Diario y Radio U Chile

Año XII, 19 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Expertos piden que Cancillería tome la iniciativa en controversias limítrofes

Con el izamiento del pabellón nacional y un desfile cívico patriótico en la población La Yarada-Los Palos, de Perú, se celebró la mañana de este lunes la creación del nuevo distrito en la frontera con Chile. Mientras, el Ministro de Relaciones Exteriores chileno, Heraldo Muñoz, respondió que el país velará por sus derechos soberanos, su integridad territorial y cerró las puertas a conversaciones políticas. ¿Cuáles son las fuerzas que empujan el conflicto? ¿Cuán eficientes están siendo ambas cancillerías en la defensa de sus intereses?

Paula Correa

  Lunes 9 de noviembre 2015 20:57 hrs. 





No quiso hablar de un “congelamiento de las relaciones bilaterales”, pero al ser consultado el canciller Heraldo Muñoz sostuvo que “en estas condiciones” no era posible realizar reuniones de consultas políticas a nivel de vice-cancilleres, y tampoco la reunión ministerial del Consejo Social que se iba a efectuar en diciembre en Lima y que, finalmente, fue suspendida.

Además, se mostró tranquilo pese a la formalización del nuevo distrito peruano en el llamado “Triángulo Terrestre”, llamado La Yarada-Los Palos, e indicó que se cumplió con los canales diplomáticos al enviar una nota de protesta.

Sin embargo, las críticas no se hicieron esperar. Desde la oposición, el presidente de Renovación Nacional, Cristián Monckeberg, hizo un llamado a la Presidenta Michelle Bachelet a asumir un liderazgo activo en cuanto a la defensa de los intereses nacionales en el ámbito internacional.

Y es que las críticas al manejo de la Cancillería se siguen sumando, y se le tilda de “reactiva” y con “poco manejo”, tal como indicó el diputado del Partido Liberal, Vlado Mirosevic, integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja.

“La cancillería peruana es en general una cancillería que está pensando en el largo plazo y lleva la ofensiva, a diferencia de la chilena que es bastante sobria. Si bien me gusta que sea sobria, a ratos esa sobriedad termina siendo poca iniciativa y eso creo que nos ha jugado en contra, ya que sólo estamos reaccionando, y no se nos ve con una agenda muy potente de integración”.

Por otro lado, el senador independiente por Partido Radical Alejandro Guillier, aseguró que Chile no cuenta con una oficina de Relaciones Exteriores, sino que con unos burócratas a cargo. Pero hay más reparos.

Dentro de ellos está el académico de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile y experto en relaciones internacionales José Rodríguez Elizondo quien puso el acento en las pocas noticias que se entregan a la ciudadanía, la que, a su juicio “debe estar informada al más amplio nivel”.

Para el autor del libro “Chile-Perú: el siglo que vivimos en peligro”, hemos llegado a una etapa muy grave donde se está ocupando un lenguaje de confrontación por ambos lados. El Perú, al asumir hechos consumados que para Chile significan usurpación de territorio, y Chile al protestar y emplear frases como “gesto inamistoso”, que tienen una decodificación bastante delicada en la jerga diplomática.

El especialista manifestó su temor sobre que, frente a la aversión a negociar que ha mostrado nuestro país, se esté las puertas de una nueva demanda frente a organismos como la Corte Internacional de La Haya, cuando “ya aparecemos con una imagen de país absolutamente dominado por la demanda de nuestros vecinos”, advirtió.

Ante las voces que apuntan a la estrategia de Perú como producto de la baja aprobación del Presidente Ollanta Humala a pocos meses de su salida del gobierno, el analista sostuvo que no es adecuado razonar en términos de interés electoral en conflictos de larga data. Lo mismo señaló Máximo Quitral, cientista político de la Universidad Arturo Prat, para quien hay que centrar la mirada en los pasos que ha dado Chile.

“Chile tiene una relación profunda desde el punto económico con el Perú, pero me parece que no ha sido muy inteligente a la hora de abordar otro tipo de estrategias de integración que pueden ser culturales y educacionales, donde podrían verse dos ámbitos de acción interesantes que podrían contribuir a alejar estos fantasmas de las reivindicaciones territoriales”, sostuvo.

Para el especialista una de las razones de esto es que no hay una política de Estado definida: “Nuestra forma de hacer política exterior cambia cada cuatro años y no se toma una postura seria con una prolongación que permita contar con la tranquilidad de construir relaciones normales y constructivas con los vecinos”, dijo.

Quitral añadió que, con esta forma de hacer política, vamos a quedar aislados en el concierto internacional en razón de la demanda de Bolivia, lo que ya se ha visto cuando el presidente francés François Hollande y la Canciller alemana Ángela Merkel han instado a Chile al diálogo.