Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Insulza asume como agente en La Haya luego de renuncia de Felipe Bulnes

El ex ministro del Gobierno de Sebastián Piñera reconoció falta de respaldo al grupo de juristas luego del fallo del tribunal de La Haya que se declaró competente para someter a proceso la demanda marítima presentada por Bolivia. Lo reemplazará en el cargo el ex secretario general de la OEA, José Miguel Insulza.

Raúl Martínez

  Lunes 23 de noviembre 2015 18:52 hrs. 





La Presidenta Michelle Bachelet dio a conocer la información de la renuncia al equipo jurídico que representa a Chile ante el Tribunal de La Haya de Felipe Bulnes, a quien agradeció por las gestiones realizadas ante la corte que revisa la demanda de Bolivia por un acceso soberano al Océano Pacífico.

Junto al canciller, Heraldo Muñoz, y al sucesor de Bulnes frente al equipo jurídico, José Miguel Insulza, la mandataria aprovechó de destacar que Chile asistirá al juicio iniciado en La Haya “consistente con la antigua tradición chilena de respeto al derecho internacional (…) con la fuerza de nuestras pruebas y la validez de nuestros argumentos”.

Michelle Bachelet sostuvo que “no vamos a vacilar en la defensa de nuestra soberanía y la integridad territorial. Esa es nuestra política como Estado y es lo que hemos encomendado a nuestra cancillería”, aprovechando además de enviar un mensaje a Perú por la creación de un nuevo distrito que considera el triángulo terrestre a partir del Hito 1 en la frontera entre ambos países como parte de su territorio.

Respecto al caso en La Haya, Michelle Bachelet subrayó que “Chile tiene buenos argumentos, tiene una tradición de respeto al derecho internacional y un equipo de juristas y expertos del más alto nivel. Los chilenos y chilenas pueden tener la seguridad que mi Gobierno hará todo aquello que corresponda para mantener la integridad de nuestro territorio y soberanía y que va a hacer valer nuestros intereses nacionales tanto ante la Corte de La Haya como frente a la comunidad internacional”.

Mientras, el sucesor de Bulnes, José Miguel Insulza, manifestó que “estamos todos comprometidos con una causa que tiene que ver con la condición de nación independiente y soberana que tiene nuestro país, que es un país democrático, respetuoso del derecho, dispuesto al diálogo, siempre abierto al diálogo y dispuesto también a buscar las mejores relaciones no solamente con sus vecinos, sino con todos los países del mundo”.

Falta de respaldo

Más abierta fue la posición planteada por el ahora ex agente chileno ante el Tribunal de La Haya, Felipe Bulnes, quien reconoció una falta de respaldo al equipo de juristas luego del fallo de la corte que en septiembre se declaró competente para conocer la demanda boliviana.

Bulnes indicó que hace un tiempo planteó un diagnóstico al canciller Heraldo Muñoz y la propia mandataria respecto a “qué era lo más conveniente de la causa”. En ese sentido consideró que “producto de la objeción preliminar Chile logró limitar sensiblemente la demanda boliviana estableciendo la corte que Bolivia ya no puede pretender imponerle a Chile una obligación de negociar, además con un resultado predeterminado porque la corte ha dicho que no tiene incompetencia para imponer un resultado y que Chile ha salido fortalecido de la objeción preliminar”.

Sin embargo, reconoció que “también en un diagnóstico de honestidad le comenté en su momento después de varios días de reflexión al canciller y a la Presidenta que me parecía que tenía que también trabajar con un efecto que se había producido después de esta primera fase y es que de alguna manera se había perdido la cohesión y el respaldo al equipo jurídico, fundamentalmente al agente, porque, con toda franqueza, hubo algunos que tenían la expectativa y pusieron ahí la vara del éxito en que el juicio se tenía que terminar en esta etapa”, es decir cuando la corte fallara respecto a la objeción presentada por Chile y que fue desechada de manera contundente por los jueces del tribunal.

En efecto, para varios sectores la situación fue calificada como un serio revés y en Bolivia incluso fue interpretado como un duro golpe a las pretensiones chilenas por dejar sin efecto la demanda por retornar con soberanía al Pacífico.

Putín pide más antecedentes

Durante la jornada también se conoció la noticia sobre una petición del Presidente ruso, Vladimir Putin, de más datos sobre el reclamo de Bolivia de salir de su enclaustramiento y según medios locales, incluso se mostró de acuerdo en conversar con Chile acerca de un entendimiento que beneficie la aspiración de los bolivianos.

En la versión electrónica del diario La Razón, se precisa que el Presidente Evo Morales conversó con su par ruso en el marco de un encuentro que sostuvieron en Irán donde participan de una reunión de países productores de gas.

El periódico consigna que Morales explicó a Putin los argumentos jurídicos e históricos que sustentan la demanda marítima, a lo que Putin habría respondido –según explicó en declaraciones a la prensa el canciller boliviano, David Choquehuanca – que “vamos a estudiar, entendemos el tema. Si podemos hacer algo lo vamos a hacer, vamos a hablar con Chile”.

Choquehuanca agregó que Putin “ha escuchado con mucha paciencia, con mucha calma, con mucho interés. El Presidente Morales ha explicado por qué hemos ido a La Haya”, donde se estudia la demanda.