Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 8 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Los lazos familiares de Jorge Abbott, candidato de La Moneda para Fiscal Nacional

El Ejecutivo trabaja en los 25 votos necesarios para asegurar que Jorge Abbott efectivamente se transforme en el próximo jefe del Ministerio Público. En paralelo, se conocen los lazos familiares del candidato y las denuncias que trabajadores de la Fiscalía tienen en su contra.

Fernando Seymour D.

  Jueves 15 de octubre 2015 18:14 hrs. 
Jorge Abbott


La incertidumbre se mantuvo hasta el final, justo cuando vencía el plazo para que la Presidenta Michelle Bachelet anunciara el nombre de su candidato para reemplazar a Sabas Chahuán como Fiscal Nacional.

Y así lo hizo este jueves, desde Ecuador, al inclinarse por Jorge Abbott Charme, el actual director ejecutivo del Ministerio Público.

El abogado no solo agradeció escuetamente la designación de la Mandataria. También advirtió que por ahora no se referirá a ningún tema. “Por respeto a la institucionalidad, debo ponerme a disposición del Senado para los efectos de dar a conocer mi visión sobre el futuro de esta institución”.

El ex militante del Mapu y más tarde de la Democracia Cristiana, no solo se transformaría en el sucesor de Chahuán. Hay quienes aseguran que además sería un continuador de su política a la cabeza del Ministerio Público.

Las negociaciones del Gobierno ya están en marcha, considerando que la ratificación en el Senado requiere de 25 votos. Tres más que para la elección del Contralor General, donde el Ejecutivo, y particularmente el Ministro Jorge Burgos, no fueron capaces de imponer a su candidato Enrique Rajevic.

Pero no solo se trata de sumar apoyos desde la oposición. El que aparecía como el candidato de consenso entre ambos bloques, José Morales, ya no está en carrera. Además, entre los parlamentarios de la Nueva Mayoría hay tres que anunciaron que se inhabilitarán: los socialistas Fulvio Rossi y Carlos Montes, además del DC Jorge Pizarro.

En el caso del primero, fue el propio Burgos quien reconoció pedirle que asistiera al Senado para votar por Rajevic, interrumpiendo así su licencia médica. No sería extraño, entonces, que la situación se repita para la votación de Abbott.

Más complicado está el caso de Montes. El senador insiste en que mantendrá su inhabilitación, a menos que su voto fuera decisivo para la elección del candidato propuesto por Michelle Bachelet. Solo ahí podría revisar su situación.

En cuanto al presidente de la DC, si bien aún mantiene algunas dudas, Pizarro ya habría tomado una decisión. “Para evitar suspicacias y malos entendidos que algunos han planteado, probablemente me abstendré, que es lo que he conversado con mis colegas”.

¿Candidato cercano a la UDI?

Entre los senadores opositores la postura es esperar y tomarse un tiempo para debatir. Por ejemplo, para el presidente de la UDI, Hernán Larraín, esta vez, a diferencia de la votación del Contralor, “el proceso que condujo a la propuesta de la Presidenta fue un proceso conversado. Se evaluaron las distintas alternativas y las distintas bancadas le hicimos presente al Gobierno cuáles eran nuestras opiniones sobre los distintos candidatos”. La evaluación gremialista está en proceso.

La necesidad de conversar primero dentro de la bancada también la plantean desde Renovación Nacional. Si bien la propuesta no incomoda, aún no existe una definición. Así lo reconoce el senador Alberto Espina, quien asegura que no se cierran a la posibilidad de que Abbott se convierta en el próximo Fiscal Nacional.

En este nuevo escenario, las investigaciones por financiamiento irregular en campañas políticas que afectan a algunos senadores no pasan inadvertidas.

Como parte del caso Penta, el propio Sabas Chahuán confirmó que se estudian posibles salidas alternativas para cuatro de los imputados. De hecho, ya se ha conversado con algunos abogados defensores para sondear algún tipo de acuerdo y aplicar la suspensión condicional del procedimiento.

Se trataría de los diputados UDI Felipe De Mussy y RN Alberto Cardemil, investigados por delitos tributarios al facilitar boletas de honorarios ideológicamente falsas a las empresas Penta y SQM. A ellos podría sumarse el senador UDI Iván Moreira.

¿Una señal hacia la UDI y RN para asegurar el nombramiento de Abbott como Fiscal Nacional?

Otro dato. El parentesco de Jorge Abbott Charme con el ex canciller de Sebastián Piñera, Alfredo Moreno Charme. Este último, cercano a los controladores de Penta, Carlos Albero Délano Abbott y Carlos Eugenio Lavín García-Huidobro, grupo en el que asumió como principal directivo desde el 1 de julio de 2014.

Además, es primo del director del Servel, el abogado Eduardo Charme Aguirre, quien también está ligado al gremialismo.

Los votos que el Gobierno debe negociar

Tal como ocurrió con la votación del Contralor, el Gobierno nuevamente deberá negociar cada voto para conseguir las 25 preferencias que necesita. Si bien se habló de un cruce para consensuar las elecciones de Contralor y Fiscal Nacional, el fracaso del Gobierno para asegurar a Enrique Rajevic, así como la exclusión de José Morales, quien aparecía como el favorito para encabezar el Ministerio Público, plantean un nuevo contexto político.

