Diario y Radio U Chile

Año XIII, 3 de marzo de 2021

Escritorio MENÚ

Indicación que obliga a obedecer a sus partidos divide a legisladores

Compleja se avizora la tramitación de las indicaciones a la Ley de Partidos Políticos que habilita las órdenes de partido a los parlamentarios excluyendo, incluso, la objeción de conciencia. Diputados y senadores adelantan rechazo a las enmiendas impulsadas por el Ejecutivo.

Claudio Medrano

  Viernes 6 de noviembre 2015 21:03 hrs. 
Parlamento


“Un partido no solo es solo la suma de parlamentarios”, dijo en la Comisión de Constitución el ministro Nicolás Eyzaguirre. El jefe de Segpres defendía así la indicación que supone orden para los militantes de las colectividades, obligando a los parlamentarios a cumplir con las disposiciones que desde las directivas partidarias emanen.

Al menos eso entendieron algunos de los asistentes al parlamento, quienes de inmediato adelantaron un voto en contra en la tramitación. Pese al descontento, las indicaciones fueron aprobadas en la Comisión, pasando a un debate en Sala que se avizora complejo.

Esto, porque entre las enmiendas visadas por la Comisión de Constitución de la Cámara, se elimina la prohibición de dictar órdenes de partidos a los parlamentarios, aunque señala que “estas sólo podrán ser emitidas por el órgano ejecutivo u órgano intermedio colegiado a sus afiliados que sean diputados o senadores”.

Además, excluye la posibilidad de que algún legislador no cumpla una determinada instrucción, eliminando la fórmula de la objeción de conciencia.

Las enmiendas, que tienen por objetivo relevar el rol de los partidos políticos fueron rechazadas por senadores, quienes anunciaron su voto negativo cuando la iniciativa pase a su cámara. Entre los que se cuentan el PPD Felipe Harboe, el independiente Pedro Araya y la representante de Amplitud Lily Pérez.

Entre los diputados, también hay contrarios a las indicaciones como el liberal Vlado Mirosevic: “(de aprobarse) El Parlamento va a terminar funcionando como un buzón. Va a terminar con un poder total a la jerarquía de los partidos y estoy seguro que en vez de fortalecer a las colectividades, las debilitará”.

De todas formas hay quienes defienden estas enmiendas, como el DC Fuad Chahin, quien acusó falta de información a los parlamentarios que han expresado su rechazo: “Va a ser facultativo el dar las órdenes, no será una obligación y, si se da, solo será en caso del programa y los principios. En todo lo demás ni siquiera se podrá dar la orden de partido”, aclaró.

Por su parte, el diputado UDI Arturo Squella, considera que “es extraño que dirigentes que no han sido electos vía voto popular, como los presidentes de partido, tomen decisiones a nombre de los parlamentarios”.

Respecto de los temas sobre los cuáles se podrá emitir una orden de partido, la Comisión estableció que fueran referidas “a asuntos en que se encuentren directamente comprometidos los principios o el programa definido o aprobado por sus órganos internos”. Asimismo, se extendió esta competencia a la discusión de política de alianzas de una colectividad.

También se estableció prohibición “sobre aquellas materias en que la Constitución establezca que los parlamentarios sean jurado”, y si bien la redacción original del Ejecutivo plasmaba la atribución de los parlamentarios de recurrir al Tribunal Supremo del partido y mecanismos para estructurar dichas órdenes, este punto se rechazó

Se espera que el proyecto de Ley de Partidos Políticos sea votado en la sala de la Cámara de Diputados a fines del mes de noviembre.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.