Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 22 de mayo de 2022

Escritorio

Grupo Penta habría usado recaudación de Teletón para intereses personales

Preocupación ha generado la revelación de ex fiscalizador del Servicio de Impuestos Internos que afirma haber escuchado sobre estas irregularidades. Dicho testimonio es parte de la investigación que lleva adelante el fiscal Carlos Gajardo en contra del grupo económico, de propiedad de Carlos Délano y Carlos Lavín.

Claudio Medrano

  Viernes 22 de enero 2016 15:04 hrs. 
Carlos Délano Teletón

Fue en el marco de la declaración que el ex fiscalizador del Servicio de Impuestos Internos (SII) Iván Alvarez realizó ante el fiscal Carlos Gajardo, cuando mencionó una conversación que tuvo con el fallecido martillero Jorge Valdivia, en la cual reconocía haber escuchado, sin mencionar de parte de quién, que el Grupo Penta utilizaba los dineros recaudados por la Teletón.

“Durante el tiempo que tuve contacto con Jorge Valdivia, él me contó que de acuerdo a lo que él había escuchado en Penta, ignoro de quién, los dineros que la Teletón recaudaba a través del Banco de Chile, posteriormente los usaba el grupo Penta. No recuerdo si eran depositados en el Banco Penta o a través de algunas de las sociedades del grupo y que luego eran devueltos a la Teletón. Con esto, en Penta tenían cash o dinero en efectivo de manera expedita y fácil y luego se devolvía a la Teletón”, declaró Álvarez.

Y agrega: “Esto fue un comentario que me hizo Jorge Valdivia, pero a mí no me consta que esto fuera real o que ocurriera. Esto me lo contaba Valdivia solo como un pelambre, sin ninguna razón de que yo hiciera algo. Yo nunca verifiqué que esto fuera así”.

Esta revelación generó molestia en los actores vinculados al tema, como la conductora del programa Saliendo a Flote, de Radio Universidad de Chile, e integrante del Observatorio de Derechos Humanos de la Discapacidad de la misma Casa de Estudios, Carolina Pérez.

Para la académica, es necesario que se investiguen en profundidad estos antecedentes. “Sin duda se debería hacer una auditoría. Desde que se destapó esto, debiese ser investigado por un tema de transparencia”.

Carolina Pérez añadió que es necesario hablar además del fondo de este debate y que tiene que ver con la “manipulación emocional” que Teletón y su show de televisión han hecho durante estos años. “Hoy día somos personas en situación de discapacidad y hoy somos vistos como objetos de caridad y no como sujetos de derechos. Y eso también lo dijo la Organización de Naciones Unidas. Es tiempo que la gente abra los ojos y que den espacio a que las personas en situación de discapacidad somos sujetos de derecho y no de caridad. Por ende este programa debe terminar”.

Por su parte, el diputado socialista Daniel Melo, integrante de la Comisión de Desarrollo Social de la Cámara, expresó su preocupación por estas revelaciones. “Entiendo que hay un proceso de investigación y me parecería muy grave que los tentáculos de Penta se extiendan a una obra benéfica como la Teletón y se juegue con la solidaridad de los chilenos”.

Cabe recordar que Carlos Alberto Délano fue durante 17 años integrante del directorio de Fundación Teletón, hasta que renunciara en septiembre de 2014, luego de la denuncia que interpuso el SII por fraude tributario.

Desde la Fundación Teletón, en tanto, rechazaron las acusaciones, a través de un comunicado, asegurando que “todos los recursos recaudados por la institución son auditados periódicamente por empresas reconocidas e íntegramente utilizados en la rehabilitación de los más de 28 mil niños y jóvenes que se atienden cada año y en la operación de los 13 institutos Teletón del país”.

Asimismo, aclararon no entender “las motivaciones para intentar dañar la imagen de una institución que es sinónimo de orgullo, unión y solidaridad en el país y el extranjero, y que realiza una función tan loable como entregar rehabilitación integral a las personas más vulnerables de la sociedad como son los niños y jóvenes con discapacidad. La necesidad de noticia no puede ser excusa para dar tribuna a declaraciones sin fundamento, pues además se desvía la atención de investigaciones serias que buscan responsabilidades por delitos económicos”.