Diario y Radio U Chile

Escritorio

Crisis en TVN: Canal sólo podría pagar sueldos hasta febrero

Disminución en la venta de publicidad y una caída de audiencias serían los principales factores de la recesión. Sin embargo, el gran problema recaería en la administración y gestión del canal. "El Estado debe hacerse cargo del problema. No podemos dejar morir el único canal público de Chile", comentó Rodrigo Cid, presidente del Sindicato N°3 de TVN.

Abril Becerra

  Lunes 30 de noviembre 2015 18:17 hrs. 
TVNok_816x544-678x330

Este martes TVN deberá sincerar su situación económica. Horas antes del balance, reina la incertidumbre  al interior del canal luego de que se revelara que desde enero a septiembre de 2015 arrastra un déficit cercano a los $18 mil millones.

Disminución de las ventas de publicidad y una caída sostenida en las audiencias serían los principales factores de la crisis que durante este año ha sumado decenas de despidos.

Desde los trabajadores existe una importante inquietud respecto de cómo se resolverá su situación laboral. Esto, ya que el canal no cuenta con los recursos necesarios para financiar los sueldos de 2016.

Rodrigo Cid, presidente del Sindicato N°3 de TVN,  señaló que las remuneraciones de enero y febrero están contempladas dentro del presupuesto del canal, sin embargo, indicó que se desconoce el futuro de los demás meses: “Según la información extra oficial que hemos recibido, enero y febrero estarían cubiertos, pero si no se consigue una inyección de recursos a través de la banca privada, estaría en serio riesgo el funcionamiento y el pago de los sueldos para lo que es el próximo año”.

El representante de los trabajadores indicó que como trabajadores están “tremendamente preocupados de lo que está sucediendo”. En esa línea, emplazan al Estado a hacerse cargo del problema: “No podemos dejar morir el único canal público de Chile”.

Como medida paliatoria los ejecutivos del canal han optado por rebajarse su salario. Este es el caso de Carmen Gloria López, directora ejecutiva de la señal, quien se bajó el sueldo en dos ocasiones desde que llegó al cargo en julio de 2014. Sin embargo, esta determinación no sería suficiente por lo que desde gerencia han iniciado una serie de acciones para poder recibir apoyo desde la banca, lo que según los trabajadores resulta fundamental para financiar las necesidades del canal durante 2016.

Una de las principales críticas respecto de la gestión apunta directamente a Ricardo Solari, presidente del directorio de TVN. Esto ya que según los trabajadores “desconoce el modo en que debe operar la televisión”. En este sentido, desde los gremios indican que no es gente experta la que está a la cabeza de la señal.

“Lo que necesitamos es poner en pantalla programas que realmente la gente quiera ver. Eso es lo que le hemos insistido a las autoridades del canal. No queremos más experimentos, no queremos más intentos, sino que queremos éxito, no queremos otras cosas”, subrayó Juan Cardemil, vocero del Sindicato N°2 de TVN.

Otra de las inquietudes radica en la alta remuneración que reciben parte de los miembros directivos de TVN. Un ejemplo sería el salario del director de prensa, Alberto Luengo, quien percibe 13,20 millones mensuales brutos, mientras que Alicia Hidalgo, gerenta general, gana 10,63 millones.

Por ello, el llamado es a transparentar la situación, donde aparece como una de las soluciones a explorar la reformulación de la Ley Larga del canal, normativa que no le permite al Estado apoyar económicamente a la señal.

De acuerdo, a esto Rodrigo Cid señaló que pese a que desde el Ejecutivo indicaron que la normativa está en proceso de reforma, aún no se han iniciado las discusiones en el parlamento: “Hasta el momento la nueva Ley de TVN no ha mostrado ningún tipo de apuro por ser sacada en el Congreso. Hemos tenido reuniones con las autoridades, pero pareciera que no se está haciendo algo”.

Junto con la entrega de las cifras económicas, los ejecutivos deberán entregar una solución respecto de cómo se enfrentará la crisis,  la que -según los trabajadores- de no conseguir apoyo privado, podría profundizarse.