Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Arte y Estado: El particular caso de la Galería Gabriela Mistral

La Galería fue fundada a mediados de los años '90 y desde entonces, se ha transformado en uno de los símbolos de la transición política en el arte nacional. Con los años, el espacio ha pasado por altos y bajos, enfrentando incluso, un inminente cierre.

Abril Becerra

  Domingo 1 de noviembre 2015 9:23 hrs. 





La Galería Gabriela Mistral (GGM), ubicada en Alameda 1381, fue creada en 1995 por la periodista Luisa Ulibarri. En ese momento, el país enfrentaba una transición política que en el arte también se hacía sentir: durante dictadura muchos de los círculos culturales se aplacaron desde el aspecto institucional y la relación Arte- Estado, prácticamente desapareció. De ahí que la Galería se transformara en el símbolo de esta reconciliación cultural.

“Cuando se conformó la Galería estaba el Museo de Arte Contemporáneo (MAC), el Museo de Bellas Artes y existían algunas galerías comerciales, pero durante Dictadura hubo un apagón cultural, entonces en los ‘90 habían pocos espacios para que los artistas pudieran mostrar su trabajo”, indicó Florencia Lowenthal, directora de la Galería Gabriela Mistral.

Durante estos 25 años la Galería también logró reunir una serie de trabajos de artistas nacionales, creando así, uno de los catálogos más importantes del país compuesto por más de 100 obras. En este sentido, ha logrado reclutar obras de artistas como Cecilia Vicuña, Iván Navarro, Marcela Trujillo, Pablo Rivera y Paz Errázuriz, entre otros.

Dónde los restos, en qué zona los desperdicio? 1995 - Paz Errázuriz

¿Dónde los restos, en qué zona los desperdicio?
(1995). Paz Errázuriz. Colección GGM

Su historia también se truncó cuando en 2013 debió mantener sus puertas cerradas por cuatro meses. Entonces, diferentes organizaciones defendieron la labor de la Galería:

En los últimos días nos hemos tenido que enterar a través de la prensa de la decisión, por parte del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes respecto del cierre de la  Galería Gabriela Mistral.

“La galería va a seguir funcionando, sólo que en otra ciudad. Un traspaso de escenario que no alterará el énfasis con que se ha trabajado hasta ahora, porque sólo tiene que ver con reorientar los esfuerzos a espacios regionales. Una de las líneas claves de nuestra gestión es la descentralización y regionalización”, afirma la coordinadora del Área de Artes Visuales Pamela Prado, en El Mercurio del 8 de abril.

Ante estos acontecimientos y estas afirmaciones, ACA, Arte Contemporáneo Asociado A.G. declara lo siguiente: Nos vemos obligados a comunicar nuestro absoluto y categórico rechazo ante esta medida. Hablar de “traslado” de la Galería Gabriela Mistral a Valparaíso es sólo un eufemismo engañoso para dar cuenta de su cierre”, apuntó el comunicado publicado en esos años.

Posteriormente, la presidencia de la Galería, encabezada por Claudia Zaldívar – actual directora del Museo de la Solidaridad Salvador Allende-, fue asumida por Florencia Lowenthal.

El rol público de la Galería Gabriela Mistral

Las galerías de arte se desarrollaron al alero de las primeras obras de arte moderno. Desde entonces, se preocuparon de la comercialización de los trabajos de los artistas. El mayor auge se produjo en Francia en pleno siglo XIX cuando comenzaron a realizarse contratos escritos y orales con los autores de las obras. La galería, más allá de un espacio de difusión, contemplaba la valorización del arte y el fomento del coleccionismo.

ggm-620x290

Según Paul Birke, presidente de la asociación de Galerías de Arte Contemporáneo (AGAC), La Galería Gabriela Mistral “es una galería muy particular que no comercializa, sino que expone”.

“Es una cosa un poco híbrida, una especie de museo chico, pero que ha sido bastante eficiente y activa, porque a esta altura, la calidad de las obras que tienen, es muy alta”, indicó Birke.

Las críticas

Las decisiones tomadas por el directorio de la institución han sido cuestionadas. En opinión de Carolina Herrera, presidenta de Arte Contemporáneo Asociado, con el paso de los años se ha perdido la ideología editorial: “La Galería Gabriela Mistral fue una galería paradigmática para el Arte Contemporáneo, porque allí se dieron a conocer artistas muy importantes para la época, pero también porque tiene un tipo de ADN muy especial, ya que desde el principio evidenció una editorialidad.”

En este sentido, Carolina Herrera indicó que “en la actualidad, y esto lo digo a título personal, veo que sí, hay una réplica de parte de la Galería Gabriela Mistral, a lo que es nuestro mercado expositivo con otras galerías. Creo que es un espacio que evidentemente habla para y con el mundo del Arte, pero no veo claramente que tenga como objetivo la difusión o la aproximación o, un programa formativo de espectadores”.

En su defensa, Florencia Lowenthal indicó que “la Galería a través de estos 25 años ha mantenido un espíritu de investigación y de reflexión a partir de las obras de los artistas. Yo creo que el rol fundamental de esta galería y el que me interesa reforzar es la idea de que este espacio que debe dar cuenta del arte del presente y así como también me interesa dar fuerza al coleccionismo patrimonial”.

Florencia Lowenthal también explicó que el sentido del espacio es promover el conocimiento del arte contemporáneo, lo que se evidencia en un programa destinado a los estudiantes de ciclos básicos y medios que se exhibe en la página web.

“Sobre si la galería está cuestionada, no lo sé, no he leído, ni visto, ni me ha llegado ningún tipo de cuestionamiento, sin embargo me gustaría responder que GGM no solamente dialoga con otras galerías locales sino que hay un interés por exponer a artistas emergentes a la selección de curadores internacionales y su consiguiente internacionalización”, indicó Florencia Lowenthal.

Un catálogo nacional

El catálogo generado durante los últimos años reúne una vasta colección, a la que se suman exponentes extranjeros.

Asimismo, Birke señaló que “la Galería Gabriela Mistral está muy vinculada y muy bien instalada en todo lo que es la escena del Arte Contemporáneo Chileno, por lo tanto,  la colección que le está haciendo al Estado de Chile, es de primera línea, porque está adquiriendo obra de los artistas relevantes que van a quedar sí o sí, está haciendo de laguna manera una colección al Estado, estupenda”, indicó Birke.

Sombras nada más (1998)- Juan Castillo- Colección GGM

Sombras nada más
(1998). Juan Castillo. Colección GGM

Asimismo, Florencia Lowenthal comentó que el presupuesto 2016 que recibirá la Galería fue duplicado con respecto al año 2015, lo que permitirá una mayor capacidad de adquisición.

Galerismo, arte y difusión 

Por último, Paul Birke señaló que el galerismo en el país ha crecido, pero que sin embargo estos espacios no son suficientes para la difusión de las obras nacionales.

Asimismo, Florencia Lowenthal señaló que el panorama de promoción del arte está limitado por una escasez de recursos: “En Chile existe la Galería Gabriela Mistral, el MAC, pero siempre estamos con presupuestos cortos, entonces siempre estamos como tratando de profesionalizar, pero hay un tema de presupuestos muy fuerte”.