Diario y Radio U Chile

Año XIII, 22 de enero de 2021

Escritorio MENÚ

Autor de libro de Ponce Lerou: “Empresario financió campañas políticas para protegerse”

Un informe contratado por SQM identificó 159 pagos a personas políticamente expuestas. Entre los principales proveedores destacan Cristián Warner, Giorgio Martelli, Cristina Bitar y el ex presidente Piñera. La UDI es el partido más beneficiado.

Claudio Medrano

  Jueves 21 de enero 2016 14:00 hrs. 
Julio Ponce


El 15 de diciembre pasado el estudio de abogados estadounidense Shearman & Sterling presentó ante el comité ad hoc de directores de SQM un informe que fue remitido, posteriormente, a la Superintendencia de Valores y Seguros y al Ministerio Público, que decretó su reserva.

En él se describe el proceso de investigación y se sintetizan los hallazgos que se pueden resumir en tres materias: controles internos, pagos cuestionados y evaluación de los riesgos de soborno.

La empresa minera no metálica SQM ha realizado tres rectificaciones tributarias ante el SII, por un total de 14 millones 747 mil 125 dólares en seis años. La contabilización completa incluye 1.425 pagos corregidos y 223 proveedores únicos. Los peak de estos pagos se realizaron en años de elecciones, como las presidenciales de 2009 y las municipales de 2012.

El informe incluye además a los 20 proveedores principales rectificados, dentro de los que aparecen Luis Saldías (ex asesor de Ponce Lerou), Cristián Warner (ex jefe de campaña de Marco Enríquez-Ominami), Sebastián Piñera, Giorgio Martelli, Cristina Bitar, Marcelo Rozas, Carlos Ominami y Pablo Longueira.

El 96 por ciento de estos pagos rectificados fue aprobado por el ex gerente general de SQM Patricio Contesse.

Si bien el estudio concluye que no se encontró evidencia de pagos con el fin de inducir a funcionarios públicos a actuar o abstenerse de hacerlo con el objetivo de ayudar a SQM a obtener beneficios económicos, sí concluye que ciertos pagos pudieron haber sido motivados por el deseo de tener la benevolencia de políticos hacia SQM o al propio Contesse.

A nivel de partidos, el desglose indica que un 45 por ciento de los pagos está ligado a la UDI, el 11 por ciento a RN, el 10 por ciento a la DC, un 8 por ciento al PRI, 7 por ciento al PS y un 3 por ciento al PR y al PPD.

Hernán Larraín, presidente de la UDI, comentó las conclusiones de este estudio. “Yo tengo una sola doctrina en estos hechos, no somos comentaristas de las situaciones o de los pasos que se van dando en las distintas investigaciones, solo los comentaremos cuando los procesos concluyan”.

Similar postura expresó el ministro vocero de Gobierno, Marcelo Díaz. “Nos parece que en todos esos casos deben seguir adelante las investigaciones de la Fiscalía. Nosotros debemos ser respetuosos de las investigaciones penales y las responsabilidades políticas las deben asumir los responsables políticos”.

La tercera parte del informe incluye el detalle de diez emisores: el ex subsecretario de Minería de Sebastián Piñera, Pablo Wagner, el senador socialista Fulvio Rossi, el desaforado senador Jaime Orpis, renunciado a la UDI, y Pablo Longueira, con el cual se ligan cerca de 20 proveedores.

Posteriormente se menciona a los DC Roberto León y Marcelo Rozas, el contador Luis Saldías, el abogado Roberto Guzmán y finaliza con Giorgio Martelli y Cristián Warner.

Las razones de la cercanía de Ponce Lerou con la política

El informe devela las extensas redes de Julio Ponce Lerou que abarcan, prácticamente, a todo el espectro político. Al respecto Radio Universidad de Chile conversó con el autor del libro Todo sobre Julio Ponce Lerou, Manuel Salazar, quién explicó cómo el ex yerno de Augusto Pinochet comenzó a crear sus lazos con el mundo político.

“A comienzos de los 90, él empieza a financiar publicidad en la revista Hoy. Dicha publicación en ese momento era propiedad de Marcelo Rozas, un connotado gestor político de la Democracia Cristiana, muy cercano a Soledad Alvear y Gutenberg Martínez. A partir de ahí Julio Ponce comienza a gestar su relación con la política, a través de la Democracia Cristiana”, detalló Salazar.

El autor comentó además la forma en la que Ponce Lerou consolidó esa relación durante los gobiernos de la postdictadura. “Termina el gobierno de Aylwin y empieza a vincularse con ejecutivos que trabajaban con Frei y más tarde se da cuenta que probablemente el próximo presidente sea un socialista, Ricardo Lagos, y establece vínculos con gente cercana al PS. Lo ayuda mucho Enrique Correa, pero también se vincula con Osvaldo Puccio y otra gente que poco a poco se ha ido sabiendo”.

Salazar se refirió además al interés que tiene Ponce Lerou en afianzar dichos lazos. “Después de los 90 él sabe que tarde o temprano van a empezar a revisar cómo se quedó con Soquimich, cómo se hizo cargo de los salares donde está explotando el litio y para eso necesita protección y la consigue con dinero, financiando campañas políticas”.

Esta relación transversal entre Ponce Lerou y el mundo político se grafica en el estudio con la serie de reuniones que tuvo Patricio Contesse con siete políticos en tan solo 48 horas.

De acuerdo al informe, el 19 de mayo de 2014, el ex gerente general de SQM recibió al entonces senador de la UDI Jovino Novoa, así como a los diputados gremialistas Ernesto Silva y Javier Macaya, que habían sido electos recientemente en la directiva de ese partido. Luego recibió a Pablo Zalaquett y Carlos Ominami.

Al día siguiente, en tanto, se reunió con Pablo Longueira y Cristián Leay, ambos de la UDI. Además, se constatan llamados telefónicos que Contesse efectuó a los senadores Fulvio Rossi y Guido Girardi.