Diario y Radio U Chile

Año XI, 21 de julio de 2019

Escritorio

Cuestionan excesiva judicialización de huelga en Reforma Laboral

Desde Fundación Sol critican el debilitamiento de los sindicatos y el excesivo trámite para resolver los conflictos laborales. Valentina Doniez, antropóloga de la Fundación adelanta que "se va a llegar a juicios y disputas donde ya sabemos que los empleadores tienen más capacidad de pagar a mejores abogados, mayor planificación legal, etc. Entonces ese tampoco es un campo neutral”.

Paula Correa

  Lunes 21 de diciembre 2015 17:44 hrs. 
DONIEZ

Siguen las críticas a la reforma laboral propuesta por el gobierno. Para Valentina Doniez de Fundación Sol el “supuesto fortalecimiento del actor sindical que plantea la Reforma Laboral es sólo un eslogan”.

La antropóloga experta en materias laborales advirtió que, detrás del modelo que se quiere implantar, el que considera “una profundización del plan laboral”, existen otras fórmulas que quitan aún más autonomía a los actores sindicales e imponen mayor control y presión a las organizaciones.

En ese sentido explicó que el proyecto busca generar una extrema judicialización de los procesos de negociación, donde se le da un rol mucho más preponderante a los Tribunales o la Dirección del Trabajo, situación que parte, incluso antes de la negociación colectiva “donde está la definición de los servicios mínimos”.

Para Valentina Doniez, por ese camino “se va a llegar a juicios y disputas donde ya sabemos que los empleadores tienen más capacidad de pagar a mejores abogados, mayor planificación legal, etc. Entonces ese tampoco es un campo neutral”.

La experta agregó que la consecuencia de este sistema es seguir debilitando sindicatos, “porque si no son los sindicatos por su propias fuerzas los que logran que se respeten los derechos laborales, no se le puede pedir al juez que esté en cada una de las materias normando o fiscalizando”.

Mientras, el proyecto ingresaría a la Comisión de Hacienda del Senado durante la primera semana de enero. Según los cálculos, la sala de los legisladores alcanzaría a evaluarlo y votarlo en esa misma fecha. Todo esto antes de su tercer trámite en la Cámara de Diputados. Si esa instancia rechaza los cambios al proyecto, como adelantaron algunos diputados oficialistas, la iniciativa pasaría a una Comisión Mixta.

En ese caso la discusión podría extenderse más allá del 31 de enero, fecha que se impuso el Comité Político de La Moneda para despachar el proyecto desde el Congreso Nacional.