Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 19 de agosto de 2022

Escritorio

Fortaleciendo la Educación Pública: La Experiencia del Liceo Gabriela Mistral


Miércoles 6 de enero 2016 12:52 hrs.


Compartir en


El Liceo Gabriela Mistral (LGM) se encuentra en un proceso de fortalecimiento con el propósito de recuperar la calidad y el prestigio que tuvo en el pasado. En efecto, el  LGM fue fundado en marzo de 1946 como uno de los tres liceos de experimentación en que se pusieron a prueba una serie de reformas educativas que posteriormente se aplicaron en todos los liceos del país. El espíritu de las reformas fue cambiar el carácter “selectivo” de los liceos tradicionales, que apuntaba a preparar  una élite de alumnos para las universidades, por un carácter “distributivo” que se hiciera cargo de la masificación de la educación y permitiera a los estudiantes elegir alternativas de desarrollo futuro de acuerdo a su vocación y aptitudes.

Las reformas e innovaciones, revolucionarias para su época, abarcaron diferentes ámbitos. En primer lugar el carácter co-educacional (mixto) del LGM resultó enriquecedor para toda la comunidad escolar. En segundo lugar, la metodología educativa, orientada a facilitar el aprendizaje de los estudiantes, estuvo basada en métodos “activos” como talleres, laboratorios, proyectos y trabajos en grupo, aulas flexibles  y actividades correlacionadas (desarrolladas simultáneamente por  todo el liceo). Adicionalmente, se diseñaron planes de estudios con asignaturas comunes, electivas y diferenciadas que, apoyadas en un servicio de orientación, permitió a los estudiantes elegir la alternativa más apropiada.

Por otra parte, los liceos de experimentación tuvieron también el propósito de preparar a los estudiantes para la vida ciudadana en una sociedad democrática. En este aspecto, el método educativo fue también activo, participativo y vivencial. A nivel de curso, se crearon los consejos de curso con directivas y comités de trabajo. A nivel de todo el Liceo, se eligió un gobierno estudiantil y se constituyeron “comités centrales”. Todo lo anterior en un régimen de auto-disciplina, en que los mismos estudiantes aprobaron una constitución y diseñaron y controlaron las reglas de convivencia. Adicionalmente, se constituyeron Clubes (artísticos, culturales, científicos, deportivos, literarios, etc) que respondían a las aficiones e intereses comunes de los  estudiantes de distintos niveles.

La reforma del “Liceo Único” de 1953 amenazó la existencia del LGM, pero la comunidad gabrielina logró defender su carácter “de experimentación” que se desarrolló con mayor amplitud a partir de 1961 en su nuevo y definitivo local de la Avenida Independencia (paralelamente a la residencia definitiva de los restos de Gabriela Mistral en Montegrande). El ciclo de experimentación finalizó en 1970, con la licenciatura de la última generación  de estudiantes de sexto de humanidades y que contó con la presencia del ex-alumno Mario Astorga, primer Ministro de Educación del Presidente Allende. Al año siguiente, egresó la primera generación de IV año de  Educación Media de acuerdo a la reforma educacional iniciada en 1965. En cualquier caso, la comunidad gabrielina mantuvo  el espíritu progresista y democrático de su sistema educativo hasta 1973.

Posteriormente, desde 1973 la educación fue intervenida y se restringieron los espacios de participación y de innovación, culminando en los años ochenta con la municipalización de los liceos públicos en el marco de una política general de favorecer la privatización de  la educación. En los últimos años ha surgido un movimiento social y educativo que apunta a recuperar la calidad de la educación pública. En ese contexto, la comunidad gabrielina está realizando un esfuerzo por revertir la historia reciente de disminución paulatina de su alumnado y fortalecer su quehacer adaptándolo al tiempo presente y proyectándolo a futuro.  De hecho, de tener cerca de mil estudiantes a comienzos de los setenta, el LGM bajó su matrícula a menos de 200 estudiantes a comienzos del 2010.

Actualmente, la comunidad escolar está terminando el proceso de elaboración de su Proyecto Educativo Institucional (PEI) que redefine y actualiza la visión y la misión del Liceo y todos los aspectos de su gestión. Adicionalmente,  se  trabajó en compatibilizar el PEI con las exigencias del proyecto “Liceo Sello” que seleccionó al LGM para renovar y ampliar su infraestructura, contemplando la construcción de un nuevo pabellón en el sector Sur del patio central.

Adicionalmente, desde mediados del 2015 se constituyó una mesa territorial de apoyo al fortalecimiento del LGM en la que participan representantes de los actores de la comunidad escolar, del Seremi de Educación, de la Universidad de Chile, de la Municipalidad de Independencia, de ex alumnos del LGM y de diversas organizaciones comunitarias y vecinales. La mesa está trabajando en diversos sub-proyectos que pretenden apoyar la implementación futura del PEI. En el mes de noviembre de 2015 se organizó una Jornada de Ciudadanía Escolar que recabó iniciativas e información de todos los estamentos (profesores, alumnos, asistentes de la educación, apoderados) con el fin de complementar y enriquecer el PEI y planificar las actividades de apoyo que se pretende implementar a partir del año 2016, coincidiendo con el aniversario número 70 del LGM.

El actual carácter multicultural y multinacional de los alumnos y apoderados del LGM, la distinta proveniencia institucional de sus profesores (de hecho el Liceo acogió a estudiantes y profesores de un colegio subvencionado del sector que cerró sus puertas) y la convivencia de distintos niveles educativos (básico, medio, adulto) permiten augurar una enriquecedora experiencia educacional, cívica y democrática que esperamos se convierta en un hito en la recuperación del Liceo y del fortalecimiento de la educación pública en el sector. El éxito de este emprendimiento podría, como en el pasado, servir de ejemplo para otros liceos públicos de la comuna, de la región y del país.

*El autor es académico de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile.