Diario y Radio U Chile

Año XI, 14 de diciembre de 2019

Escritorio

Directora DEMRE: “No es la PSU la que segrega, sino que el sistema educacional”

En el marco del proceso de admisión a las universidades 2016, la directora del organismo encargado de la Prueba de Selección Universitaria, se mostró dispuesta a evaluar nuevos mecanismos. Además, investigadores del área de educación se refirieron a la disminución de los puntajes máximos nacionales.

Victoria Viñals

  Lunes 28 de diciembre 2015 9:07 hrs. 
PSU

Este fin de semana el Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (DEMRE), dio a conocer los puntajes de la PSU para el proceso de admisión a las universidades 2016. Este año solo 65 alumnos obtuvieron puntajes máximos nacionales, cifra que representa una disminución de un 75 por ciento en comparación al proceso anterior, donde 253 estudiantes obtuvieron el resultado perfecto.

Leonor Varas, directora del DEMRE, señaló que como institución ven el resultado de este proceso “con satisfacción, pero también con espíritu crítico”. Además rescató las palabras del rector de la Universidad de Valparaíso y vicepresidente ejecutivo del CRUCH, Aldo Valle, señalando que “no es la prueba la que segrega, es nuestro sistema educacional”.

La directora del organismo también abrió la posibilidad de pensar en mecanismos de selección que pudieran resultar más inclusivos que la actual PSU.

Cristian Bellei, investigador del Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) de la Universidad de Chile, analizó los resultados expuestos y dijo que esta disminución en el total de puntajes nacionales no resulta significativa dentro del universo general de estudiantes que rindieron la prueba.

Por su parte, el investigador de la Fundación Nodo XXI Víctor Orellana, explicó que la pregunta por el sistema de selección resulta distractora del tema de fondo, que sería, a su juicio, la cantidad de vacantes disponibles en la educación superior y la planificación que de éstas realice el Estado.

“Con la PSU e incluso con el ranking se siguen cometiendo injusticias, porque le das a entender a la sociedad que el acceso a la universidad es fundamentalmente competitivo y la educación no debe ser vista como una competencia. La verdadera pregunta no es si vamos a cambiar la PSU por el ranking, sino que si tenemos un montón de gente que quiere entrar a la universidad. Primero si tiene el derecho y, segundo, cuántos cupos estamos ofreciendo para que efectivamente pueda ejercer ese derecho sin quedarse afuera por 20 o 30 puntos menos”, señaló Orellana.

De los 65 puntajes máximos nacionales, el 74 por ciento corresponde a alumnos del sistema privado, lo que plantea la pregunta respecto a la distribución de los recursos y, en definitiva, quiénes son los estudiantes que podrán optar a la gratuidad impulsada por el Gobierno desde el próximo año.

El plazo para postular a las instituciones de educación superior se extiende hasta este jueves 31 de diciembre a las 13:00 horas.