Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 28 de septiembre de 2022

Escritorio

Senadora Carolina Goic: “Se ha tratado de caricaturizar la huelga de los trabajadores”

La parlamentaria DC, integrante de la Comisión de Trabajo, en la que se encuentra el proyecto de Reforma Laboral, asegura que la iniciativa busca equilibrar las peticiones de trabajadores y empresarios, lamentando que “desde la Nueva Mayoría se confundan los objetivos o que algunos se hagan eco de miradas más catastrofistas”.

Patricio López

  Miércoles 4 de noviembre 2015 13:20 hrs. 
Carolina Goic

Compartir en

El proyecto de Reforma Laboral que se encuentra en el Senado no solo está circunscrito al ámbito de los derechos de los trabajadores. También tiene implicaciones vinculadas con la justicia social todavía pendiente en Chile, la distribución del ingreso y, según las voces más críticas, su tramitación sería parte causante de las expectativas a la baja en el crecimiento económico del país.

Para la senadora Carolina Goic, “lo que busca la Reforma Laboral es aumentar la cantidad de trabajadores sindicalizados en nuestro país y fortalecer el sindicato como espacio de organización e interlocución de los trabajadores en la empresa”. Así lo planteó, en conversación con el “Tema del Día” la parlamentaria DC e integrante de la Comisión de Trabajo, en la que se encuentra el proyecto de Reforma Laboral.

En cuanto a las diferencias sobre los requisitos para constituir sindicatos, reconoció no ser partidaria de una modificación del quórum, a propósito de la propuesta que plantea aumentar la exigencia mínima de trabajadores para formar un sindicato de ocho a 25. “Eso va en contra de si queremos fortalecer sindicatos y no dificultar su creación. Son alrededor de un millón de trabajadores los que estarían quedando fuera”.

Asimismo, aclaró que “uno entiende que las empresas más pequeñas con menos trabajadores tienen una dinámica diferente. Pero eso no puede ser a costa de impedir el ejercicio de sus derechos laborales. Por eso, estamos de acuerdo con medidas especiales para las pymes, pero no lo hagamos dejando fuera de la sindicalización a un número importante de trabajadores”.

También se refirió a la participación de los Ministerios de Hacienda y Trabajo mediante indicaciones en la parte final de la tramitación del proyecto, lo que desde el mundo sindical ha sido interpretado como un intento por relativizar los aspectos más garantistas de los derechos laborales del proyecto original.

“Realizamos un proceso de negociación con los Ministerios del Trabajo y de Hacienda para perfeccionar el texto que venía desde la Cámara de Diputados. Creo que en eso hubo avances. Y espero que toda la Nueva Mayoría respaldemos en conjunto este proyecto, al que muchos nos referimos como la cuarta reforma del programa de Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet”, explicó la parlamentaria.

En ese sentido, destacó que ya se ha aprobado la titularidad sindical, “para que no existan más grupos negociadores paralelos y que en aquellas empresas donde existan sindicatos se negocie con ellos. También la posibilidad de que la extensión de beneficios ya no sea solo una decisión del empleador, sino que se acuerde con el sindicato, lo que fortalece su posibilidad negociadora y haga más atractivo el sindicalizarse. Y el derecho a huelga efectivo, un tema donde nuestro país ha sido observado cada año por las instancias internacionales, porque hoy no lo tenemos”.

Para la senadora se trata del “mismo ánimo de los Ministerios de Hacienda y Trabajo, de perfeccionar la norma respecto del reemplazo y cómo se cautela la posibilidad de que los trabajadores que no están en la huelga ni en el proceso de negociación colectiva puedan seguir ejerciendo las funciones que establecen sus contratos, con la idea de resguardar el derecho de ejercer sus funciones, pero en ningún caso el reemplazo con trabajadores internos”.

Sobre los anuncios de algunos parlamentarios que se han mostrado dispuestos a corregir, en la votación en Sala, eventuales indicaciones contrarias a los intereses de los trabajadores, la senadora aclara entender el deseo de muchos por avanzar más allá. “Quedó descartada la negociación por rama o discusiones en las que a uno le gustaría poder avanzar más”.

Y agregó: “Lo importante es que respecto a lo que lo que se comprometió en el programa de Gobierno seamos capaces de cumplirlo. Es un paso importante el reconocimiento de la titularidad del sindicato, el derecho a huelga efectivo, respecto de lo que existe hoy en el Código del Trabajo. Más bien nos actualizamos en materia de derechos colectivos, que era un tema que había quedado desfasado”.

La parlamentaria apuntó a la búsqueda del equilibrio entre los requerimientos de los trabajadores y de los empresarios. “También aparece algo que quizás no es tan del gusto de los trabajadores, sino más bien del sector empresarial, que es la posibilidad de generar pactos, siempre con el sindicato, en materias de horas extraordinarias y jornadas especiales. Es un proyecto que contempla las distintas miradas y las trata de equilibrar, considerando que hoy tenemos una cancha que es dispareja, donde los trabajadores no se sientan a la mesa con la participación proporcional al aporte que hacen en el proceso productivo”.

Y tal como lo reconoció la propia legisladora, ha sido difícil consensuar una posición dentro de la Nueva Mayoría respecto del proyecto. “Espero que honremos el compromiso que suscribimos en el programa de Gobierno. Pero también con el mundo de los trabajadores y las trabajadoras. Creo que es un proyecto que le hace bien al país. Una mirada más moderna de poder contar con un sindicato que es más fuerte y representativo, con dirigentes que efectivamente representan a sus bases, lo que permite a las empresas tener acuerdos que permanecen en el tiempo”.

En cuanto al sector público, planteó que “urge avanzar en procedimientos de negociación colectiva, porque probablemente permitiría que conflictos como el que hoy tenemos en el Registro Civil u otras movilizaciones del sector público se canalicen. Pero hoy no tenemos un espacio normado de discusión de legítimas reivindicaciones laborales”.

Es por eso que insistió en que se trata de un proyecto que busca generar espacios para el diálogo al interior de la empresa, “lo que requiere tener equilibradas posibilidades de sentarse a la mesa”.

“Lamento que desde la Nueva Mayoría se confunda ese objetivo o que algunos se hagan eco de miradas más catastrofistas que se dan cada vez que avanzamos en un proyecto que fortalece los derechos de los trabajadores. Aquí se ha tratado muchas veces de caricaturizar la huelga y decir que los trabajadores lo que buscan es casi el daño a las instalaciones a las empresas ¡Por favor, si son parte de ellas, es su trabajo!”, criticó la parlamentaria.

Finalmente, la senadora también se refirió a la situación que afecta a las empresas papeleras acusadas de coludirse. “Cuando vemos escándalos como el de la colusión del papel, uno piensa que pareciera injusto cuando se trata de asociar dificultades en el crecimiento a discusiones como la Reforma Laboral ¿No pesan mucho más las malas prácticas que hemos visto en el mundo empresarial por años, que hoy se conocen, en las confianzas que se generan en el mercado?”.

“Me gustaría en eso también la capacidad de autocrítica y de enmendar y asumir errores y el peso que eso tiene sobre los mercados”, concluyó Carolina Goic.

Síguenos en