Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 9 de agosto de 2022

Escritorio

Continúan negociaciones en horas claves para la Reforma Laboral

Tras el plazo de 48 horas que se autoimpuso el Gobierno para conseguir un acuerdo en la materia, el Ejecutivo enfrenta horas cruciales en la antesala de la discusión y eventual votación del proyecto que busca desplazar el Plan Laboral de la Dictadura, en medio del anuncio de la oposición de llevar el proyecto al TC.

Victoria Viñals

  Martes 19 de enero 2016 20:44 hrs. 
Valdés-Rincón2

Compartir en

Para horas de la tarde estaba programada la discusión de la Reforma Laboral en el pleno de la Cámara Alta. Pese a que se proyectaba que la votación se realizaría en la misma instancia, la extensión de la discusión de la Ley de Partidos “hasta total despacho”, retrasó la diligencia del proyecto en segundo trámite constitucional.

Pese a la eventual extensión de la votación, el Ejecutivo continúa tratando de alcanzar acuerdos en puntos cruciales de la Reforma, donde todavía no existe consenso definitivo al interior de la Nueva Mayoría.

La senadora y miembro de la Comisión del Trabajo, Adriana Muñoz, señaló que aunque los puntos críticos de la negociación se han ido acordando paulatinamente, continúan bajo cuestionamiento aspectos centrales.

Además, la senadora confirmó que en lo relativo a las llamadas “adecuaciones necesarias”, el Gobierno ya habría tomado una decisión, descartando finalmente incluir una indicación al respecto.

Recordemos que esta indicación realizada por el Ejecutivo, fue rechazada por la comisión de Trabajo del Senado, porque abriría caminos explícitos al reemplazo en huelga, asunto que contravenía el espíritu general de la ley.

Subcontrato

Otro de los aspectos claves en esta materia, tiene que ver con una indicación presentada por los senadores Hernán Larraín y Andrés Allamand, que permite a las empresas principales cambiar de contratista cuando sus trabajadores están en huelga.

Aunque técnicamente esta estrategia no constituye un reemplazo, la fórmula es una vulneración del derecho a huelga, en el entendido en que los trabajadores que prestan servicios de subcontratación trabajan en el espacio productivo de la principal.

El abogado experto en Derecho Laboral, José Luis Ugarte, explica que esta indicación resulta contraria a un dictamen emitido por la propia Dirección del Trabajo donde se señala que prácticas de este tipo son constitutivas de vulneraciones al derecho a huelga.

Además “estaría en contra de la retórica triunfalista de Javiera Blanco (ex Ministra del Trabajo e impulsora de la reforma), que levantaba este cambio como una derogación del Plan Laboral y como un empate de cancha”, afirmó.

Extensión de beneficios

Otro punto que aún no ha sido resuelto es el de la “Extensión de beneficios”. En esta materia, el gobierno propone que las partes podrán acordar la aplicación general o parcial de sus estipulaciones a todos o parte de los trabajadores de la empresa sin afiliación sindical. Así, para acceder a los beneficios dichos trabajadores deberán aceptar la extensión y obligarse a pagar la totalidad de la cuota ordinaria de la organización sindical, según lo establezca el acuerdo.

El presidente de la UDI, Hernán Larraín,  ha señalado que de aprobarse la propuesta del Ejecutivo en esta materia, llevarán el proyecto al Tribunal Constitucional por considerar que, de alguna manera, se fuerza a los trabajadores a sindicalizarse.

El diputado de Renovación Nacional, Nicolás Monckeberg, señaló que “si el Gobierno, como ya lo ha hecho en otros proyectos de ley, actúa de manera tozuda, cerrándose al diálogo y no corrige el proyecto, nosotros vamos a ir a los Tribunales para defender el derecho de los trabajadores”.

En opinión del parlamentario “los derechos laborales son derechos de los trabajadores antes que de ninguna otra organización”. Además, explicó que antes de recurrir a Tribunales esperan “convencer al gobierno durante la tramitación de la ley”.

El proyecto ingresado el 29 de diciembre de 2014, ha sufrido más de 800 modificaciones por parte de los parlamentarios y del gobierno.

Ugarte: “La Reforma es un disparate”

Tanto en relación a los puntos claves como en materia de las líneas generales de la Reforma, José Luis Ugarte, calificó el proceso como un “disparate total”. El académico argumentó que “ya no sólo no cumple con los objetivos originales, sino que busca que no hayan más retrocesos, que es también la retórica actual de la CUT”.

En opinión del experto, el punto principal de la Reforma no es devolver derechos colectivos, sino dar mayor flexibilidad laboral “lo que va a significar más jornadas para los trabajadores y menores remuneraciones (…) El proyecto va a dejar a los trabajadores en peor pie que el Plan Laboral que la dictadura. Por lo tanto significa un retroceso general”.

Se espera que la reforma sea aprobada antes del 31 de enero, donde pasaría a la Cámara de Diputados, para su tercer trámite constitucional. De no aprobarse en esta instancia, la iniciativa, punto prioritario de la agenda de Michelle Bachelet, sería zanjada en una Comisión Mixta.

Síguenos en