Diario y Radio U Chile

Año XI, 18 de agosto de 2019

Escritorio

Confusam acusa a dirigentes “militantes” del fracaso en negociación pública

En una carta, los trabajadores de la salud municipal responsabilizaron a algunos representantes de la mesa del Sector Público en la demora y posterior fracaso en las negociaciones del reajuste salarial. A su vez, cuestionaron a los diputados del PC que cambiaron su votación inicial.

Paula Campos y Héctor Areyuna

  Viernes 27 de noviembre 2015 15:43 hrs. 
marcha-confusam-620x330

El Diario de la Universidad de Chile tuvo acceso exclusivo a la carta enviada por el directorio de la salud municipal. En ella reconocen el fracaso en la negociación del sector público, culpando al gobierno y el Parlamento de su actuar. Sin embargo, lanzan duras críticas contra los dirigentes de la mesa que los representa por retardar la discusión y no olvidarse de sus militancias.

La misiva se envía un día después que el  Congreso aprobara el reajuste del 4.1 por ciento para el sector. En la votación que se dio en la Cámara de Diputados, incluso, se dio una división entre los miembros de la bancada comunista, quienes no mantuvieron postura unánime sobre el reajuste.

Mientras Guillermo Teillier y Daniel Núñez apoyaron el incremento propuesto por el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés; Camila Vallejo, Karol Cariola y Hugo Gutiérrez continuaron con el rechazo acordado solo un día antes por el PC.

A medida que se conocía el respaldo de los congresistas al 4.1 por ciento de alza salarial, los trabajadores endurecían sus críticas mientras se movilizaban en las afueras del Congreso. A la salida fustigaron el actuar del Gobierno y el Poder Legislativo, criticando este “mezquino” ajuste que solo permite compensar el alza en el costo de la vida.

Tal fue la polémica causada que, incluso, la diputada independiente Alejandra Sepúlveda denunció presiones por parte de La Moneda, acusando que las autoridades comprometieron la aprobación de la Reforma Laboral al respaldo en la norma de reajuste al sector público.

En este contexto, desde la Confusam lanzaron una dura carta a sus representados en la que se puede leer: “Finalizado hoy en el Congreso el trámite legislativo sobre el proyecto de ley de reajuste de remuneraciones y otros beneficios para las y los funcionarios públicos, ratificando la Cámara de Diputados lo realizado en el Senado, instancia que aprobó ayer reponer el 4.1 por ciento originalmente rechazado por las y los diputados, nos hemos quedado con un sabor amargo y la sensación de un rotundo fracaso en estas negociaciones por cuanto, producto de la vuelta de carnero de muchos de las y los diputados que previamente rechazaron el 4.1%, el Gobierno logra finalmente imponer su voluntad en el Parlamento con lo que más de 400.000 servidores públicos debemos asumir las consecuencias del ajuste fiscal en un escenario económico complejo”.

Además de criticar el accionar de aquellos diputados que cambiaron de opinión solo 24 horas después de haber rechazado inicialmente el 4.1 por ciento, desde la salud municipal criticaron que la contención del gasto fiscal se haga con “cargo al magro bolsillo de quienes viven de su salario. Es de hacer notar que este Gobierno y este Congreso que se coluden para castigar a los trabajadores, no tienen ninguna vacilación en aprobar generosos subsidios a las mismas empresas que se coludieron incrementando artificialmente el valor de la papelería de uso cotidiano y lo hacen ya sabiendo que dichas empresas de la madera habían incurrido en el delito de colusión contra millones de chilenas y chilenos. La clase política y gobernante actuaron contra nosotros en perfecta armonía y con tremenda celeridad aprobando el reajuste miserable y dándose algunos el gustito de practicar algo de populismo rechazando en primera instancia el 4.1% pero rectificando en cuestión de horas sin explicación ninguna”.

Sin embargo, en otra de las duras acusaciones se responsabiliza a la mesa de presidentes del Sector Público y a  la CUT por este fracaso en las negociaciones: “Esta negociación partió tarde y así lo hicimos ver. Partió porque entre otras organizaciones, como CONFUSAM exigimos empezar, pero otras instancias sindicales, en antecedentes de que esta sería una negociación compleja, optaron por retardar al máximo el proceso a efectos de que ocurriera lo que finalmente ocurrió: se partió tarde y se terminó al filo del plazo fatal de cierre y sin mayor capacidad operativa de parte de las organizaciones dejándonos espacio solamente para expresar nuestra indignación por los resultados en esta movilización que cerramos hoy exitosamente con más de 40.000 manifestantes en las calles de Valparaíso y con más del 90% de nuestra gente en paro en todo el país”.

En la carta se explica que esta situación tiene que ver con que varios integrantes de la mesa son “incapaces de separar sus militancias políticas e intereses particulares, de los superiores intereses de quienes representamos y actuaron sistemáticamente entorpeciendo la necesarias movilizaciones que seis de las quince organizaciones reclamamos”.

Al finalizar agregan que “lo único rescatable de este proceso de negociación fracasado, es que hemos aprendido la lección. A lo menos como CONFUSAM tenemos el convencimiento pleno que la próxima negociación de reajuste con el actual Gobierno el año 2016 se hará bajo el marco de: “Negociación  con Movilización” desde la partida y, como no hay plazo que no se cumpla, ni deuda que no se pague, en el 2016, año de elecciones municipales, el Gobierno tendrá que resarcir con creces las pérdidas de este año”.

La explicación del PC

A través de una declaración pública, el Partido Comunista trató de explicar la polémica división en su bancada al momento de votar el reajuste del sector público. El diputado Teillier aseguró que dicha reforma fue abordada con los trabajadores durante el día de ayer y que se envió un mensaje al Ejecutivo: “Yo lo dije en la Cámara, no sólo estamos preocupados por el reajuste sino también por lo que pasa con la Reforma Laboral, porque no hay claridad ¿qué pasa en el Senado con la Reforma Laboral? cuando votamos en bloque quisimos dar esa señal, nosotros no estamos conformes y queremos que el Gobierno se atenga a lo que aprobó la Cámara a lo que han sido los acuerdos y que no abra paso a aquellas intenciones que tratan de doblarle la nariz a la Reforma Laboral”.

Ximena Aguirre, directora nacional de la ANEF y dirigenta del INDH, criticó duramente el accionar de los comunistas: “Si el PC es un partido consecuente debió haber apoyado a los trabajadores hasta el final y no lo hizo, les cerró todas las posibilidades a los trabajadores públicos de haber tenido un reajuste mejor y mayor dignidad. Ahora, lo que más nos preocupa como dirigentes sindicales de la ANEF es que el coordinador de la Mesa del Sector Público también es del PC y más nos preocupa que la movilizaciones del sector público se hayan iniciado en la última semana del mes de negociación, eso es muy grave. Aquí hay responsabilidades sindicales de los dirigentes de la Nueva Mayoría”.

Según se ha adelantado, los principales cuestionados por los trabajadores serían el coordinador de la mesa, Carlos Insunza, y el presidente de la ANEF, Raúl de la Puente.