Diario y Radio U Chile

Año XII, 24 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

Nuevo presidente de la Corte Suprema: Ley es insuficiente para casos de corrupción

El magistado Hugo Dolmestch señaló además que el Poder Judicial está "libre" de hechos deshonestos. "Nadie podría decir que hay jueces o ministros corruptos o que tengan una mala costumbre", recalcó.

Héctor Areyuna

  Miércoles 6 de enero 2016 19:14 hrs. 
1052373_909044605858305_4056760773447609654_o





Este miércoles Hugo Dolmestch asumió como presidente de la Corte Suprema. En la ocasión, coincidió con su antecesor, Sergio Muñoz, asegurando que los actos de corrupción conocidos en el último tiempo son “excepcionales”.

Hasta diciembre de 2015 Dolmestch fue el vocero del Poder Judicial y al asumir la Presidencia, aseguró que los Tribunales se han visto afectado por la crisis de confianza en las instituciones. “A mi me parece que en el Poder Judicial, que es el encargado de juzgar, nadie podría decir que hay jueces o ministros corruptos o que tengan una mala costumbre”, dijo.

En ese sentido, Hugo Dolmetsch coincidió en la idea de modificar las penas que actualmente  hay sobre los casos de colusión: “La legislación se ha quedado corta. El grupo de delito que considera el Código Penal no es suficiente para juzgar conductas modernas”, apuntó.

“Un caso típico es el de las farmacias, cuando ocurrió no teníamos cómo condenar. Entonces recurrimos a principios generales del derecho, porque estamos obligados a investigar, a sancionar, a fallar”, sentenció.

El presidente de la Corte Suprema se refirió a casos de Derechos Humanos, considerando que varios le tocó fallar como juez, aplicando una política de “condena pero no encarcelamiento”, lo que posteriormente fue conocida como la “doctrina Dolmetsch”.

Sobre el eventual cierre del Penal Punta Peuco aseguró que habría que estudiar muy bien una decisión de ese tipo y agregó que siempre fue partidario de terminar con los pactos de silencio, ya que en las causas que llevó están todos los ex uniformados confesos y condenados, “la pena es otro tema”, señaló.