Diario y Radio U Chile

Año XI, 25 de agosto de 2019

Escritorio

Advierten reduccionismo del tema mapuche por parte del Ministerio del Interior

Nuevamente el manejo del gobierno sobre el tema mapuche es una de las áreas peor evaluada en las encuestas. La noticia no sorprende, ya que constituye una tendencia que se viene expresando en ésta y otras encuestas del último tiempo.

Paula Correa

  Viernes 6 de noviembre 2015 18:44 hrs. 
mapuche

En la última encuesta Adimark los encuestados desaprobaron el manejo del tema mapuche por parte del gobierno de Michelle Bachelet y su equipo. Este se convirtió en una de las tres áreas peor evaluadas, después de la corrupción en los organismos del Estado y la delincuencia.

Desde el gobierno, el ministro de Cultura Ernesto Ottone, quien también participa del trabajo en materia de pueblos indígenas a través de una consulta realizada por su cartera, advirtió que se debe tener cuidado con este tipo de encuestas: “Efectivamente están bastante targeteadas en el sentido en que se pregunta directamente por los temas, no te da una opción abierta”, sostuvo.

Sin embargo, esta mala percepción se ha mantenido desde hace tiempo, así lo sostuvo el cientista político José Marimán, para quien “la percepción no es mala ahora porque esta encuesta lo dice, es mala hace mucho tiempo y tiene que ver con el trato que da el gobierno y de muchos políticos a la materia, quienes siguen tratando de actuar sobre consecuencias de lo que ha sido todo el proceso de incorporación de los mapuches en la sociedad nacional y no atender las causas que provocan esas consecuencias”.

El especialista sostuvo que el gobierno enfrenta temas puntuales, contingentes, pero no toca las demandas de fondo. A eso se suman una serie de errores que le juegan en contra, como burocracia del sistema o la política de la imposición por parte de la elite.

“Las autoridades están cavando su propia tumba, porque si bien hay disposición de los dirigentes indígenas a conversar, este tipo de cosas han ido restando esa buena voluntad”, afirmó Marimán.

Por otro lado, desde las comunidades señalan que esta mirada ajena a las demandas del pueblo mapuche se agrava con la política que se ha impuesto desde el ministerio del Interior, en particular por parte del Subsecretario Mahmud Aleuy.

En ese sentido, el abogado y académico de la Universidad de Chile, Salvador Millaleo, apuntó al rol que ha tenido Aleuy en reducir un asunto de profundas raíces históricas y políticas: “Él ha sido el principal autor de este reduccionismo del tema mapuche algo que él pueda manejar, porque él es el encargado de la prevención del delito, seguridad y todo eso, entonces para que sea un tema de él, lo reduce a eso. Incluso en las manifestaciones que puedan tocar aspectos judiciales no es un tema principalmente judicial, es un tema político, pero el gobierno no tiene a nadie que le haga frente al asunto desde lo político”, dijo.

De hecho, los comuneros no olvidan la diferencia de trato que, afirman, quedó establecida cuando los camioneros de La Araucanía fueron recibidos en el Palacio de La Moneda.

Así lo expresó Eliana Huitraqueo, integrante de la comunidad Francisco Lincoñir de Freire, para quien persiste una constante discriminación por parte del Estado: “Para los que tienen poder económico las normas no son tan iguales como para el mundo indígena, en el que si uno hace una protesta, al otro día está encarcelado. Los camioneros hicieron una tremenda manifestación y a nadie se le hizo nada, entonces vemos que allí hay un doble estándar del estado para tratar a unos como ciudadanos de primera categoría y a otros como de segunda categoría”, sostuvo.

Así, académicos y dirigentes mapuche señalaron que, a estas alturas del desarrollo de la democracia en el país, no se puede pretender que las poblaciones indígenas acepten quedar al margen de participar de los procesos que les competen y que simplemente acojan las políticas impuestas desde arriba, por una elite que tiene acaparado el poder político, económico y social, más aún en un contexto de crisis de la política chilena en medio de una serie de casos de corrupción.