Diario y Radio U Chile

Año XII, 13 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Nueva Mayoría y reformas: “El Gobierno debe salir de la comodidad de Palacio”

Parlamentarios de la Nueva Mayoría coinciden en que es necesario que la Presidenta Bachelet se involucre en el proceso de reformas, y sobre todo en liderar el proceso constituyente: “Es necesario que se politice la agenda”, sostuvo Gabriel Silber.

Gonzalo Castillo

  Viernes 16 de octubre 2015 20:55 hrs. 





El futuro de la reformas y del proceso constituyente, así como el impacto de esta agenda en el devenir de la popularidad del Gobierno, fue abordado por parlamentarios y dirigentes del oficialismo quienes manifestaron sus posturas e ideas sobre el camino que el Ejecutivo debe tomar para revertir la crisis de popularidad que afronta.

En este sentido, se plantea que frente a las dificultades que proyectos de ley como la Agenda Laboral o los del ámbito educacional han enfrentado el último tiempo -con advertencias de parte de la derecha de recurrir al Tribunal Constitucional, de ser necesario para evitar que sean promulgadas-, se lleguen a acuerdos para destrabar estos conflictos o que se enfrenten “con convicción” estos eventuales conflictos, como una manera de mostrar una imagen más “empoderada” por parte del Ejecutivo.

El diputado de la Democracia Cristiana, Gabriel Silber, se manifestó partidario de que la Presidenta “sincere una posición” y salga a la cancha a enfrentar las diferencias al interior de la Nueva Mayoría, sobre todo en el tema de Nueva Constitución, en donde se necesita una presidenta absolutamente empoderada de su cargo, y no un líder de carácter ausente o neutro, aseguró el parlamentario de la Falange.

“Eso demanda no una autoridad neutra ni que endose, simplemente, al Congreso esta discusión, sino liderar, justamente, este proceso. Acá tenemos que emplazar a la derecha respecto de sus credenciales democráticas, de su genuino compromiso con el Estado de derecho, de tal manera de que concurran con sus votos a sostener los dos tercios que necesitamos en el Congreso”.

Además, Silber indicó que la Mandataria “debe salir a terreno y politizar la agenda”, y de la mano de la ciudadanía generar los debates y discusiones en torno del proceso constituyente, y aseguró que no debe “ser tímida” a la hora de reconocer que la Nueva Mayoría es una alianza de carácter progresista.

Finalmente, el parlamentario de la región Metropolitana aseguró que no hay que quitarle el bulto a los problemas ni evadir los conflictos, sobre todo durante el proceso constituyente, por lo que emplaza a que la coalición de Gobierno tenga “audacia” y “salga de la comodidad de Palacio”, para tener buenos resultados.

El senador y presidente del MAS, Alejandro Navarro, calificó como “ingenuidad” el que el Gobierno plantee un proceso constituyente para cambiar la Constitución, ya que desde su perspectiva la UDI nunca va a dar su brazo a torcer para alterar “ni una coma” de la Carta Magna actual, por lo que cifra sus esperanzas en el futuro Parlamento, en el que espera que haya mayoría de congresistas –así como un jefe de Estado- que estén por una Asamblea Constituyente.

La Presidenta no puede eludir el abocarse a los temas ciudadanos, considerando la apatía de la sociedad en general hacia la política, lo que hay que revertir, y de acuerdo al senador por Concepción, eso se logra con una Presidenta que sale a terreno, coincidiendo con el diagnóstico del diputado Silber: “Cuando Bachelet sale a la calle, está cercana a la gente, es la mejor Bachelet que podemos recordar”, agregó Navarro.

Otro punto que remarcó el líder del MAS, tiene que ver con el factor comunicacional del Ejecutivo, ya que hasta la llegada de Marcelo Díaz a la Secretaría General de Gobierno, de acuerdo a Navarro, el Gobierno carecía de una política en este sentido, y es una de las áreas en las que pidió que se pusiera más atención para lograr posicionar las reformas: “Hemos sido derrotados en la batalla comunicacional de las reformas, y este proceso constituyente si no hace correcciones importantes en información a la ciudadanía, también puede sufrir la misma suerte”.

