Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 1 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Rectores exigen al Gobierno reparar daños por anuncios de gratuidad

A la espera del fallo íntegro del Tribunal Constitucional, la educación superior define este lunes diversos aspectos. Y si bien el Ejecutivo confirmó que ninguna universidad estatal quedará fuera del beneficio, entre los planteles afectados, como la Universidad Arturo Prat, advierten sobre el grave daño que ha generado el Gobierno con sus políticas.

Fernando Seymour

  Lunes 21 de diciembre 2015 13:34 hrs. 
Ennio Vivaldi


Finalmente este lunes se conocerá el texto en su totalidad del fallo del Tribunal Constitucional (TC) respecto del requerimiento de inconstitucionalidad que presentaran diputados de la UDI y Renovación Nacional, y que la semana pasada significó la impugnación de la glosa de gratuidad para la educación superior, incluida en la Ley de Presupuestos para 2016.

Las aprensiones se mantienen, particularmente entre aquellas universidades estatales que en un principio quedarían fuera del beneficio, luego de los requisitos anunciados por el Gobierno.

“Una gran discriminación hacia parte de las universidades estatales”, criticó esta mañana el rector de la Universidad Arturo Prat de Iquique, Gustavo Soto, en conversación con el programa Semáforo, exigiendo que el Estado repare lo que ha ocurrido en estos últimos días.

“El 65 por ciento de los profesionales que trabajan en la región son egresados nuestros”, aseguró el rector, además de plantear la relación que existe entre los ingresos estatales recibidos por los planteles públicos de educación superior y los años de acreditación con los que cuentan.

“De acuerdo a los fondos que han llegado desde el Estado a las universidades que tenemos tres años de acreditación, Los Lagos, la UTEM y nosotros, y también las universidades de Atacama y Magallanes que también reciben bajos ingresos, somos las que menos años de acreditación tenemos”.

Y agregó: “Nosotros solo recibimos dos mil 500 millones de pesos por Aporte Fiscal Directo para cuatro mil 500 estudiantes de ingreso PSU. Y dentro de ese monto, dos mil millones los entregamos en beneficios estudiantiles”.

Por ello, recordó que “nuestra Universidad, hace dos años, tiene igualados los aranceles reales con los referenciales, de manera que nosotros hablamos entre comillas de gratuidad desde hace dos años”.

La respuesta no tardó en llegar desde el Ministerio de Educación. “Todas las universidades del Estado quedarán dentro de la gratuidad”, aseguró la ministra del ramo, Adriana Delpiano, añadiendo que “ningún alumno se verá perjudicado respecto de sus becas o créditos con aval del Estado”.

“Si alguna Universidad del Estado tiene algún problema, es el Estado el que tiene que hacerse cargo de resolverlo. Las Universidad del Estado tienen un trato distinto. El compromiso del Estado es establecer convenios para que todas lleguen a mejores estándares de calidad”, explicó la autoridad del Mineduc.

Incluso, anticipó que el Ejecutivo enviará al Congreso un proyecto de ley corta, lo que permitiría asegurar el beneficio de la gratuidad para otros 140 mil estudiantes de las universidades del CRUCH que no cumplan con los requisitos de cuatro años de acreditación, además de los 185 mil que ya están asegurados.

En la iniciativa quedan fuera los institutos profesionales y los centros de formación técnica, los que serán favorecidos con el mejoramiento de becas.

A la espera de conocer la totalidad del contenido del fallo del TC, este lunes se convocó a una reunión extraordinaria del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCH) para evaluar la fórmula definitiva que el Gobierno debiese implementar respecto del beneficio de gratuidad.

El rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, presidente del Consorcio de Universidades Estatales de Chile (CUECH), advirtió que “se ha intentado colocar a las universidades estatales bajo las mismas bases con las que se juzgan las universidad privadas”.

Por ello, exigió que “el Estado debería pedir perdón si tiene universidades estatales fuera de los estándares de calidad”.

Nuevas propuestas por gratuidad

Paralelamente, durante la mañana de este lunes, llegó hasta La Moneda el diputado Giorgio Jackson junto a otros representantes del movimiento Revolución Democrática con el objetivo de entregar una propuesta sobre gratuidad para educación superior.

“El llamado al Gobierno es a que ojalá busque apoyo en aquellos sectores que han estado históricamente movilizándose y tratando de cambiar la estructura de la educación superior. Y no le haga caso a aquellos que han insistentemente frenado la opción de que la educación se consigne como un derecho”, exigió el diputado.

Asimismo, apuntó a que “nosotros esperamos coherencia por parte del Gobierno en esta materia. Estamos absolutamente disponibles para apoyar todo proceso que signifique avanzar hacia el fortalecimiento de la educación pública. Y que no se quede solamente en recursos más, recursos menos, que fue en lo que lamentablemente caímos en esta glosa de gratuidad”.

Por su parte, el ex presidente de la FEUC Noam Titelman, hoy coordinador de educación en el Observatorio Red de Estudios para la profundización Democrática (RED), advirtió sobre lo complejo que resulta la figura del Tribunal Constitucional.

“No puede ser que en una democracia tengamos que caer finalmente en el chantaje de la derecha a través de instituciones como el Tribunal Constitucional. Lo que la derecha no pudo hacer en las urnas lo está tratando de hacer en esta tercera Cámara, que es el Tribunal Constitucional”.

Además, realizó un llamado por “por una gratuidad de verdad, que fortalezca a la educación pública. La pelota está hoy en la cancha del Gobierno”.

Todo esto, en la antesala del vencimiento del plazo, este martes, para que las universidades se definan respecto del beneficio para la educación superior. Mismo día en el que marcharán los estudiantes, a quienes se podrían sumar los rectores de las universidades estatales.

Considerando, de paso, que el próximo domingo el DEMRE de la Universidad de Chile publicará los resultados de la PSU, para dar paso, durante la próxima semana, al proceso de postulación a las universidades del Consejo de Rectores más los planteles privados adscritos al proceso de admisión.