Diario y Radio U Chile

Año XIII, 25 de febrero de 2021

Escritorio MENÚ

Facultad de Medicina en alerta por déficit presupuestario

La principal preocupación pasa porque cerca del 90 por ciento del presupuesto de la facultad está destinado al área de Recursos Humanos, específicamente al pago de remuneraciones, por lo tanto, los manifestantes piden abordar la integridad del problema que en su aspecto económico, los afecta directamente.

Paula Correa

  Viernes 11 de diciembre 2015 12:12 hrs. 
Facultad-de-Medicina-Universidad-de-Chile-


Esta mañana amaneció tomada la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile. Esto como una señal de alerta que se extenderá hasta el mediodía, ante lo que los funcionarios consideran la poca claridad sobre el llamado Plan de Normalización que está impulsando el decanato.

Recordemos que desde el 27 de noviembre los funcionarios están en paro, y desde el dos de diciembre, en paro indefinido como una señal de alerta ante una posible reestructuración presupuestaria. Movilización que cuenta con el respaldo de los académicos y estudiantes de salud, así como por la Federación de Estudiantes (Fech).

El plan, impulsado por el decano Manuel Kukuljan busca hacerle frente al déficit financiero de la facultad que alcanza los seis mil 500 millones de pesos y que aumenta año a año. Si bien el Consejo de Facultad aprobó la idea de normalizar, no existe claridad sobre la forma de abordarlo.

El Decano afirmó que la Facultad debe ponerse a tono con los requerimientos de una institución de su tamaño y complejidad. En ese sentido, sostuvo que el proceso de discusión ha sido abierto a la comunidad y aclaró que aún no hay pasos definitivos a seguir: “Hay una serie de información que es difundida de manera, al menos, inexacta. Nosotros hemos sido extraordinariamente transparentes y presentado todo lo que se puede hacer al Consejo de Facultad, las actas son públicas, hay grabaciones públicas”

Camila Beltrán, delegada del Sindicato de Trabajadores a Honorarios, e investigadora de la Facultad de Medicina señaló que como manifestantes se oponen  al proceso de normalización. “Por ello, la Asociación de Funcionarios de la Universidad de Chile (AFUCH) está en paro y todos estamos movilizados en contra de este proceso que, en realidad, atenta contra el modelo de universidad que todos queremos”.

La principal preocupación pasa porque cerca del 90 por ciento del presupuesto de la facultad está destinado al área de Recursos Humanos, específicamente  al pago de remuneraciones, por lo tanto, los manifestantes piden abordar la integridad del problema que en su aspecto económico, los afecta directamente.

En esa línea, se ha dicho que podría no entregarse el reajuste anual de los trabajadores públicos, también se habla de posibles disminuciones en los pagos, e incluso cesar convenios de honorarios, fórmulas que rechazan los manifestantes. Para la académica y Senadora Universitaria, Inés Pepper, este tipo de medidas son insuficientes: “No tiene mucho sentido este recorte porque, en el fondo, no soluciona las cosas, ya que, en la medida que los ingresos de la Facultad no alcanzan para cubrir sus costos, vamos a volver a caer en una deuda. Entonces, este es un problema sin fin. A menos que se produzca un cambio a raíz de la reforma de la educación superior y se pueda producir otra forma de financiamiento, que no sea el auto-financiamiento, y es ese el fondo del asunto”,

El decano Manuel Kukuljan explicó que para tomar cualquier decisión deben tener una respuesta concreta sobre si es posible aumentar o no los aportes que reciben. Además, aclaró que la propuesta de normalización no busca reemplazar un Plan de Desarrollo Institucional elaborado de forma participativa con la comunidad.

La próxima semana se realizará la sesión ordinaria, correspondiente al mes de diciembre, del Consejo de Facultad, donde se expondrán las condiciones para la formulación del presupuesto 2016, cuyo déficit se origina en1981, cuando las instituciones de educación superior dejaron de recibir su principal fuente de financiamiento del Estado, llevando a un plan de autofinanciamiento que profundiza la crisis.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.