nuestros problemas y conflictos, creo que vamos articulándonos, vamos avanzando, dando pequeños pasos que son bastante significativos para el proceso de acumulación social que tiene Chile. Hemos sido un aporte también al movimiento estudiantil, de trabajadores, medioambiental, nos hemos puesto a disposición de lo que necesitamos, trabajar en conjunto, buscar la unidad de todas las luchas. Ahí, creo que hemos cobrado total relevancia.

¿Van a plantear una alternativa para las próximas elecciones municipales?

Claro que sí. Como movimiento tenemos definiciones respecto de lo electoral y cuando hablamos que queremos recuperar la política, efectivamente lo estamos haciendo desde las bases, desde la construcción del poder popular, pero también vamos a desafiar los espacios donde se toman las decisiones finales: el espacio municipal, parlamentario e incluso presidencial, si encontramos que es necesario. Ahí vamos a unir nuestras luchas con los otros, los sencillos como nosotros, los pobladores, trabajadores y estudiantes que efectivamente quieren cambiar Chile. Ese es el desafío que tenemos en el siglo XXI.

Hay un desafío previo, que tiene que ver con la división histórica de las fuerzas de izquierda, ¿cómo se resuelve eso?

Efectivamente hay una gran atomización de la izquierda, de las organizaciones políticas y sociales, pero creo que hoy estamos en una postura distinta. Este nuevo aire, la nueva forma de hacer política también ha ido cambiando eso. Hay voluntad de hacerlo y en ese camino estamos. Hay diferentes instancias en las que estamos participando con otras organizaciones, fuerzas políticas, que todavía están en procesos pequeños, pero vamos avanzando. En el corto plazo podremos sacar algo en limpio e invitar al resto de las organizaciones, pero no nos creemos el referente o que tenemos la conducción política de esto. Se trata de trabajar en conjunto y seguir haciendo el llamado a la unidad que tanto necesitamos como pueblo y sociedad.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.