Diario y Radio U Chile

Año XII, 25 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Acusan presiones para que renacionalización del cobre siga “durmiendo” en el Congreso

Desde el propio Congreso, así como entre los economistas, existen quienes están convencidos que los recursos naturales debiesen volver a manos del Estado. Es lo que busca un proyecto de ley que permanece hace seis meses en la Comisión de Constitución de la Cámara.

Fernando Seymour

  Martes 26 de enero 2016 9:55 hrs. 
Renacionalización cobre


En la década del ’60 se hablaba de “chilenización del cobre”, como parte de la “revolución en libertad” propuesta durante el gobierno de Eduardo Frei Montalva. Surgía la posibilidad de intervenir en la propiedad y dirección de la gran minería del cobre. Esto, a través de la asociación con los capitales extranjeros. Sin embargo, no sería suficiente.

Se instalaba así la idea de una completa nacionalización del mineral. De hecho, algunos años después, con Salvador Allende como presidente, se concretó el deseo de muchos. No solo nacionalizar. También estatizar. Un proceso que finalizó el 11 de julio de 1971, con el Congreso Nacional aprobando por unanimidad la enmienda constitucional.

El propio Allende reconocía ese día que se trataba de un “acto soberano que incluso está consagrado en las resoluciones de las Naciones Unidas, que establecen que los países tienen derecho a nacionalizar sus riquezas básicas”.

Un hecho que incluso ha llevado a los actuales legisladores a aprobar esa fecha como el “Día de la Dignidad Nacional”. Sin embargo, no todos piensan igual en la Comisión de Minería y Energía de la Cámara de Diputados.

“El proyecto es bueno. Recordar una fecha así es un hecho positivo, pero analizado en el contexto de hoy, se transforma en una burla”. El planteamiento del diputado independiente Gaspar Rivas también recuerda que el cobre ha sido desnacionalizado en dictadura e incluso en democracia, con recursos que nuevamente se han entregado al ámbito privado.

Por ello, considera que no basta con hechos simbólicos. “Esa dignidad a la que hace referencia el proyecto ya no existe, porque el cobre se desnacionalizó. No tengo la convicción de apoyar esa iniciativa, en las circunstancias que vive hoy nuestro país”.

A esos antecedentes, el economista Julián Alcayaga, director del Comité de Defensa y Recuperación del Cobre, agrega que la nacionalización llevada a cabo en 1971 solo correspondió a cinco empresas. Asimismo, advierte que en la Constitución de 1980 quedó vigente la reforma constitucional del presidente Salvador Allende.

“Eso significa que cualquier presidente de la República puede nacionalizar cualquier empresa de la gran minería por un simple decreto. Pero para que eso sea posible, naturalmente hay que tener un presidente inteligente y con coraje, como lo tuvo Allende, para hacer esa nacionalización. Esos presidentes no lo hemos tenido desde 1973 en adelante”.

Un proyecto que “duerme” en la Comisión de Constitución

En julio de 2015, el diputado Rivas presentó un proyecto de ley que busca, precisamente, la renacionalización del cobre, así como establecer normativas especiales a las grandes empresas que operan en el país. “Como era de esperar, la Comisión de Constitución lo está haciendo dormir el sueño de los justos”, acusa el parlamentario.

En ese sentido, advierte que hoy más que nunca es fundamental que el Gobierno le otorgue urgencia a dicha iniciativa. “Lamento que mis colegas parlamentarios no tengan la misma concepción estratégica respecto de los recursos naturales, como para entender que éste es un proyecto que debe ser tramitado y aprobado”.

Y si bien asegura no ser allendista, sí reconoce tener un lugar común con la figura del ex presidente. “Entender que los recursos naturales prioritarios no renovables del país, como el cobre, tienen que tener un rol estratégico en la economía. Es la gran riqueza natural que tenemos y que hoy está en manos, al menos en un 70 por ciento, de empresas privadas transnacionales que se lo roban al pagar un impuesto ínfimo, que lo pagan tarde, mal y nunca, haciendo malabares contables para aparecer siempre a pérdida y pagar la menor cantidad posible”.

Junto con destacar la propuesta del diputado Rivas, Julián Alcayaga también advierte que “como todos los proyectos de ley tienen que ser impulsados por el Ejecutivo, la iniciativa del diputado jamás será puesta en tabla si no existe interés del Gobierno. Y como tampoco existe dentro de la llamada izquierda de la Nueva Mayoría, es muy difícil que ese proyecto pueda avanzar”.

Presiones y lobby en favor de los grandes empresarios

“No necesito ver el lobby y la presión política para saber que existe”, asegura el diputado Rivas. Esto, al considerar la cantidad de miles de millones de dólares que están en juego “y que empezarían a perder las empresas mineras privadas transnacionales si se renacionalizara el cobre. Ante esa pérdida la presión política tiene que ser asfixiante”.

Por ello no duda en apuntar directamente a La Moneda y al Congreso, en alusión al temor político que asegura que existe en el Gobierno y entre los legisladores. “Especialmente los parlamentarios de la Nueva Mayoría, aquellos que lloran sínicamente por la añoranza de la nacionalización que realizó Salvador Allende, muchos de ellos no hacen nada por revertir esa situación”.

En ese contexto, Alcayaga reconoce que “siempre nos preguntábamos por qué habían tantos legisladores en favor de las transnacionales mineras. Y hace poco empezamos a darnos cuenta que existen empresas que le pagan a los diputados y senadores y también a gente del Gobierno, como es SQM. Y existen muchas otras”.

En ese sentido, explica que las transnacionales mineras no tienen la necesidad de actuar como lo ha hecho SQM, al solicitar boletas y facturas para cubrir esos gastos. “Ellas los sacan de las ganancias que obtienen a través de los bancos que poseen en los paraísos fiscales. De ahí pueden sacar la plata en forma anónima para pagarles a los políticos chilenos para que no se legisle a favor de una política de desarrollo en la minería”.

Considerando esas mismas presiones que denuncia, el diputado Rivas reconoce lo difícil que resulta que el proyecto se convierta en ley de la República. “Entre hacerlo y no hacerlo, prefiero presentarlo. Y, además, este proyecto busca ser un testimonio para generar conciencia en los chilenos y chilenas de que el cobre tiene que volver a ser del país”.

Y una última propuesta de Alcayaga. “Se podría crear una figura a través de los tribunales de Justicia, donde ilegítimamente las empresas de la gran minería se encuentran en manos privadas, porque constitucionalmente debería estar en manos de la nación. Aunque es muy difícil que eso también pueda ganar en los tribunales”.

En lo inmediato, el proyecto que busca renacionalizar el cobre sería trasladado, mediante votación en Sala, de la Comisión de Constitución a la de Minería y Energía, donde comenzaría, al menos, a discutirse.