Seguridad Ciudadana y Salud para revertir crisis de popularidad

Para Ernesto Velasco, presidente del Partido Radical, la prioridad del Gobierno debiese ser temas ciudadanos como es la seguridad ciudadana, temas de salud, sacar adelante el Presupuesto apuntando a la reactivación económica y la reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto del 16 de septiembre pasado.

“La prioridad es sacar adelante las reformas y todas las tareas que están en la primera prioridad: seguridad ciudadana, enfrentar los temas de salud, sacar adelante un presupuesto, que espero que para el próximo año implique un énfasis en reactivación y la reconstrucción, no nos olvidemos de la región de Coquimbo, de Atacama y todas las zonas que hoy día no lo están pasando bien. Esa es la primera prioridad que es gobernar”.

Yasna Provoste diputada de la DC, enfatizó en la necesidad de que el Gobierno se mantenga en un carril reformista, pero haciendo las cosas bien: “Una reforma no es una improvisación, una reforma es hacer las cosas bien y nosotros vamos a estar siempre disponibles para apoyar esas transformaciones bien hechas”.

La diputada por Atacama expuso que es compatible llevar a cabo el programa de reformas y la solución de los problemas más acuciantes y de corto plazo para la sociedad, no obstante si bien compartió que al Ejecutivo le ha hecho falta transmitir de mejor manera su Programa de Gobierno, criticó la poca disposición al diálogo de parte de la Administración.

“Nos ha faltado, tanto al interior del Gobierno, como del Gobierno con la ciudadanía una capacidad de diálogo. Ese es un tema que es evidente. Yo lo vivo día a día acá en nuestro distrito que ha enfrentado momentos muy difíciles después de los aluviones vividos en marzo, y hemos visto que ha habido falta de diálogo, lentitud en los procesos de reconstrucción. Son temas que generan mucho malestar ciudadano”.

Claudio Fuentes, director de la Escuela de Ciencia Política de la Universidad Diego Portales, sostuvo que la estrategia que el Gobierno debería utilizar para revertir su baja popularidad es abocándose a los “temas locales”, tal como lo señaló Ernesto Velasco, es decir seguridad ciudadana y salud, y se mostró en desacuerdo con quienes plantean que debe abordar una agenda de carácter más confrontacional de cara a lo que resta de su mandato.

“Estamos a un año de las elecciones municipales, por tanto el Gobierno debe evitar traspiés como en el caso de la nominación del Contralor, por lo que es necesario llegar a acuerdos políticos para destrabar las reformas y enfocarse así el próximo año en temas locales, sino la proyección de la Nueva Mayoría va a ser muy difícil. Tiene que ganar la elección municipal, y para eso rápidamente debe resolver los proyectos de ley fundamentales –laboral, aborto y educación-, y el próximo año centrarse en la gestión en salud, seguridad ciudadana, que son temas más locales que van a afectar a la ciudadanía”.

En relación con la necesidad de mejorar la política comunicacional del Gobierno, el profesor Fuentes fue enfático al señalar que esta área depende de los objetivos políticos que quieran transmitir, cuestión que no ha sido abordado con toda la claridad de parte del Gobierno, por ejemplo en el caso de la Reforma Educacional.

“Siempre he creído que la comunicación es un medio, pero para eso tienes que tener muy claro cuál es el objetivo político, y en algunos temas como educación no se tenía claridad respecto del objetivo que se quería lograr. Había mucha confusión sobre qué tipo de3 instrumentos se iban a utilizar en el tema de la gratuidad, y eso no es comunicacional, eso es político”, sostuvo Fuentes, quien agrega que estos problemas de entrega de información a la ciudadanía tienen que ver con las dificultades a nivel interno que ha evidenciado la Nueva Mayoría.

Finalmente, Claudio Fuentes señaló que en la medida en que el Gobierno sea capaz de resolver y establecer claridad en su administración, podrá mejorar su imagen frente la opinión pública.