Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 17 de mayo de 2022

Escritorio MENÚ

Diferencias entre Gobierno y legisladores retrasa nuevo sistema de financiamiento para FF.AA.

Durante el fin de semana el titular de Defensa, José Antonio Gómez, y el comandante en jefe del Ejército, Humberto Oviedo, se refirieron a la posibilidad de modificar la Ley Reservada del Cobre. Sin embargo, el senador Alejandro Guillier, presidente de la Comisión de Defensa, señaló que la falta de consensos al interior del Gobierno ha postergado la tramitación de la iniciativa.

Victoria Viñals

  Lunes 28 de diciembre 2015 11:57 hrs. 
Ministerio de Defensa

Desde que se conoció el fraude fiscal ocurrido en el Ejército, a través de la apropiación indebida de fondos derivados de la Ley Reservada del Cobre, diversos sectores han impulsado un llamado para derogar esta Ley como método de financiamiento a las Fuerzas Armadas.

El ministro de Defensa, José Antonio Gómez, indicó que el Ejecutivo se encuentra actualmente trabajando en un proyecto de ley que permita modificar la normativa legal. Sin embargo, descartó que esta nueva fórmula pase por una distribución vía Ley de Presupuestos.

Por su parte, el Comandante en Jefe del Ejército, Humberto Oviedo, declaró que no le corresponde defender una forma de financiamiento determinado, al tiempo que exigió ser muy cuidadosos con la mantención de la capacidad militar del país.

El senador Alejandro Guillier, presidente de la Comisión de Defensa, señaló que la falta de consensos al interior del Gobierno ha postergado la tramitación de un proyecto de ley que permita derogar la normativa actualmente vigente.

“El Gobierno no los había movido antes porque no había acuerdo entre el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Hacienda, de cómo hacer la nueva norma de financiamiento de las Fuerzas Armadas. Pero la idea sería vía presupuesto. Segundo, un presupuesto plurianual, donde se habla de cuatro años. Y además tendría que tener características de una discusión que es un fondo de contingencia, que algunos debaten, o una suerte de piso mínimo”.

Según el senador Guillier, las directrices del nuevo proyecto parecieran estar más o menos consensuadas entre todos los sectores políticos.

Contrariamente a lo sostenido por el Ministro de Defensa, en el Congreso se estaría hablando de financiamiento a través de la Ley de Presupuestos plurianual, con plazos de revisión y discusión cada cuatro años.

Además, se piensa establecer fondos de contingencia o pisos mínimos que permitan asegurar que las Fuerzas Armadas podrán proyectar sus gastos en el largo plazo.

El abogado Álvaro Castañón, director de fundación Multitudes y ex integrante de la Comisión Engel, advirtió que desde su punto de vista es necesario alcanzar un mecanismo intermedio en que se les exija a las Fuerzas Armadas ser transparentes, salvo en aquellos casos que comprometan la seguridad nacional.

“Por el tenor del gasto que ellos tienen, del armamento que es caro, efectivamente tienen que ser un gasto importante dentro del presupuesto. Pero una cosa es creer que el gasto reservado soluciona de por sí el problema. Y otra es creer que en realidad puede existir un mecanismo cien por ciento transparente”.

En ese sentido, detalló que “hay que llegar a una línea intermedia, donde se les exija a las Fuerzas Armadas transparencia en aquello puntos donde de verdad no está comprometido el interés de la seguridad nacional. Y en otros casos donde sí hay un temor plausible de que la seguridad nacional se pueda ver afectada, por último que se le rinda cuenta reservada a la Contraloría”.

Por su parte, el comandante en jefe del Ejército anunció una serie de cambios dentro de la institución orientados a obtener un mejor control administrativo.

La firma electrónica para todo tipo de facturas, la incorporación de una auditoría externa y la inclusión de módulos en el sistema financiero para tener una trazabilidad de los recursos más ordenada, son algunas de las medidas que esperan comenzar a implementarse en el aparato castrense a partir de 2016.