Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 4 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

El temor generado por la visita de Burgos a la policía de EE.UU.

Expertos advierten que las políticas estadounidenses en la materia se han implementado dificultosamente. A esto se suma la inquietud por las características del trabajo policial de Norteamérica, sobre todo respecto de las minorías étnicas.

Héctor Areyuna

  Domingo 6 de diciembre 2015 13:56 hrs. 
1431285946_jorge1


Durante la semana pasada el ministro del Interior, Jorge Burgos, realizó una gira por Estados Unidos en la que se reunió con autoridades policiales y asesores políticos en materia de seguridad pública, principalmente de Nueva York.

No es novedad, ya que según la coordinadora de programas y proyectos del Centro de Estudios de Seguridad Ciudadana de la Universidad de Chile, Alejandra Mohor, la política de estadísticas computacionales desarrolladas en esa ciudad siempre han sido un referente en la materia.

Según la académica, el Compstats que se replicó en Chile como Sistema Táctico de Análisis Delictual (STAD) en 2011 con financiamiento del Banco Interamericano del Desarrollo, es metodológicamente interesante, pero su ejecución derivó en atropellos a libertades y derechos.

“Su implementación ha estado asociada a esta exigencia del cumplimiento de metas, que no necesariamente habla de la calidad del trabajo policial, sino más bien de la cantidad. lo que ocurrió mucho en Nueva York es que se incurrió en atropellos a las libertades individuales, libertades civiles, vulneración de derechos y eso ha estado muy asociado al maltrato a las minorías, porque lógicamente cuando tú hablas de no tolerar incivilidades, donde vas a buscarlas es en la población migrante, latina, afroamericana, las minorías vulnerables de siempre”.

La académica aseguró que la implementación de esta política en Chile se hizo de una manera errónea, ya que “Carabineros ya trabajaba con estrategias similares y lo que más bien hubiera hecho falta es una adaptación de la estrategia, comprendiendo cuál es la idiosincrasia de nuestras instituciones policiales, del pueblo chileno en general”.

“Si tú eres miope para mirar los que ocurrió en Nueva York no vas a aprender de los errores y estás condenado a reproducirlos”, agregó.

Además, por las características de la policía estadounidense, la gira del ministro Burgos, llamó la atención del diputado de la comisión de Derechos Humanos, Hugo Gutiérrez.

“No tengo la certeza que sea EEUU la policía más idónea para enseñarnos sus experiencias en el control de la delincuencia, después de saber cómo ellos matan a personas básicamente en función del color de su piel, y eso sin duda muestra que estamos frente a una policía que es altamente discriminadora, que no cumple su rol en seguridad pública sino que es una especie de control étnico”.

Con más preocupación todavía miran este tema desde el movimiento social. Estas inquietudes las expuso el secretario general de la Confederación Bancaria, Luis Mesina.

“Los ciudadanos y trabajadores difícilmente van a aceptar un proyecto económico que arranca derechos, entonces la única forma de implementar esto es sobre la base de la implantación violenta y eso supone un estado policial. es una concepción orwellista de la historia. Creo que estamos enfrentado a un proceso histórico tremendamente complejo, pero esos son los desafíos que tenemos por delante. las organizaciones sociales no nos podemos detener sobre la base del temor que pretenden ellos imponer, quizás primeramente simbólico y después un temor que se va a hacer realidad a través de la materialización de la violencia por parte del Estado”.

La gira de Burgos estuvo principalmente marcada por reuniones bilaterales en Washington y visitas a centros operacionales y tecnológicos de la NYPD, experiencias que según el secretario “es importante estudiar con las policías en Chile”.