Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Las dudas que rodean la elección del nuevo director ejecutivo del GAM

El sindicato del Centro Cultural Gabriela Mistral mira con escepticismo el proceso de selección, que tiene cinco candidatos finales y culminará en los próximos días. Alegan falta de participación y creen que se puede mantener el modelo de gestión "empresarial y lejano con los trabajadores" que marcó el periodo de Alejandra Wood.

Rodrigo Alarcón

  Sábado 23 de enero 2016 9:48 hrs. 
gam



Una mezcla de expectación e inquietud rodea por estos días a los trabajadores del Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM). Esta semana, el directorio de la corporación que administra el espacio deberá elegir a su nuevo director ejecutivo, quien asumirá el cargo al que renunció Alejandra Wood en septiembre pasado, luego de cinco años a la cabeza de la entidad.

El GAM está en la última etapa de un proceso que se inició hace meses y que condujo la consultora externa Proqualitas, la cual recibió los antecedentes de más de 200 postulantes. De ellos, finalmente, cinco fueron seleccionados para ser entrevistados por el directorio. Se trata de Pamela López, directora ejecutiva del Teatro Universidad Católica; Felipe Mella, director de Balmaceda Arte Joven; Constance Harvey, directora del Teatro Municipal de Temuco; Carmen Gloria Larenas, gerenta de programación artística y comunicaciones del Teatro del Lago; y Cecilia Bravo, directora comercial y de marketing de la Fundación Corpartes.

Quien se adjudique el cargo manejará un centro cultural que recibe más de un millón y medio de personas al año, con un presupuesto de más de tres mil millones de pesos. Además, tendrá que liderar a un equipo de más de 80 trabajadores de planta que en el último año y medio han vivido una serie de conflictos. Por eso, el sindicato de trabajadores del GAM sigue con atención el proceso. Y aunque en su momento valoraron que el puesto “no sea seleccionado a dedo”, hoy observan el proceso con menos optimismo y dicen sentirse “ajenos”.

“Vemos que en estos nombres hay cosas que se mantienen respecto de las relaciones laborales”, dice Simón Bousquet, presidente del Sindicato GAM. “Si bien no todos tienen esos problemas, de fuentes conocidas sabemos que en Balmaceda hay muchos contratos encubiertos, que Corpartes es una empresa privada que tiene multirut y que la gente trabaja con artículo 22 del Código del Trabajo”, detalla.

A eso hay que añadir que Constance Harvey vivió un conflicto con el Coro del Teatro Municipal de Temuco hace tres años, cuando decidió no renovar el contrato del director Eduardo Gajardo, lo que provocó la renuncia de casi 50 integrantes de la agrupación. Por otra parte, tampoco ven con buenos ojos que el presidente del directorio, Ramón López, haya sido hasta hace poco decano de la Facultad de Artes de la Universidad Católica, de la cual depende el teatro que hasta ahora dirige Pamela López.

“Analizando desde afuera a los cinco candidatos, hay un criterio que pedimos que fuera estudiado con mucha detención y que se mantiene, que es el tema de las relaciones laborales. No sabemos si el modelo de gestión anterior, más bien empresarial y lejano con los trabajadores, se va a mantener. Eso nos importa en demasía”, señala Simón Bousquet.

“No tenemos un candidato, porque no nos compete elegir al patrón, pero sí creemos que hay requisitos básicos”, añade Paula González, tesorera del sindicato. “Nos parece que en la mayoría de las personas anunciadas hay cosas que deberían investigarse e indagarse más, que tienen que ver con el trabajo que ellos desempeñan en este momento y el tipo de relaciones laborales que se ejercen en esos espacios”, dice.

Asimismo, en el sindicato no quedaron conformes con el nivel de participación que tuvieron en el proceso de búsqueda de un nuevo director ejecutivo. Aunque Simón Bousquet fue entrevistado por Proqualitas y pudo entregar su visión sobre el perfil que debería tener el nuevo director ejecutivo, “una sola persona no puede dar las sensibilidades de las demás personas que van a trabajar con este director- señala. No es que queramos elegir a nuestro jefe, pero queremos que se nos escuche. Hay una diferencia entre elegir a nuestro jefe y tener poder de voz”.

Finalmente, hay otro punto que preocupa al sindicato. Una de las principales tareas del nuevo director ejecutivo será la construcción de la segunda etapa del GAM, que ya está en marcha y contempla una gran sala para casi dos mil personas. “Entre los trabajadores hay una gran incertidumbre, porque no ha quedado claro cuál será el modelo de gestión y de trabajo. La persona que asuma la dirección ejecutiva debería tomar las riendas de este proyecto y develar de qué manera se van a involucrar los trabajadores en él. Nos llama la atención que incluso, por parte de algunos directores, se ha comentado que hay áreas que no tienen participación, como la de audiencias, por ejemplo. La misma planta técnica no tiene claridad sobre si va a crecer y tomar ese proyecto o no. Aún está muy poco claro cómo se proyecta este nuevo espacio en relación a su planta de trabajo”, explica Paula González.

Aunque no existe claridad sobre la fecha exacta en que se dará a conocer el nombre del nuevo director ejecutivo del GAM, la determinación no pasará de esta semana.