Hay votos que ya aparecen seguros, como el de la senadora de Amplitud Lily Pérez. “Me parece una buena propuesta la de la Presidenta de la República. Yo apoyaré y aprobaré al fiscal Jorge Abbott, porque me parece que es un hombre que tiene la trayectoria y las condiciones para el cargo de Fiscal Nacional”.

Su mensaje es que debiera concentrarse en dos desafíos: combatir la delincuencia y ordenar la casa. “En el último tiempo hemos visto bastante ruido en el Ministerio Público”, manifiesta la parlamentaria.

Entre quienes dudaron para entregar el voto a Rajevic aparece el senador Pedro Araya. Asegura que esta vez se trata de “una buena elección, por su trayectoria en el Ministerio Público y por conocer bien la institución”.

“Nosotros estamos disponibles para apoyar a Jorge Abbott, pero queremos escuchar la exposición que hará en la Comisión de Constitución, porque obviamente que nos interesa el futuro del Ministerio Público en los próximos ocho años”, anticipa el independiente pro DC.

Además, envía un mensaje al Ejecutivo: “El Gobierno tendrá que buscar apoyo, porque esto necesariamente requiere un acuerdo con la oposición, pues son 25 votos que la Nueva Mayoría no tienen en el Senado”.

Su postura podría ser similar a la de los senadores independientes Alejandro Guillier y Antonio Horvath. Sin embargo, este último, en el caso del Contralor, decidió abstenerse, transformándose en el voto que terminó por sepultar a Enrique Rajevic.

A partir del anuncio de Michelle Bachelet, el Senado dispone de diez días para votar el nombre de Jorge Abbott. Diez días de negociaciones en los que el Gobierno deberá sumar al menos cinco votos de la oposición.

En suma, contaría con 16 senadores de la Nueva Mayoría, además del voto de Lily Pérez. Otros tres que podría sumar de los independientes, pero descartando las tres posibles inhabilitaciones de los senadores Montes, Rossi y Pizarro. En total, 20 votos, cinco menos del quórum de 2/3 que se requiere.

La importancia de la Fiscalía Oriente

Es un hecho que el último cargo que designará Sabas Chahuán antes de dejar el Ministerio Público será el del nuevo jefe de la Fiscalía Metropolitana Oriente, vacante desde que el fiscal Alberto Ayala se trasladara a Antofagasta.

El plazo de diez días para postular se inició este miércoles, luego de lo cual, el pleno de la Corte de Apelaciones recibirá a los candidatos en audiencia. Después de sus exposiciones, los ministros enviarán una terna al Fiscal Nacional, quien decidirá el nombramiento.

Si bien aún no presenta su postulación, el nombre de Carlos Gajardo, el fiscal que encabeza el caso Penta, aparece como el principal candidato para ocupar este cargo. Un puesto fundamental para mantener vivas las investigaciones de los casos Penta, SQM y Corpesca. Incluso la del caso Caval, en la que son investigados Sebastián Dávalos y Natalia Compagnon, el hijo y la nuera de Michelle Bachelet.

Denuncia de los funcionarios del Ministerio Público

El anuncio de Jorge Abbott como candidato para la Fiscalía Nacional también ha generado reacciones entre los funcionarios. De hecho, la Federación Nacional del Ministerio Público (Fenamip), que agrupa a 1.200 funcionarios de la Fiscalía de Chile, plantea diversas interrogantes.

A través de un comunicado, aseguran que su propuesta “resulta comprometedora para nuestra organización que, en noviembre del año 2014, presentó ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) una queja en contra del Estado de Chile por vulneraciones a la libertad sindical al interior del Ministerio Público y en dónde se señala el nombre de Jorge Abbott”.

Dicha queja, agregan los funcionarios, “se encuentra en tramitación ante el Comité de Libertad Sindical de la OIT, con sede en Ginebra, ciudad hasta donde viajaron dirigentes sindicales de la Fenamip”.

“Esta propuesta de solución está aún vigente y esperamos que a la brevedad el actual Director Ejecutivo Nacional, nominado a Fiscal Nacional, pueda dar respuesta a aquello para dar una pronta solución a los problemas planteados, en su calidad de aspirante al alto cargo al que se le ha propuesto”, detalla el documento.

Además, plantean que “cómo organización sindical requerimos gestos expresos en tal sentido, que den certeza y seguridad respecto del buen trato y respeto a los derechos de los trabajadores y trabajadoras durante los próximos años”.

Finalmente, los funcionarios hacen “un llamado a los senadores a tener en cuenta estas situaciones y a  buscar, en estas materias, un pronunciamiento expreso del candidato propuesto a fin de dar solución a las problemáticas planteadas, de manera que este se comprometa desde ya, a trabajar para resolver las demandas de los trabajadores y trabajadoras del Ministerio Público, antes que, eventualmente, asuma el cargo de Fiscal Nacional”.